¿Se entregó el Z-40?

PAULINO CÁRDENAS

La detención del Z-40, Miguel Ángel Treviño Morales, pudo ser pactada con el gobierno de Enrique Peña Nieto, consideró el experto en asuntos de narcocrimen Edgardo Buscaglia, ya que ‘hay algo que no cuadra’ refiriéndose a que un capo del calibre del narco tamaulipeco no se desplaza sin un número considerable de escoltas, por lo que no es creíble que haya sido aprehendido sin resistencia alguna. El investigador de la Universidad de Columbia dijo que no sería ilegal el hecho de que se haya pactado su detención, a cambio de beneficios en el proceso penal. Así sí se entendería el hecho de que no haya sido esposado, como un acto de buena voluntad por la parte gubernamental, lo que ha sido muy criticado por tratarse de un criminal que no respeta en lo más mínimo los derechos humanos de nadie.

“La manera en que describen la detención, me da la sensación de que acá existió una entrega, salvo que la descripción de la detención no sea veraz“, expuso el experto presidente del Instituto de Acción Ciudadana, en referencia a la versión de que elementos de la Secretaría de Marina marcaron el alto al capo, desde un helicóptero, entre las 3 y 4 de la madrugada del lunes, y éste accedió. Por eso cree que la detención del capo pudo haber sido pactada con el gobierno peñanietista. Esto lo dijo en una entrevista para la primera emisión de Noticias MVS ayer por la mañana. Sugirió que no tardaría mucho en saberse si la detención fue pactada, lo que podría quedar claro durante el desarrollo del juicio, ya que ese proceso podría derivar en lo que se conoce en Italia como un “maxiproceso”.

El ‘maxiproceso’ se refiere a un largo juicio sucedido en Palermo (Sicilia), a mediados de los 80’s, en el que fueron declarados culpables a cientos de acusados por una multitud de delitos relacionados con actividades mafiosas, basadas principalmente en el testimonio de un gran jefe convertido en informante ‘pentito’ (arrepentido). El éxito del juicio propició que otros criminales arrepentidos testificaran en contra de sus antiguos socios. Este proceso habría provocado un notable descenso en el tráfico de estupefacientes y una fractura de la alianza entre las familias mafiosas americanas y sicilianas.

Hay quienes creen que en la supuesta entrega del Z-40 pudo estar la mano del famoso policía, asesor de lujo de Peña Nieto, el general Oscar Naranjo, quien es miembro de la International Drug Enforcement Association, filial de la DEA estadounidense, dependencia ésta que se dice tuvo mucho que ver con el monitoreo y seguimiento de los pasos de Miguel Ángel Treviño Morales. Aunque se ha manejado con bajo perfil, algunos suponen que el general colombiano pudo haber convencido al capo que se entregara, a cambio de información sobre los personajes que han sido sobornados a lo largo de los años, por la dirigencia de Los Zetas.

Lo cierto es que Buscaglia señaló que difícilmente en México se pudiera sacar todo el provecho de esa entrega a cambio de información. Comentó el especialista que esto podría suceder en Estados Unidos en donde el esquema de leyes y aplicación de la justicia es otro. Y no es que en asuntos del narcotráfico estemos supeditados a nuestro poderoso vecino del norte. Lo que sucede es que  hay menos corrupción por parte de los jueces de causa. Aclaró que no era una crítica directa a Peña Nieto, sino que el problema es que en México los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial trabajan cada cual para sus intereses y no existe una coordinación y menos un pacto para combatir juntos al narcocrimen.

Es de fama mundial la fiereza del capo tamaulipeco, su actitud sanguinaria y su despiadada forma de matar gente u ordenar a sus sicarios hacerlo con la saña que él lo exige. Al señalar el especialista en el comportamiento de los cárteles que, afirma, llenan los vacíos y las debilidades de los gobiernos, que el Z-40 pudo haberse entregado, parece no estar apartado de la realidad, ya que el presidente Peña Nieto declaró con mucha asertividad que no temía una reacción por parte de Los Zetas, luego de haber sido atrapado el líder de esa organización criminal. Lo mismo declaró el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

La noticia fue dada primero que en México por el Dallas Morning News de Texas. Es prueba de que los detalles de la detención los tenían las autoridades estadounidenses. Una versión habla de que el criminal se dirigía supuestamente a ver a un hijo recién nacido en el lado americano cuando fue detenido. Lo acompañaban a la hora de su detención su contador y un lugarteniente. Nadie más. Esa es la parte no creíble de la historia, según Buscaglia. El especialista dio una cátedra en la emisión de MVS de lo que el gobierno de Peña Nieto debería hacer para combatir a los cárteles de la droga, empezando por cortarles el suministro de dinero en serio.

Dijo que ojalá y la información que pudiera soltar el Z-40 no acabe reduciéndose a tomarla contra los enemigos políticos del régimen priísta. Porque ciertamente la lista debe ser grande de los hombres de nombre, los delincuentes de cuello blanco incrustados en el gobierno federal, gobernadores y alcaldes, así como mandos policiacos, del Ejército y la Marina, que han estado vinculados con Los  Zetas. Y más con el cártel de Sinaloa que comanda Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán que sigue gozando del discreto encanto de la impunidad. Ojalá el ‘maxiproceso’ del que habló Buscaglia se hiciera realidad.

paulinocardenas.worpress.com 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Se entregó el Z-40?

Archivado bajo 1, ¿Se entregó el Z-40?

Los comentarios están cerrados.