‘No te preocupes Rosario’

PAULINO CÁRDENAS

Después de señalarle a la nación que Rosario Robles Berlanga está blindada se supone que contra cualquier acusación penal del PAN ante la PGR por supuestos desvíos de recursos destinados a obras sociales que irían a la compra de votos en Veracruz con miras a garantizar el triunfo del PRI en las elecciones de julio próximo, Peña Nieto recibió de inmediato el revire de la dirigencia panista aclarándole que no son críticas, sino denuncias concretas con pruebas irrefutables, que van contra las disposiciones de la ley electoral que ameritan castigo penal. La funcionaria pues, puede estar tranquila y seguir con sus planes ‘contra el hambre’. En todo caso los que deben preocuparse son los mexicanos al ver que las cosas no han cambiado con el nuevo gobierno. Un juicio político no procedería contra la ex dirigente perredista, quien hoy estará en la Cámara de Senadores para hablar del escándalo en el que está metida. Ese ‘no te preocupes Rosario’ de Peña se convertirá en otra frase célebre como aquella de Fox del ‘comes y tes vas’.

En Chiapas –con la presencia del cuestionado ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva quien está siendo investigado en su país por supuestos sobornos a congresistas para que apoyaran las reformas que realizó al comienzo de su gobierno hace diez años–, el mandatario priísta le dijo a la titular de Sedesol que estuviera tranquila. Aprovechando el foro la animó: Hay que aguantar, porque han empezado las críticas, han empezado las descalificaciones de aquellos a quienes ocupa y preocupa la política y las elecciones, puntualizó Peña. De inmediato la dirigencia del PAN le aclaró al mandatario priísta que no eran críticas, sino denuncias concretas apuntaladas con grabaciones, que van contra las disposiciones de la ley electoral que ameritan castigo penal.

Todo esto se da después de la escisión PAN-PRD, partidos que querían ir en coalición contra el PRI para julio pero que la mano de un  negro que mece la cuna en Veracruz lo impidió. No sorprende a los mexicanos que haya compra de votos con recursos del erario destinados a programas sociales, lo cual institucionalizó Carlos Salinas de Gortari a través del programa Solidaridad, lo que hoy se llama ‘Sin Hambre’, copiado este del modelo ‘Hambre Cero’ que implantó Lula da Silva en Brasil hace diez años. Lo que sorprende es que Peña Nieto había dicho que su gobierno iría en pos de una democratización verdadera y que su gobierno no iba a permitir actos de corrupción con dineros del pueblo. Pero por lo que se ve, esa fue promesa de campaña.

Como sea, doña Rosario quedó bajo el manto protector del Ejecutivo, luego de que se hicieran públicas varias grabaciones en las que quedaron al descubierto los planes de la mapachería oficialista veracruzana para que los programas sociales de esa dependencia sirvan para sumar votos a favor del PRI en las elecciones de julio próximo en aquella entidad, mismo esquema que estará realizándose en las demás entidades en donde habrá elecciones en julio. Dijo que a ‘aquellos’ –panistas y perredistas– les ocupa y preocupa la política y las elecciones. Pero ‘a nosotros’ lo que preocupa es acabar con el hambre en que viven millones de mexicanos. Nadie cree que al gobierno federal priísta no le preocupen las elecciones más que otra cosa. Es ahí en donde comienzan las decepciones de millones de mexicanos que creían que con Peña iban a cambiar las cosas. Más aún los que no votaron por él.

Mas que los mapaches que buscan la coacción del voto –siete de los cuales quedaron cesantes–, lo relevante es lo que dijo el jefe del Ejecutivo. ‘El hambre de México no tiene partido, no tiene color, no tiene interés partidario’. ¿De veras las elecciones no son prioridad para el primer priísta del país? ¿Qué haría un partido sin la compra de votos? El hambre y la necesidad siempre han sido pretexto para manipular el toma y daca en tiempos electorales. Así ha sido siempre. Con el programa Solidaridad se institucionalizó ese esquema antidemocrático de allegarse votos. Así lo han hecho todos los partidos en todo los estados en todas las elecciones desde hace décadas. Lo que revela el PAN no es nuevo. Lo novedoso son las grabaciones donde con todo cinismo se escuchan los planes que, aún sin los cesados, sin duda seguirán llevándose a cabo con miras a las elecciones que habrá en 14 entidades del país en julio.

Lo que molesta a muchos mexicanos es el tono de suficiencia con tufo de aturoritarismo del jefe de Rosario Robles de darle a los cuatro vientos protección y blindaje a una funcionaria que, si de algo sabe es de pepenar recursos para causas políticas y partidistas. Solo hay que recordar aquella vergonzante historia con su mecenas argentino. Pero ese pasado no le preocupa a Peña Nieto, quien ni ve ni escucha los reclamos de la oposición; empieza a actuar al botepronto, como Calderón. Este escándalo parece tenerlo sin cuidado. Aunque lo que viene será peor, porque la acusación del PAN pone en un predicamento a la PGR, y por otro lado el IFE algo deberá decir, si es que se atreve. Y aún más, el Trife en sus salas regionales, tendrá mucho que hacer porque las elecciones de julio están a la vuelta de la esquina y sin duda estarán llenas de la misma porquería de compra de votos, jugando con el hambre y la necesidad de los más necesitados, prostituyendo esos programas y convirtiéndolos en moneda de cambio electorero, prácticas que se creían superadas.

Twitter@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ‘No te preocupes Rosario’

Archivado bajo 'No te preocupes Rosario'

Los comentarios están cerrados.