Le cortan las alas a Deschamps

PAULINO CÁRDENAS

Como un primer paso para combatir la corrupción interna en Petróleos Mexicanos, el Gobierno federal y el PRI aceptaron la propuesta del PAN de sacar del Consejo de Administración de la paraestatal a la representación sindical, moción por la que a regañadientes tuvo que votar a favor el propio senador Carlos Romero Deschamps, quien hasta ahora sigue siendo dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. Incluso trascendió que en la reunión previa que sostuvieron las dirigencias de ambos partidos con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, donde acordaron sacar al sindicato del Consejo como parte de la iniciativa de reforma energética, no fue convocado el líder petrolero. Se dice que sacarlo del Consejo de Administración de Pemex es peor que desaforarlo.

Se supone que así quedará plasmado en los artículos transitorios, para lo cual el PAN emitiría una reserva en lo particular durante la votación en el pleno del Senado de la República. El senador Francisco Domínguez aseguró que esta fue la condición que la bancada albiazul puso a los priistas para votar a favor del dictamen en los general de la reforma energética, en comisiones. “Por eso votamos a favor en lo general, hubiera sido irrisorio votar a favor si no nos hubieran aceptado esa propuesta”, señaló el legislador. Al respecto, en entrevista para Atando Cabos de Radio Fórmula, el senador priista David Penchyna Grub dijo que los trabajadores deben estar representados en el Consejo, pero eso “no necesariamente se hace con la representación sindical”.

Carlos Antonio Romero Deschamps es líder petrolero desde 1996 cuando ocupó el puesto de forma interina y en 1997 fue electo como dirigente del poderoso sindicato petrolero. Desde siempre ha estado cobijado por los secretarios de Gobernación y del Trabajo, pero más por el director de Pemex, Carlos Romero Deschamps, y aún más por el presidente de la República en turno. Es el típico ave de tempestades que ha estado señalado siempre como uno de los depredadores de la industria petrolera aprovechando la influencia del sindicato que representa. El flujo de recursos que ha manejado discrecionalmente Romero Deschamps alcanza no sólo para el Ferrari de su muchacho José Carlos y los viajes transatlánticos de su hija Paulina, sino también para sostener una red de complicidades en todas las áreas de Petróleos Mexicanos, que derivan en un cómodo control de la base trabajadora.

Ha sido uno de los intocables del actual sexenio, pese a que Enrique Peña Nieto dijo que no los habría en su administración. Hay más intocables, pero don Carlos se ha distinguido con mucho por sobre los demás por la supuestas enormes fortunas que le ha sacado la empresa gracias al poderío del gremio sindical que maneja. Fue principal protagonista del famoso escándalo conocido como Pemexgate a través del cual, con recursos de Pemex, apoyó al entonces candidato del PRI, Francisco Labatida Ochoa quien perdió las elecciones presidenciales del año 2000 frente al panista Vicente Fox. En 2002 la PGR integró dos averiguaciones previas en su contra por los delitos de peculado simple (expediente PGR/UEDO­/102/2002) y por peculado electoral (055/Fepade/2002), derivado del escándalo del Pemexgate. El 22 de septiembre de 2003 el juez decimotercero, José Luis Moya Flores, libró una orden de aprehensión en su contra por ambos delitos, pero en octubre el juez segundo de Distrito del Circuito 13, con sede en Oaxaca, Tomás Quiroz, le concedió un amparo provisional.

Romero Deschamps tiene pendientes varias acusaciones, entre ellas la AP1072/DDF/2004 en la PGR y la FDF/T/T1/467/06-06 en la PGJDF. En la primera se le investiga por presunta asociación delictuosa. El expediente se integró derivado de la controversia del convenio 10-275/04, de octubre de 2004. Se trata de uno mediante el cual el entonces director de Petróleos Mexicanos, Raúl Muñoz Leos, y Carlos Romero Deschamps transfirieron 8 mil millones de pesos de Pemex al sindicato, al margen del Consejo de Administración de la paraestatal. También tiene pendientes otras demandas por su reelección como secretario general del sindicato para el periodo 2007-2012. Un grupo de disidentes le demandó a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la nulidad en la “toma de nota” de Romero Deschamps argumentando que su reelección se realizó de manera anticipada e ilegal en la asamblea extraordinaria del 27 de octubre de 2005, según el expediente RT610/2007.

En noviembre de 2011 la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje fue notificada sobre la anulación del proceso que reeligió a Romero Deschamps para el periodo 2007-2012, pero ni el dirigente sindical ni la Dirección General de Pemex impugnaron este fallo ni desconocieron la “toma de nota”. Un conflicto sindical similar se gestó desde octubre del año pasado contra Romero Deschamps. Y la tragedia ocurrida en el Edificio B-2 del Centro de Administración de la Torre Ejecutiva de Pemex, sucedida el pasado 31 de enero, colocó al actual senador priista en el ojo del huracán. Eran momentos en que los rumores de que saldría de Pemex crecían. Hoy, de nueva cuenta vuelve a estar en el ojo del juracán, al darse a conocer que ya no tendrá asiento de primera fila en el Consejo de Adminisración de Pemex. Habrá que ver para creer.

Se sabe también que Pemex le ha otorgado contratos a delincuentes de cuello blanco que pertenecen al crimen organizado, como ha sido el caso del empresario veracruzano Francisco ‘Pancho’ Colorado, quien está preso en Texas junto con José Treviño Morales, hermano del aprehendido líder de esa organización, el Z-40. Pemex le ha otorgado decenas de contratos, y algunos siguen vigentes a sabiendas de sus lazos con el crimen organizado. ¿Por qué? Nadie lo sabe. O para mejor decirlo, algunos sí lo saben. Si de veras se quiere depurar a Pemex de la corrupción y la impunidad que impera en la paraestatal, faltará mucho por hacer, además de simplemente cancelarle su lugar a Romero Deschamps en el Consejo de Administración donde desde hace años se entera dónde están los negocios, para luego exigir su mochada a cambio de tener calmados a los trabajadores o entrarle a los negocios, según fama pública.

http://www.paulinocardenas.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en Le cortan las alas a Deschamps

Archivado bajo Le cortan las alas a Deschamps

Los comentarios están cerrados.