Moreira acusó a Calderón

PAULINO CÁRDENAS 

El ex gobernador de Coahuila y ex dirigente del PRI, Humberto Moreira, demandó ante la Corte Penal Internacional de La Haya al ex presidente Felipe Calderón, por todas las víctimas que dejó la guerra contra el crimen organizado durante el sexenio anterior, entre ellos su hijo, José Eduardo Moreira, quien fue asesinado en octubre pasado. Calificó el pasado periodo de gobierno como el peor de México; incluso dijo que su mandato puede compararse con el del dictador mexicano Victoriano Huerta, pues los dos se robaron la Presidencia. “Hay miles de víctimas en este país que han sufrido lo mismo o cosas peores a las que yo he vivido y se nos tiene que hacer justicia”, dijo Moreira, quien se irá a vivir a Estados Unidos, igual que el ex mandatario panista.

Esta es la segunda demanda que interponen contra el ex presidente Calderón en la Corte Penal de La haya. La primera fue en 2011, también por crímenes de lesa humanidad en la lucha contra el narcotráfico, la cual suscribieron académicos, abogados y personas ligadas a la defensa de los derechos humanos. La demanda incluyó entonces a los secretarios de Seguridad Pública, Genaro García Luna; Guillermo Galván Galván, de la Defensa Nacional; Francisco Sáynez Mendoza, de la Marina-Armada de México, y el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, pues los firmantes del recurso legal argumentaron que esta organización delictiva fue protegida del gobierno federal.

Sobre esa primer demanda respondió la Secretaría de Relaciones Exteriores que la política de seguridad que regía en el Estado mexicano no constituía un crimen internacional, pues cada una de sus acciones estban apegadas a derecho. Y aunque esa dependencia dio a conocer que durante el régimen calderonista se impulsó la protección de los derechos humanos con la promulgación de una reforma, con la que se daba rango constitucional a todos los tratados internacionales en la materia ratificados por México, eso en los hechos distó mucho de ser cierto. Precisamente ese fue el talón de Aquiles del anterior sexenio.

En un comunicado, la dependencia encargada de la política exterior desestimó el recurso legal contra el mandatario mexicano por crímenes de lesa humanidad. Las acciones de la Corte Penal Internacional, argumentó la Secretaría, se justifican “exclusivamente cuando un Estado no puede o no quiere ejercer acción penal para castigar ciertos crímenes”. Añadió: “En nuestro país, la sociedad no es víctima de un gobierno autoritario o de abusos sistemáticos por parte de las fuerzas armadas. El Estado Mexicano actúa conforme a Derecho”, dijo la Cancillería entonces.

Aquella demanda interpuesta ante la Corte Penal Internacional por cometer delitos de guerra y de lesa humanidad en la lucha con el narcotráfico, es pertinente y necesaria debido a la imposibilidad de juzgar dichos crímenes en el país, y para visibilizar aún más el estado de “emergencia nacional” en el que se vive todos los días, consideraron activistas de derechos humanos. Si bien no se puede asegurar que el Ejecutivo federal sea culpable de la muerte de 50 mil mexicanos, en la llamada guerra contra las drogas “sí tiene una enorme responsabilidad en este ominoso fenómeno”, lo que sería motivo principal de la demanda. Algo similar argumenta Humberto Moreira, quien señala que Calderón debe responder por los 100 mil muertos que dejó la guerra que emprendió contra los cárteles de la droga el ex mandatario panista y que presume que fue causa directa de la ejecución de su hijo.

Ciertamente fue una guerra emprendida irresponsablemente por Calderón, al no haber consultado a nadie sobre su locuaz decisión y por no haber medido los riesgos que ello implicaría, metiendo de paso al Ejército y la Armada a hacer el papel de policías, cuando no están preparados para eso, ya que su papel es otro. Habrá que esperar si la Corte Penal Internacional de La Haya le da entrada a la demanda de Moreira, lo que pondría en la mira internacional no solo la responsabilidad del ex mandatario panista, sino de sus secretarios de la Defensa, Marina y de Seguridad Pública en la muerte de inocentes, en la desaparición de civiles y en la violación de derechos humanos de gente inocente, durante los operativos contra narcotraficantes y miembros de la criminalidad organizada.

Se dice que Calderón escogió irse a vivir a Estados Unidos porque ese país no tiene suscrito un pacto con la Corte Penal Internacional de La Haya, en donde quedó radicada la acusación en contra del ex mandatario panista por parte de un grupo de mexicanos, por crimenes de guerra y lesa humanidad, a la que se suma ahora la de Humberto Moreira. Pero el mayor peso moral que llevará toda su vida el michoacano, es el de las miles y miles de muertes que cobró su guerra contra los cárteles de la droga, además de los centenares de desplazados, miles de desapariciones forzadas, así como las violaciones a los derechos humanos contra centenares de mujeres, hombres, ancianos, adolescentes y niños, cometidos por militares, marinos y policías federales, estatales y municipales.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta 

Anuncios

Comentarios desactivados en Moreira acusó a Calderón

Archivado bajo Moreira acusó a Calderón

Los comentarios están cerrados.