En busca de repartir culpas

PAULINO CÁRDENAS

Hoy ofrecerá una conferencia de prensa Luis Felipe Puente, director general de Protección Civil, ‘para demostrar que sí fueron avisados a tiempo los gobiernos estatales y municipales’ del peligro potencial que se avecinaba por las tormentas tropicales ‘Ingrid’ y Manuel’ que se juntaron, una por el Golfo de México y otra por el Océano Pacífico, y que entre el 13 y el 16 de septiembre pasado dejaron una estela de muerte y destrozos, miles de damnificados y gente aislada en varios estados de la República por las inundaciones, brutales avenidas de agua y deslaves de cerros. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong quiere probar que sí se realizaron las alertas pertinentes en tiempo y forma, para enseguida exigir a los mandatarios de las entidades federativas y de los municipios más afectados por los dos fenómenos meteorológicos, hagan lo propio para deslindar responsabilidades.

Además, se supone que está en curso una investigación ordenada por el presidente Enrique Peña Nieto, quien exige señalar a quienes fueron los responsables de las edificaciones que se realizaron en lugares indebidos, aprobando la construcción de viviendas en terrenos y zonas que han sido históricamente el cauce natural del agua cuando baja con fuerza de las zonas montañosas y se producen violentas descargas por tormentas, que acaban desbordando ríos que al salirse de su caudal destruyen pueblos enteros, deja aisladas a comunidades y desaparece casas y cultivos causando un sinnúmero de muertos y desaparecidos, como acontenció  con los dramáticos sucesos que dejaron a su paso ‘Ingrid’ y Manuel’ a causa de los fuertes temporales que azotaron  sin parar durante al menos tres días en varias entidades federativas.

Osorio Chong informó este fin de semana que hoy el Gobierno federal ‘mostrará pruebas’ de que alertó con toda anticipación sobre las dos furiosas tormentas que azotaron dos terceras partes del territorio nacional, para mostrar cómo actuaron las autoridades “desde el inicio al fin”. Advirtió que, después, “tendrán que hacerlo las entidades y los municipios”. La decisión de poner a dar explicaciones puntuales al director de Protección Civil obedece a que las aservas críticas que se le vinieron encima a al gobierno peñanietista desde que comenzó a verse la magnitud de las catástrofes provocadas por los dos fenómenos climáticos a los que no se les dio la importancia que demandaba la alerta general. Los funcionarios que debieron ponerle atención a la potencial gravedad que se avecinaba, andaban de ‘puente’ por los festejos patrios. Gobiernos y municipios dicen que no recibieron ninguna alerta.

El titular de Gobernación dijo la semana pasada que desde el 12 de septiembre se avisó a entidades de posibles afectaciones por lluvias e inundaciones por los fenómenos meteorológicos que se estaban formando, uno en el Golfo de México y otro en el Pacífico. “Se emitieron alertamientos a través del Sistema de Alerta Temprana para ciclones tropicales a todas las entidades federativas que podrían ser afectadas por ambos fenómenos, así como a las dependencias que integran el grupo interinstitucional”, explicó el funcionario durante la reunión de Evaluación de Zonas de Desastre, encabezada por el presidente Enrique Peña, celebrada el pasado miércoles en Palacio Nacional. Lo mismo reiteró al día siguiente. Y el sábado repitió lo mismo. Lo que es obvio es que no hubo las previsions necesarias.

El Gobierno federal quiere repartir culpas y hallar corresponsables de las tragedias, porque es cierto que muchos funcionarios no respondieron al llamado de alerta que dice Osorio Chong que se les hizo, porque no hubo la respuesta que tenían que darle a ese llamado, se supone que por andar celebrando las fiestas patrias. En Tampico, por ejemplo –mientras toda la atención se centró en Guerrero y en especial en Acapulco–, ni siquiera se pudo llevar a cabo la ceremonia del ‘Grito’, lo cual se realizó hasta este fin de semana. Es obvio que en ese municipio, como en muchos otros del estado y de otras entidades del país, la furia climática les pegó muy fuerte y de lleno, produciendo catástrofes, pérdida de viviendas, de enseres, de cultivos, de cabezas de ganado y animales de granja y domésticos, además de lamentar la pérdida de vidas y de mucha gente que sigue desaparecida.

El funcionario federal precisó que desde el 13 de septiembre se instaló el grupo interinstitucional, donde Protección Civil informó a todas sus unidades de los posibles riesgos que podrían ocasionar los ciclones tropicales. Sin embargo, varios miembros de la oposición señalaron que esa dependencia de Gobernación hizo caso omiso de las advertencias que había hecho la Comisión Nacional del Agua, con la información del Servicio Meterológico Nacional, responsables de advertirle a la población a tiempo de los riesgos y del potencial peligro que se avecinaba, dadas las características de los dos fenómenos que empezaban a tomar fuerza en ambos litorales del país. Acusan que los niveles de alerta por las altas precipitaciones comenzaron desde el 14 de septiembre y que el nivel de alerta se mantuvo en amarillo hasta el 16 de septiembre, cuando prácticamente el nivel de lluvias por las tormentas tropicales, sobre todo ‘Manuel’, estaban en su máxima intensidad y el semáforo debía estar en rojo.

Como sea, hoy comenzará lo que para muchos será una cacería de brujas en busca de chivos expiatorios, cabezas que colgar a nivel de gobiernos estatales y municipales, no solo por las negligencias y omisiones al no haber escuchado los supuestos llamados de alerta del Gobierno federal sino por no disponer medidas preventivas. En teoría comenzará a investigarse qué autoridades otorgaron permisos para construir viviendas en lugares indebidos, donde evidentemente corrió mucho dinero con constructoras y hubo actos de corrupción. Solo que las investigaciones deberán entonces hacerse extensivas contra quienes construyeron caminos, puentes, presas y obras de drenaje de mala calidad, un proceso que, como son las cosas en México, tardaría entre 60 y 70 años indagar. Y al final la conclusión será que no hubo culpables. Ni ladrones. Ni corrupción. Porque la impunidad en nuestro país lo puede todo.

paulinocardenas. wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en En busca de repartir culpas

Archivado bajo En busca de repartir culpas

Los comentarios están cerrados.