El Pacto en riesgo

PAULINO CÁRDENAS

El optimismo de que hubo elecciones en paz y que los incidentes que se presentaron fueron propios de las condiciones que vive el país, según dijo el secretario de Gobernación al acudir a emitir su voto en Hidalgo, habrá de quedar contrastado con las quejas y denuncias de los partidos de oposición, comenzando por el PAN y siguiendo por el PRD, los cuales señalaron una serie de anomalías sucedidas ayer en prácticamente los 15 estados de la República en donde hubo elecciones de legisladores, presidentes municipales y un gobernador. La dirigencia del tricolor daba por hecho el triunfo en al menos siete entidades, pero los opositores afirman que las marrullerías de siempre del partido en el poder estuvieron al orden del día. Panistas y perredistas señalaron que el PRI había ocurrido a las trampas a las que ocurren en cada elección. Habrá que ver si esas rencillas electorales no afectan la permanencia del Pacto por México.

A la hora en que emitió su voto, Miguel Ángel Osorio Chong había declarado que no tenía reportes de que se hubieran registrado incidentes en ninguno de los estados donde la gente acudió a emitir su voto. Sin embargo, al avanzar las horas, comenzaron los reportes de diversos sucesos que se dieron en la jornada electoral, que fueron desde las clásicas jugarretas como el ratón loco, el carrusel y embarazo o robo de urnas, hasta actos delictivos viles en donde hubo balazos y hasta un muerto según uno de los reportes.  Por tantas marrullerías que se presentaron durante la jornada electoral efectuada ayer en varios estados de la República, el Pacto por México estaría en riesgo de tronar, pese al optimismo de quienes creen que esa alianza entre partidos políticos y gobierno está blindada.

El mal está en el doble discurso de los dirigentes de los partidos que forman parte de esa alianza con el gobierno de Peña Nieto, ya que por una parte se habían comprometido a jalar con las propuestas de la nueva administración y una que otra idea partidista, y por otro lado habían echado por la borda mucho de lo avanzado cuando el dirigente panista denunció que en Veracruz se estaban utilizando recursos del sector social para alentar a los votantes a favor del PRI. Esto estuvo a punto de echar por la borda la supuesta armonía lunamielera que se dio al principio de la firma del Pacto, por lo que hubo que suscribir un adéndum firmado por los integrantes del Consejo Rector para que no hubiera mano negra en los comicios.

Eso acabó siendo violado desde antes que se celebraran los comicios. El propio dirigente del PAN, Gustavo Madero, un poco para amarrarse el dedo antes de conocer los resultados de las votaciones, sobre la de Baja California que era el bastión principal del panismo, así como Puebla en menor escala, dijo que durante el proceso electoral estaban viviéndose dos realidades: un Pacto por México como un modelo civilizado, y por otro lado registrándose  elecciones retrógradas lo que pone en juego el Pacto. Criticó al PRI de que de nueva cuenta ocurrió a su mismo actuar de un modelo arcaico en los comicios, con las mismas trampas de siempre. Dijo que las anomalías deben castigarse sin que se permitan actos de impunidad y se castigue a los responsables.

Según el dirigente priísta, César Camacho, minutos después del cierre de casillas en 11 estados, declaró que su partido aventajaba de manera “muy despegada” en 7 estados y en las ciudades más importantes de éstos. Incluso dijo que según los reportes que tenía, habría ganado en Baja California, y que aventajaba en Quintana Roo, Durango, Tamaulipas, Veracruz, Aguascalientes, Oaxaca y Tlaxcala. Aseguró que tenía datos que el PRI adelantaba con 10 puntos a sus adversarios en ciudades como Durango y Gómez Palacio, en el caso de Durango,  lo mismo que en Veracruz puerto, Jalapa capital, Orizaba, Córdoba y Coatzacoalcos, en el caso de Veracruz.

Respecto a Zacatecas, el PRI, dijo, aventaja en Guadalupe y Zacatecas la capital del estado, lo mismo en Aguascalientes, mientras que en Tlaxcala “tenemos datos que afirman que habíamos triunfado en Tlaxcala (capital) y Apizaco, y la mayoría del Congreso de Oaxaca”, dijo César Camacho Quiroz. Sobre Hidalgo dijo que  el PRI mantenía una “tendencia ganadora” en los 18 distritos electorales, y que esa tendencia se estaría repitiendo en Salina Cruz, Oaxaca capital y Huatulco, para el caso del estado sureño.

Al final de cuentas todos los partidos, en colusión con los gobiernos afines a cada partido, desde antes de que se realizaran las elecciones habían comenzado a violar los acuerdos del adéndum famoso, lo que fue señalado por unos dirigentes y negado por otros, todo lo cual habrá de dilucidarse en esta semana que inicia por parte de las autoridades correspondientes. Prácticamente en todas las entidades federativas en donde se celebraron elecciones, se reportaron  irregularidades y donde incluso se habló de enfrentamientos armados, detenciones, quema de boletas y acusaciones entre partidos. Las quejas de unos y otros fueron reportadas. Habrá que ver si prosperan. Esa tarea estará a cargo de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, dependiente de la Procuraduría General de la República.

Quizá la acusación más delicada y fuerte estuvo a cargo del dirigente nacional el PRD, Jesús Zambrano, quien acusó que el crimen organizado estuvo detrás del PRI en apoyo de sus candidatos, esto sin dar datos duros que comprobaran su afirmación, lo que evidentemente fue refutado por la dirigencia del tricolor. Esa serie de cuestionamientos y de echarse en cara unos a otros  que las marrullerías venían de allá para acá y no de aquí para allá, podrían provocar la debacle del Pacto por México. Habrá que ver.

paulinocardenas.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en El Pacto en riesgo

Archivado bajo El Pacto en riesgo

Los comentarios están cerrados.