Cada quien su Pacto

PAULINO CÁRDENAS

Cada uno de los que suscribieron el Pacto por México quiere su rebanada de pastel. Eso quedó de manifiesto en el acto celebrado el martes, en el que quedó integrado el Consejo Rector del mismo, en el cual por cierto aparecen varios funcionarios que han sido señalados y cuestionados por su desempeño en los cargos que tuvieron. Los integrantes por parte del gobierno federal  creen que en el curso del año se logrará la aprobación de alrededor de 95 reformas a favor del país por parte del Legislativo. Dicho Consejo será el responsable de articular las negociaciones, definir objetivos, determinar mesas de trabajo, establecer el cronograma de acciones y elaborar las iniciativas de ley prevista en el documento firmado por las tres principales fuerzas políticas y el gobierno peñista. Habrá que ver cuánto dura esa luna de miel.

Por supuesto hay intereses dispares. Solo hay que ver que cómo ha empezado a interpretar cada una de las partes el documento, según sus intereses políticos. Según el titular de la Segob, Miguel Angel Osorio Chong, el Pacto por México constituye un eficaz instrumento que hace falta para mover a México y solucionar los problemas que nos aquejan como nación. Reconoció que hasta ahora “el pacto ha cumplido”, pues se han ido concretando los primero objetivos, como lo es el caso de la reforma educativa. “La política debe transitar de las palabras a los hechos, los compromisos deben cumplirse”, señaló.

Respecto a la reciente reforma al artículo 3º constitucional, manifestó que el Consejo Rector está enviar una carta a los maestros del país, “donde se explica el alcance y los cambios” de dicha reforma. En una entrevista con José Cárdenas, dijo que aunque actualmente la sociedad no tiene confianza en la clase política, el Pacto por México pretende cambiar esta percepción. 

 “Los partidos políticos y el Gobierno Federal fuimos muy sensibles ante este sentimiento de la gente y por eso se firmó este pacto. Creemos que nos vamos a ir ganando la confianza, estoy seguro de que la percepción cambiará a partir del cumplimiento de cada uno de los acuerdos”.

El Pacto “habla por sí solo de que las cosas se están logrando hacer en este país; sí se pueden alcanzar esos acuerdos que permitan que las condiciones cambien para los mexicanos”, sostuvo el funcionario. Sin embargo, hubo casos como el de la dirigencia de la Confederación Regional Obrera Mexicana, que se sumó a la firma del Pacto, pero no se desistió de promover miles de amparos contra la reforma laboral, en la que se incluyen las nuevas formas de contratación y regulariza el outsourcing. O como el caso del panista Gustavo Madero, quien dijo que aún cuando él y su partido siguen creyendo en los beneficios del Pacto y coinciden con las 95 reformas propuestas, existen temas prioritarios como es la reforma en materia de telecomunicaciones.

Por su parte César Camacho, presidente del PRI, dijo por su parte que el Pacto por México muestra que las diferentes fuerzas políticas del país han podido “ponerse de acuerdo”. Aseguró que se requieren más acuerdos que impacten positivamente en millones de personas que creen en la democracia. “Los mexicanos hemos sido testigos de la eficacia política”, sostuvo el líder priísta. En tanto, para Jesús Zambrano, acusó en su participación a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, de encabezar una campaña de “desprestigio” para “desinformar” que los acuerdos del Pacto, como fue la reforma educativa, son para afectar los derechos de los trabajadores.

Dijo el dirigente del PRD que aún cuando él y su partido están en la lógica de participar “constructivamente” en el Pacto, no están “en la lógica de lo que Octavio Paz llamó el ogro filantrópico”, lo que equivale, explicó, a tener un gobierno encabezado por un Presidente de la República “dadivoso”, que todo otorga, pero antes hay que pedirle “favores”. Precisamente por esa manera tan diversa de ver las cosas por parte de cada partido político, es que la sociedad no tiene confianza en la clase política. Es lo que pone en duda que se pueden alcanzar acuerdos que permitan que las condiciones cambien para los mexicanos.

Respecto de los propósitos del Pacto por México, en donde se dieron a conocer los nombres de quienes integran el Consejo Rector, Andrés Manuel López Obrador quiso aguarles la fiesta. Durante su afiliación al partido de su propiedad, Morena, aprovechó para lanzar advertencias a esos propósitos colegiados suscritos en el Pacto por México entre los tres principales partidos políticos y el gobierno de Enrique Peña Nieto. Dijo que no permitirá que se intente privatizar el petróleo ni se aumenten los impuestos a la población.

Por lo pronto habrá que ver cómo se irá ganando la confianza de la sociedad, para que la percepción de desconfianza en los políticos cambie, que no necesariamente será a partir del cumplimiento de cada uno de los acuerdos del famoso Pacto por México. Faltaría mucho más que eso. Sería necesario, entre otras cosas, empezar a combatir la corrupción y la impunidad y meter a la cárcel a tantos bandidos dedicado a saquear al erario público, que operan incrustados en altos cargos en los tres niveles de gobierno y en los tres Poderes de la Unión. Difícil que se logre. Se requiere de mucha voluntad política. Ojalá Peña la tenga.

Twitter:@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Cada quien su Pacto

Archivado bajo Cada quien su Pacto

Los comentarios están cerrados.