Se va Mondragón y Kalb

PAULINO CÁRDENAS

Es un secreto a voces que el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Modragón y Kalb, quedará fuera del gabinete de seguridad que encabeza el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Se dice que la renuncia la ha propuesto él mismo pero que se manejará que deja el cargo por razones de salud, aunque parece que los motivos son otros. Uno de ellos, la falta de contundencia en las decisiones de la lucha contra el crimen organizado. Otro es que dentro de la estructura hay intereses que chocan con los propósitos ordenados por Enrique Peña Nieto, por lo que la famosa estrategia que ha querido ser diferente a la de Felipe Calderón, no ha funcionado. La dimisión del zar anticrimen será un revés para los propósitos planteados al inicio de su administración por el mandatario priísta en materia de seguridad.

¿Qué razones hay detrás? Una versión señala que la herencia de su antecesor, Genaro García Luna, sigue pesando en el ánimo de quienes quieren hacer guisos con huevo, pero no se atreven a romper la cáscara. La falta de ese producto por parte de algunos funcionarios que tienen que tomar duras decisiones en el combate a las mafias de los cárteles que operan en México, y el personal superviviente de la administración pasada en esa importante área, le habrían impedido al doctor Mondragón encontrar soluciones que le exige el cargo, ante el paradigma que ha significado para los dos gobiernos federales panistas y el actual priísta, el avance del crimen organizado en todo el país.

En el gobierno del Distrito Federal, Mondragón y Kalb fue secretario en dos ocasiones. Cuando Marcelo Ebrard era el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del DF –bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador–, se desempeñó como subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito. Uno de los programas que impulsó fue Conduce sin Alcohol, que buscaba disminuir los accidentes automovilísticos por causa del abuso de bebidas etílicas. En 2006, cuando Ebrard fue electo como titular del GDF, lo nombró secretario de Salud. Bajo su administración se emitieron los reglamentos para la interrupción legal del embarazo y para la protección a los no fumadores en la capital.

En julio de 2008 tras la renuncia de Joel Ortega a la SSP-DF, Mondragón y Kalb asumió la titularidad de esa dependencia, cargo que ocupó hasta el término de la gestión de Marcelo Ebrard Casaubón. Al inicio del sexenio de Peña Nieto fue designado como titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Vendría a susituir a Genaro García Luna, el consentido del gabinete de Felipe Calderón. Pero hay una versión más atrevida sobre por qué Mondragón y Kalb habría de dejar el importante cargo que ostenta.

Se afirma que sigue teniendo relación amistosa con Marcelo Ebrard Casaubón ya que se asegura que son compadres. Y el ex jefe de gobierno anda encampanado con querer ser Presidente de la República en 2018. Como todos saben, quiso ser el candidato de las izquierdas para lanzarse con el mismo afán en 2012, pero Manuel López Obrador se lo impidió. Esa versión habla de que las lealtades de Mondragón y Kalb están más con Marcelo Ebrard –porque al parecer los une el sionismo–, que con Enrique Peña Nieto o con Miguel Ángel Osorio Chong cuya relación es más pragmática y de coyuntura.

Se habla de que el titular de la Comisión Nacional de Seguridad pudiera dimitir ‘antes de fin de año’ por razones de salud. Si de veras es por razones de salud, ¿por qué no de una vez?. Ciertamente el funcionario es un hombre de edad, pero también es cierto que toda su vida ha cultivado las discplinas de las artes marciales en donde es un maestro reconocido internacionalmente. Dicho de otro modo, tiene mucha más vitalidad y fortaleza física que la gran mayoría de los miembros del gabinete. Es un deportista nato; no fuma, no bebe y lleva una vida recta y disciplinada. Su formación es militar.

Incluso ya se habla de quiénes podrían sustituirlo. El que empieza a ser nombrado con más insistencia, es el almirante Wilfrido Robledo Madrid, actual asesor del secretario de la Marina. Es quien más conoce los temas de seguridad nacional y seguridad pública; tiene el reconocimiento de diferentes países por su trabajo, y ha escalado todos los rangos dentro de la Marina. Es, además, el creador de la Policía Federal Preventiva (PFP), que en su gestión mostró su efectividad al desarticular bandas de secuestradores y liberar las instalaciones de la UNAM sin violencia, proyecto institucional que fue modificado en el gobierno de Vicente Fox. Con Zedillo el almirante estaba encargado de una unidad secreta del CISEN especializada en secuestros.

Bajo su coordinación fue famosa la detención de Daniel Arizmendi alias ‘El Mochaorejas’, por parte del agente Alberto Pliego Fuentes, quien luego falleció de cáncer en la cárcel. Arizmendi había secuestrado, entre otros, a Raúl Nava Ricaño, por quien exigía un rescate de 3 millones de dólares; al no acceder la familia, aconsejada por unos agentes ingleses en seguridad privada, recibió la oreja del joven estudiante hijo de un comerciante de la Central de Abastos. Era un ultimátum. Meses después fue hallado muerto en un depósito de cadáveres. El ‘Mochaorejas’ fue finalmente aprehendido en Cuernavaca, Morelos. El mérito fue de Pliego Fuentes, pero el mando y la estrategia los llevó Robledo Madrid, cuyo asistente en ese entonces era por cierto Genaro García Luna.

paulinocarden.wordpress.com

About these ads

Comentarios desactivados

Archivado bajo Se va Mondragón y Kalb

Los comentarios están cerrados.