Protegen instalaciones estratégicas

PAULINO CÁRDENAS

Sigue vigente la alerta contra posible ataques a instalaciones estratégicas en la mayor parte del país, después que la semana pasada la Secretaría de Gobernación le envió discretos mensajes a varios gobernadores para redoblar la vigilancia en ciertas áreas como las del suministro de energía eléctrica, petróleo y gas entre otras, ante la inminencia de ataques por parte de grupos desconocidos. Ejército, Armada y Policía Federal fortalecen la vigilancia de instalaciones estratégicas. El pasado viernes, después de que en el curso de la semana se habían dado órdenes de proteger instalaciones vitales federales, los integrantes del gabinete de seguridad se reunieron en la ciudad de México en donde se habría abordado el tema como parte de la agenda de ese día. Se cree que dependiendo de las circunstancias subsecuentes a los hechos de Michoacán del pasado fin de semana, podría pensarse en formar un gabinete de crisis. Políticamente el asunto está tirante. Hay voces que claman por la desaparición de poderes en esta entidad.

Al principio no todos los gobernadores tomaron con seriedad la advertencia. Fue hasta que se dieron los actos subversivos en tierras michoacanas cuando comenzaron a reaccionar y dar órdenes para reforzar la seguridad en sus estados. Después de los acontecimientos del sábado y domingo en varios municipios, principalmente en Apatzingán, los mandatarios se percataron de que la estimación de la máxima autoridad federal era cierta, por lo que prácticamente en todos los estados se dio la orden de alerta. Como es sabido, los ataques subversivos contra varias subestaciones de la CFE en Michoacán, así como el incendio deliberado de media docena de gasolineras, además de haber disparado con armas de alto calibre y lanzar bombas molotov para causar pánico entre la población en al menos 10 municipios de esa entidad, fue noticia que le dio la vuelta al mundo. Las autoridades estatal y federal calificaron los hechos como ‘actos vandálicos’.

Esos eventos tuvieron como causa aparente que las comunidades de más de una decena de municipios están hartos de los actos criminales del cártel de los Caballeros Templarios, y por la ausencia de autoridad que proteja a la población de la serie de violaciones a sus derechos, además de los cobros de cuotas por todo, violaciones a mujeres y niñas y ejecuciones cuando las familias no acceden a las vejaciones, arbitrariedades y crímenes que se cometen en toda la región de la Tierra Caliente michoacana, por lo que marchaban hacia Apatzingán en donde opera el mencionado cártel, para pedirle a las autoridades que o se ocupaban de frenarlos o las comunidades organizadas en grupos de autodefensa lo harían por propia mano.

El conocimiento que tenía desde la semana pasada la máxima autoridad de seguridad interna, de que se estaba ante la inminencia de ataques a instalaciones estratégicas en varias regiones del país, derivó en hechos como los sucedidos en Michoacán en donde se buscó sembrar el pánico y el terror en Morelia, Apatzingán, Zamora, La Piedad, Ciudad Hidalgo, Uruapan, Sahuayo, Tarímbaro, Zinapécuaro, Queréndaro y Tarímbaro, entre otros municipios de ese estado. El impacto de esos hechos delictivos motivó que prácticamente en todas las entidadess de la República se activaran los códigos de alerta al percatarse los gobernantes que la estimación de Gobernación era seria. Sin embargo, siguen las suspicacias. 

El pasado fin de semana se registró lo que al parecer fue una quema intencional de gas en el pozo Terra 123 por parte de Pemex, que se encuentra en las inmediaciones del poblado indígena Chontalpa de Oxiacaque, en el Municipio de Nacajuca, Tabasco, lo que provocó alarma entre cerca de tres mil 500 pobladores, quienes se enteraron del operativo sólo a partir de comentarios de los obreros.

 La paraestatal informó que la quema formó parte los trabajos operativos de terminación del pozo, pero no precisó qué originó la sobrepresión del hidrocarburo.

 La fuga no había sido controlada y el pozo continúa ardiendo. En Oxiacaque viven más de 3 mil personas. De cualquier forma esa versión inicial para muchos de los lugareños afectados ha quedado en duda.

Y ayer, en el estado de Jalisco, las autoridades federales se avocaron a determinar si la fuga de gasolina que se registró en Tlajomulco de Zúñiga fue provocada; se busca  esclarecer si la delincuencia organizada estuvo detrás del incidente. La fuga de gasolina se detectó por la mañana, cerca de las 4:50 horas. Elementos de Protección Civil, en coordinación con autoridades municipales, desalojaron a los vecinos de las zonas aledañas a la fuga, como medida preventiva, mientras que personal de Pemex y Sedena coordinaron labores técnicas de la contención de la fuga, con la colocación de diques. La fuga afectó alrededor de siete mil 500 personas que tuvieron que desalojar la zona en un perímetro de 10 cuadras en el fraccionamiento Chulavista y Lomas del Mirador.

Por como están las cosas en ciertas regiones del país con la presencia de grupos criminales organizados, hay órdenes a los órganos de seguridad de estar alertas para salvaguardar las instalaciones estratégicas, principalmente las de Pemex y de la CFE en diversos estados, y evitar que la red o redes de malhechores aún sin identificar –porque no se sabe si son cárteles los atacantes o si pertenecen a una incipiente red terrorista– extienda sus operativos en otros lugares que es la preocupación del gabinete de seguridad, por lo que se ha aconsejado a los mandatarios estar alertas. Por lo pronto la orden a los órganos de seguridad federales están dadas en ese sentido. Habrá que estar pendiente pues, de lo que sucede en el terreno militar y político, en ese asunto que corresponde a la seguridad interna.

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en Protegen instalaciones estratégicas

Archivado bajo Protegen instalaciones estratégicas

Los comentarios están cerrados.