Gobierno cede a chantajes

PAULINO CÁRDENAS

Ni el gobierno federal, ni los estatales ni el del Distrito Federal, pueden con las presiones políticas ni con los amagos de grupos que actúan como bandas delictivas y que desde siempre se han dedicado a chantajear y extorsionar al gobernante que se deje. Creen que gobernar es arreglar los conflictos con dinero o actuar bajo el nocivo principio del dejar hacer y dejar pasar en espera de que con el tiempo los problemas se arreglen solos. O como sucede en Oaxaca en donde el dizque gobernador lopezobradorista trae un doble discurso y una chequera abierta para concederle a los ‘maestros’ disidentes todo el dinero que le exigen. La actuación de los gobernantes deja mucho qué desear y desalienta a millones de mexicanos que creyeron haber elegido a gente que velaría por sus intereses y no por los de las mafias, y que ante todo que se ajustarían a aplicar la ley. Pero no.

Ahí están los casos de la mafia magisterial de la CNTE –igual que lo hacía el SNTE en sus mejores tiempos con la maestra Elba Esther a la cabeza y que de algún modo lo sigue haciendo– y de dirigentes como el del SME y de otros grupos de choque que cuentan con ‘padrinos’ intocables que ya saben que presionando con manifestaciones callejeras, bloqueando avenidas, realizando ataques criminales con vándalos incendiarios, cercando inmuebles federales, saqueando y pintarrajeando comercios y hacer lo que les plazca sin que haya autoridad que actúe en su contra, que corroboran que los gobernantes han preferido ‘gobernar’ arreglando los conflictos con dinero o cediendo a las amenazas de los lidercillos de pacotilla que solo velan por sus intereses como el caso de los ‘profesores’ que han dejado sin clases a miles y miles de niños, importándoles madre lo que diga el gobierno.

¿Cómo es eso de que alrededor de 1,500 integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas cobrarían, mensualmente, una jubilación de 15 mil pesos, mientras que en el caso de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación habrían recibido más de 120 millones de pesos por dejar el zócalo capitalino en vísperas de la ceremonia del ‘Grito’ del 15 de septiembre y para el desfile militar del 16, que por semanas lo hicieron suyo y que no tardan en volver a ocuparlo? Eso sucedió en días pasados por una decisión del principal huésped del antiguo Palacio de Covián. Pero son decisiones que las toma por sus pistolas el titular de Gobernación ya que tiene un jefe a quién consultarle o en el otro caso, se concreta a recibir órdenes y ejecutarlas. Como sea, eso a los mexicanos les cae en la punta del hígado, sobre todo a la gente que trabaja y que con su esfuerzo apenas gana lo indispensable para sobrellevarla, que son millones en todo el país.

No se vale que a un puñado de rufianes disfrazados de ‘maestros’ disidentes, como los de la Coordinadora Nacional de ‘Trabajadores’ de la Educación, les den dinero del erario que salen de los impuestos de los mexicanos, solo por presionar a un gobierno timorato. Lo mismo le sacan dinero al gobierno federal que al gobierno local, como es el de Oaxaca, en donde Gabino Cué autorizó pagar cheques por bonos ‘de inicio de ciclo escolar’ a las sección 22 del SNTE, grupo disidente de los que mangoneaba la ex mandamás del magisterio Elba Esther Gordillo hoy encarcelada. Después de 40 días sin clases, hoy se supone que iniciaría el ciclo escolar. De hecho, el gobierno oaxaqueño les calendarizó a modo conveniente de los ‘maestros’ un calendario dizque para reponer los días perdidos por andar en la capital del país presionando al gobierno federal con el pretexto de que no acatarán la nueva ley de educación ni sus leyes reglamentarias. Además. Pero la culpa no es del indio sino del que lo hace compadre.

En Veracruz las cosas podrían ponerse color de hormiga. El fin de semana se instaló una mesa de ‘diálogo’ entre representantes del gobierno y el Congreso local, con maestros, para lograr acuerdos referentes a la reforma educativa. Como medida de presión, el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano boqueó las avenidas Lázaro Cárdenas a la altura de la Secretaría de Educación y la carretera federal en Banderilla a la altura de la Martinica, lo que generó serios problemas de vialidad en la ciudad.  El caso es que fue atropellado un docente se dice que por un funcionario de esa dependencia, lo que ha enardecido los ánimos. El asunto está llegando a extremos peligrosos.

Allá en Veracruz, un grupo de traileros que no podían entrar al puerto, con palos, piedras y varillas obligaron a los ‘profesores’ disidentes a dejar libre el paso. No hubo enfrentamientos, ni heridos. Simplemente les hicieron ver a los dizque docentes que, o se quitaban o se quitaban. En la capital del país de eso no ha sido capaz el Gobierno federal ni el que encabeza Migue Ángel Mancera, quienes han dejado que la disidencia magisterial haga lo que le venga en gana, sin importarle darle en la madre a miles de ciudadanos por los que nadie es capaz de abogar por sus derechos. Lo mismo sucede en Guerrero, Oaxaca, Chiapas o Veracruz, por solo mencionar algunos estados, en donde las mafias están presionando a los gobiernos para que cedan a sus exigencias, todas evidentemente vinculadas con dinero.

Esas mafias ya agarraron de ‘barco’ al gobierno federal y a los gobiernos estatales. Por lo pronto se han dejado venir ‘maestros’ de distintas secciones sindicales de varios estados, para presionar al Gobierno federal y que ceda a sus chantajes. Y el jefe de gobierno del DF  encantado de la vida con esas presiones. ¿Y el resto de los mexicanos? Bien gracias. ¿Hasta cuando se fajarán los pantalones los gobernantes? ¿Hasta cuándo se decidirán a aplicar la ley? No tarda en que nazca el movimiento “¡Ya basta!” integrado por ciudadanos afectados por esas mafias que tienen doblegados a los gobernantes que parecieran eunucos, viendo solo por sus intereses políticos. Ya va siendo hora.

paulinocardenas.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en Gobierno cede a chantajes

Archivado bajo Gobierno cede a chantajes

Los comentarios están cerrados.