Los 10 mexicanos más corruptos

Aunque faltan muchos por anotar, por lo pronto los 10 mexicanos que se perciben como los más corruptos del año fueron ‘balconeados’ por la revista Forbes, con datos de la organización Transparencia Internacional. La lista la encabezan la ex lideresa del magisterio Elba Esther Gordillo hoy encarcelada por ello, y el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, que hasta ahora lo ha salvado su fuero legislativo a quien le quitaron el lugar de privilegio que ocupaba en el Consejo de Administración de Pemex donde se enteraba por donde andaban los negocios de la paraestatal en los que gustaba de tomar parte, con la complacencia de la dirección general de esa empresa. Pero también está considerado en la lista el ‘hermano incómodo’, Raúl Salinas de Gortari. Ellos aparecen en el Índice de Percepción de la Corrupción 2013 que ubicó a México en el lugar 106 de 177 naciones, lo que lo coloca como uno de los países más corruptos del orbe.

En la lista también están el ex secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna –consentido de su jefe el ex mandatario panista Felipe Calderón–, quien con el mayor presupuesto asignado a su área, su mandato se caracterizó “por un exceso de gasto para la autopromoción y el abuso de poder de los escándalos expuestos por la prensa mexicana”, según destaca la publicación. También aparecen los ex gobernadores de Tabasco, Andrés Granier; de Tamaulipas, Tomás Yarrington; de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán; del estado de México, Arturo Montiel, y de Coahuila, Humberto Moreira, así como Alejandra Sota, la ex vocera del ex presidente Calderón, quien es acusada de realizar negocios con sus cuates de escuela con contratos de la Presidencia; los contratos se los otorgó a Defoe Experts on Social Reporting, empresa creada por sus amigos. Ella está en la lista de los mexicanos percibidos como más corruptos, según Forbes.

Si al presidente Enrique Peña Nieto le hacía falta que alguien señalara a los ex funcionarios y dirigentes sindicales más corruptos de México, la famosa revista le allanó el camino. Cuando asumió el cargo, al hablar del rubro de la corrupción, dijo que en su gobierno no habrá ‘intereses intocables’, aunque hasta ahora, fuera de la maestra Gordillo y el ex mandatario tabasqueño Granier, nadie más ha pisado la cárcel acusados de actos de corrupción, aunque haya casos como el del dirigente petrolero Romero Deschamps, que no solo hay sospechas de sus ilícitos cometidos al amparo de su dirigencia, sino que hay expedientes judiciales abiertos en su contra. Aunque ha habido varias rumores este año de que renunciaría al sindicato petrolero, hasta ahora ha sido uno de los intocables del gobierno peñanietista.

Respecto a Raúl Salinas de Gortari, quien destaca la publicación, es “considerado un símbolo de la corrupción e impunidad” es otro de los que han gozado de la dispensa de la justicia se dice que por ser hermano del ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, allegado al actual joven mandatario priísta. El llamado ‘hermano incómodo’ pasó diez años en la cárcel condenado por un homicidio político, pero fue absuelto en 2005. Una noche en transmisión directa en el programa de Joaquín López Dóriga, se peleó con su hermana Adriana y el coraje del entonces encarcelado le hizo decir que si su hermano el presidente lo quería fastidiar, él diría ‘toda la verdad’. Eso nunca sucedió.

En cuanto a los ex gobernadores, uno, Arturo Montiel tiene fama ganada de lo que lo acusa Forbes, pero también ha sido acusado de abuso de poder por su ex esposa Maude Versini, por haber retenido a sus hijos cuando vinieron de Francia a México de vacaciones. Otro, Tomás Yarrington, lo mismo que Fidel Herrera, están acusados de presuntos vínculos con los cárteles de la droga. En tanto Andrés Granier, hace unos meses fue detenido por cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y “lavado” de dinero. La información que dio a conocer a revista Forbes a ningún mexicano le extraña. Al contrario, hay decenas de delincuentes de cuello blanco del pasado y actuales, que siguen gozando del discreto encanto de la impunidad oficial, pese a que han ilícitos, unos más otros menos, al amparo de la corrupción de otros funcionarios públicos.

Esa ‘balconeada’ de la famosa revista que habitualmente se dedica a hablar de quiénes son los hombres más ricos e influyentes del mundo, aparece justo cuando en el Senado de la República fue aprobada la reforma anticorrupción, que forma parte del paquete de compromisos legislativos agregado al tema en materia de energía, y que crea un órgano autónomo del Estado que sustituirá a la actual Secretaría de la Función Pública. Las comisiones que aprobaron la reforma anticorrupción fueron las de Puntos Constitucionales, Gobernación, Anticorrupción y Estudios Legislativos Primera.

Habrá que ver si de veras, ahora que la reforma anticorrupción presumiblemente ha quedado vinculada con las modificaciones constitucionales en materia de transparencia, la inclusión de la fiscalía especializada contra la corrupción, así como las actualizaciones en cuestión de deuda pública local, el gobierno que encabeza Peña Nieto puede comenzar a hacer realidad su promesa de inicio de sexenio, de que en su administración no habría ‘intereses intocables’. Esa ha sido una de tantas promesas incumplidas de su gestión, aunque ciertamente habrá que seguirle dando tiempo al tiempo a ver hasta cuándo.  Por lo pronto Forbes ya le hizo la tarea. Pero como diría Raúl Velasco, ‘aun hay más’.

Anuncios

Comentarios desactivados en Los 10 mexicanos más corruptos

Archivado bajo Los 10 mexicanos más corruptos

Los comentarios están cerrados.