¿Querían asesinar al Papa?

PAULINO CÁRDENAS

Un documento secreto en alemán según el cual el papa Benedicto XVI “podría ser asesinado en los próximos meses”, fue revelado por el periódico Il Fatto Quotidiano, especie que fue desmentida por el Vaticano. Fue el 11 de febrero de 2012 cuando se difundía la noticia de un seudocomplot para asesinar al Papa. El portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, calificó de “delirante” la noticia en aquel momento. Sin embargo, la versión de un supuesto complot para asesinar a Joseph Ratzinger revivió este lunes, cuando anunció sorpresivamente su abdicación al trono papal. Incluso Greg el hermano mayor del Sumo Pontífice, declaró que Raztinger pensaba dimitir desde hace meses al ministerio de Obispo de Roma, sucesor de San Pedro, que le concedieron los cardenales el 19 de abril de 2005. Con esa renuncia un cisma se cierne sobre el Vaticano.

De un tiempo para acá, Benedicto XVI venía enfrentando una “rebelión de monseñores”, según trascendidos de la Santa Sede. De hecho las pugnas comenzaron desde la muerte de Juan Pablo II. Las facciones las conforman liberales y conservadores, quienes han propiciado un clima de intrigas palaciegas, filtración de documentos y una lucha por el poder del Vaticano y sus finanzas. Joseph Ratzinger enfrentaba desde hace años una lucha intestina sin precedentes en la Santa Sede, con hechos como el jaqueo de documentos por parte de sus hombres de mayor confianza, donde se ventilaron temas escandalosos de los palacios vaticanos y hasta abre especulaciones sobre ‘un paso al costado’ del Sumo Pontífice. ¿Que quiere decir esto? Nada más y nada menos que ‘abrirle un boquete’ para hacer públicos documentos confidenciales, como sucedió.

El escrito revelado por el periódico Il Fatto Quotidiano retoma una declaración alarmante que habría hecho el arzobispo de Palermo, Paolo Romeo, en ocasión de un viaje a China en noviembre de 2011, existe. Pero no da absolutamente ninguna precisión sobre la naturaleza de los peligros y la identidad de los supuestos conspiradores. El cardenal Romeo desmintió luego personalmente las afirmaciones que le atribuye el texto, declarándolo “carente de fundamento”. Sin embargo, el documento agregaba un elemento perturbador, luego de evocar el complot de forma totalmente vaga, el despacho ultrasecreto se detiene en las luchas de poder en el Vaticano. Según ese texto, Benedicto XVI tendría una relación “muy conflictiva” con el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y buscaría reemplazarlo.

El propio diario del Vaticano L’Osservatore Romano ya advertía de a una facción de la Curia romana, que venía acechando al pastor de la Iglesia Católica. El último affaire del Vaticano fue el caso de Paolo Gabriele, mayordomo del Papa, quien fue acusado como ‘topo’ del Vatileaks, quien supuestamente filtró informaciones confidenciales de su jefe apostólico. Se dice que Gabriele era más bien víctima de la mafia que quería deshacerse de Ratzinger para elegir en su lugar a un  Papa italiano. ¿Lo sucederá ‘Petrus Romanus’ como lo señaló en sus profecías San Malaquías ¿Será el útlimo Papa de la Iglesia?

En sus apuntes sobre Las profecías de los Papas, Malaquías predijo que habría 112 Papas que gobernarían la Iglesia católica después del Papa Inocente II. Malaquías era arzobispo de Armagh, Irlanda; nació en 1094 y murió en 1148. Supuestamente recibió una visión extraña estando de visita en Roma en 1139, de los 112 Papas que iban a gobernar a la Iglesia católica antes del final de los tiempos. Dio una descripción de cada uno, en dos y cuatro palabras latinas, y dio la lista a Inocente II, quien estaba profundamente preocupado en ese tiempo por la permanencia de la Iglesia católica en el mundo. Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, quien anunció su renuncia ayer, era el Papa 111.

Según los profetólogos, Malaquías predijo que a Juan Pablo II –el Papa 110– le correspondía llamarse ‘De Labore Solis’ (Del trabajo del Sol) lo cual se refiere a su largo papado, y a su insistencia en seguir en la silla de San Pedro hasta su muerte, a pesar de sus problemas de salud. A su sucesor le correspondería el lema “De Gloria Olivae” (De la gloria del olivo) que, según los intérpretes de las profecías, podría significar que el nuevo Pontífice será benedictino, orden conocida también como olivetana. Se decía que el sucesor de Karol Wojtyla podría ser de origen judío, ya que la rama del olivo es un símbolo antiguo de la raza judía. Y así fue. Incluso Joseph Ratzinger, de orige judío, se autonombró Benedicto XVI. Pero otro futurólogo, Nostradamus, predijo que después de Juan Pablo II vendría el ‘Papa Negro’, y finalmente el Apocalipsis. ¿Fue Joseph Ratzinger el ‘Papa Negro’?

Quizá le corresponda este apelativo, porque tiene en su haber varios estigmas que desde que era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe con Juan Pablo II, no quiso o no pudo resolver, por convenir así a los intereses del Vaticano, y sobre todo del Papa mismo, asuntos vergonzantes para la Iglesia católica, como haber respaldado a los sacerdotes que han cometido actos de pedofilia como fue el caso del padre michoacano Marcel Maciel, creador de los Legionarios de Cristo, empedernido drogadicto y pederasta protegido de la Iglesia. Esos crímenes se dieron no solo en México sino en muchos otros países, soslayados por Juan Pablo II y por Benedicto XVI. Además de enfrentar una lucha intestina sin precedentes en la Santa Sede, parece más cierta que nunca la versión de que había un complot para asesinar a Joseph Ratzinger. ¿El Papa 112 será italiano? ¿El ‘Petrus Romano’ que predijo Malaquías?

Twitter@Paulinocomenta

facebook.com/Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Querían asesinar al Papa?

Archivado bajo ¿Estaba el Papa bajo amenaza?

Los comentarios están cerrados.