¿Protege el PRI a Granier?

PAULINO CÁRDENAS

Corre la versión de que el PRI lleva a cabo un operativo para desvanecer las pruebas del desfalco al erario de Tabasco que se le atribuye al ex gobernador priísta en esa entidad federativa, Andrés Granier Melo. Por lo pronto, se dice que gente de ese partido ha acudido en ayuda del ex tesorero del gobernador indiciado, José Manuel Saiz Pineda, a quien se acusa de haber escondido 88 millones y medio de pesos en efectivo en una refaccionaria de una ranchería en Nacajuca, supuestamente producto del robadero que hubo en la pasada administración en ese estado. Eso, a pesar de que el dirigente del Revolucionario Institucional, César Camacho Quiroz, había dicho que su partido no permitiría actos de corrupción de funcionarios pertenecientes a ese instituto político.

Desde su llegada al cargo de gobernador, el perredista Arturo Núñez habló de saqueo a las arcas del erario de Tabasco por parte de su antecesor. Incluso su padrino político, el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, lo conminó a ir hasta el fondo en ese asunto y no dejar pasar el tiempo para actuar en contra del priísta Andrés Granier. Por lo pronto, si se comprueba que el Revolucionario Institucional está buscando tapar ese supuesto desfalco que pudo alcanzar los 20 mil millones de pesos, las cosas irán muy mal para ese partido. Por lo pronto, la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer que el gobierno de Granier le dio varias ‘pellizcadas’ a los dineros provenientes de las aportaciones federales.

Respecto a la denuncia de presunta corrupción en Tabasco, cuando empezaba a tomar vuelo el caso Granier, Camacho Quiroz dijo que su partido no daría cabida a la impunidad en los casos de corrupción, aunque se pronunció en contra de las investigaciones penales ‘por consigna’. Señaló que el Revolucionario Institucional en su condición de ‘partido de la legalidad’, querría que en cualquier caso que se investigara se siguieran las reglas del debido proceso. Afirmó que se mostraba respetuoso de la actuación de las autoridades competentes en el caso de Tabasco, aunque acotó: “Evitemos judicializar la política o politizar la justicia”.

Sin embargo, ha trascendido la versión de que supuestamente con su anuencia, el PRI está puesto para salir en defensa de Granier y su ex tesorero. A Camacho Quiroz hace unos días le reprocharon los partidos de oposición lo que declaró  en León, Guanajuato, de que el PRI iría por ‘carro completo’ en julio, lo que lo obligó a recular y matizar sus declaraciones. El dirigente sigue pensando como el viejo PRI, mientras que el jefe formal de ese partido sigue pregonando que su gobierno será de principios democráticos, lo que ha querido que se refleje en el Pacto por México al realizar acuerdos consensuados con los partidos de oposición cuyos dirigentes forman parte del Consejo Rector.

Eso parece no tenerlo claro el dirigente priísta, quien fuera gobernador del estado de México de 1995 a 1999, ya que sigue con la idea fija de ir por todas en julio. Sin embargo, todos saben que Camacho Quiroz no se maneja solo. Si eso es ahora, ¿qué se puede esperar para las elecciones intermedias de 2015?, se preguntan muchos. El reciente escándalo que provocó el PAN con la denuncia de su dirigente, Gustavo Madero, de presunto desvío de fondos de los programas sociales de Sedesol para la compra de votos en Veracruz con miras a las elecciones de julio, en donde en medio de ese enredo quedó la titular de esa dependencia federal, Rosario Robles y varios funcionarios del gobierno estatal.

De ahí que al Revolucionario Institucional no le conviene el escándalo del caso Granier, en vísperas de los comicios que habrá el 7 de julio próximo en 14 entidades federativas, incluido el cambio de gobierno en Baja California. Por ello, según ha trascendido, hay actualmente operadores priístas tratando de apagar el fuego en Tabasco. Se dice que por lo pronto han ocurrido a ayudar al ex terorero de Granier, José Manuel Saiz Pineda, a quien le habrían hallado cerca de 90 millones de pesos en efectivo, escondidos en unas cajas de cartón en una propiedad de su secretaria, Merlees Cupil López, a quien supuestos agentes encapuchados la habrían levantado, golpeado y amenazado con cortarle la cabeza si hacía declaraciones a los medios.

A Saiz lo vinculan con un socio que tiene en Mérida –en donde supuestamente está refugiado el ex tesorero–, con quien ha hecho negocios millonarios supuestamente a favor de Granier como prestanombres, incluso con inversiones en Estados Unidos y España. Por lo pronto Granier y Saiz han sido citados a comparecer, quienes se duda que acudan ante las autoridades judiciales de Tabasco esta semana. El ex tesorero cuenta con un amparo, y no es de dudarse el ex gobernador tabasqueño también se haya amparado, si es que aparecen en escena. Aquí la noticia que ha trascendido es que el PRI busca servirles de tapadera. Habrá que ver si estas no son más que maledicencias.

Cabe recordar que después del affair panista del caso Veracruz-Sedesol, representantes del Gobierno federal y del PAN, PRI y PRD, acordaron en el marco del Pacto por México, acciones para blindar el proceso electoral, garantizar que los comicios se realicen con total imparcialidad y que los programas de combate a la pobreza no sean usados de manera facciosa o ilegal. Habrá que ver si este otro pacto no es violado por el PRI o los partidos de oposición. Mientras tanto los mexicanos están a la expectativa por el caso del priísta Granier, para saber si de veras no habrá intocables en este sexenio.

paulinocardenas.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Protege el PRI a Granier?

Archivado bajo ¿Protege el PRI a Granier?

Los comentarios están cerrados.