Indigna olvido de Himno Nacional

PAULINO CÁRDENAS

El Himno Nacional, al igual que la Bandera y el Escudo Nacional forman parte de los símbolos patrios de México. Pues el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ordenó a embajadas y consulados que se deje de tocar el Himno Nacional Mexicano porque, por falta del pago oportuno, no se renovaron los derechos de autor de la música del Himno Nacional vendidos por los herederos de Jaime Nunó a la compañía estadounidense Wagner & Lieven. Sin más, le echó la culpa a ‘Lupita’, una secretaria que, dice, ya la corrieron por no hacer el trámite a tiempo. Aunque en estricto rigor técnico la falta es del titular de la Segob y su staff, por no estar pendiente de algo que, por simple sensibilidad política, no debió descuidarse. Da la impresión de que ese ‘olvido’ fue deliberado. Lo más indignante para millones de mexicanos, sobre todo los que traen metidos hasta el tuétano el nacionalismo tricolor, es lo que declaró el funcionario federal lo cual consideran una afrenta.

Señaló: “Fue un error lamentable; pero veámoslo como una oportunidad para renovarnos. Nuestro viejo himno era muy violento y bélico. Lanzaremos una convocatoria para quien quiera participar en la creación de un nuevo himno nacional que vaya de acuerdo con los tiempos que vive México: un himno vibrante, moderno, con un mensaje de paz y armonía”, comunicó Osorio Chong en un mensaje urgente. Lo que quiso decir fue: No la hagan de tos; el asunto no es para tanto; que no exageren los chovinistas recalcitrantes. No es la primera vez que el hidalguense dice algo que denota insensibilidad política. Hace unos días declaró en una entrevista televisiva que el gobierno no tenía por qué consultarle a la ciudadanía lo que tenía que hacer en materia de seguridad en el caso Michoacán; tampoco a las autodefensas. Obviamente se le fueron encima en las redes sociales.

Y ahora salió con que no se renovaron los derechos de autor de la música del Himno Nacional, lo que ha indignado a millones de mexicanos. Aunque parezca broma, la lista de convocados para elaborar el nuevo himno incluye a gente como Luis Miguel, Lucerito, el grupo RBD, Los Tigres del Norte, Mijares, Reik y Molotov, “con la condición de que no incluyan palabras impertinentes o vulgares”, dijo Karla Erosa, encargada de la Comisión para el Himno Nacional. Dejaron afuera a Armando Manzanero. Pero alguien propuso al mismísimo tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien traía la idea de que era factible llegar a hacer de México ‘una República amorosa’. Incluso en el diario La Jornada del martes 6 de diciembre de 2011, bajo el título de “Fundamentos para una república amorosa”, da una larga explicación del por qué y para qué la propuesta de lograr un cambio de paradigma para nuestro país. El dos veces candidato presidencial hablaba incluso de elaborar una ‘constitución moral’.

En las redes sociales Osorio Chong ha recibido una cascada de críticas. Señalan que por su ascendencia oriental, al titular de Gobernación le vale lo del himno nacional mexicano. El funcionario declaró que ‘lo escrito’ por Jaime Nunó, era ‘muy violento y bélico’. En realidad la letra es creación de Francisco González Bocanegra. En 1853 cuando el gobierno de Santa Anna hizo un llamado a los poetas y compositores del país con objeto de escoger e instituir el himno nacional mexicano, Miguel Lerdo de Tejada, oficial mayor del Ministerio de Fomento, Colonización, Industria y Comercio, convocó a un concurso para componer la música del Himno Nacional, cuya letra, seleccionada anteriormente, había sido escrita por el poeta González Bocanegra. La principal normativa que debía cumplirse para poder acceder al concurso era que las partituras tenían que ejecutarse siguiendo unas determinadas normas musicales y en un plazo máximo de sesenta días. Describen las crónicas que Nunó escribió la partitura de un himno vibrante, emotivo y triunfante que convenció definitivamente al jurado.

El 12 de agosto de 1854 se dio a conocer oficialmente la pieza ganadora del certamen, que era la del músico y compositor catalán, nacido en San Juan de las Abadesas, Gerona, en 1824. En México tuvo amigos encumbrados de la clase política. Uno de ellos fue Antonio López de Santa Anna. Como había firmado la partitura con sus iniciales, se le instó a que revelase su identidad. Poco después, el 15 de septiembre de 1854, se interpretó por primera vez la partitura durante una función especial organizada para conmemorar el 44 aniversario de la Independencia. El acto en el que se estrenó el Himno Nacional tuvo lugar en el teatro Santa Anna (donde actualmente se ubica el Palacio de Bellas Artes). El himno fue interpretado por los cantantes italianos Claudia Florenti, soprano, y Lorenzo Salvi, tenor, que estuvieron acompañados por coros y orquesta de la Gran Compañía de Ópera Italiana (que se encontraba de paso en México), bajo la dirección del maestro Giovanni Bottesini.

Osorio Chong dijo que la convocatoria para el nuevo himno debía contemplar ‘los tiempos que vive México’. Los tiempos que vive el país son de narcoviolencia, fuego y derramamiento de sangre en muchos estados de la República por el avance de los cárteles de la droga y del crimen organizado. Son tiempos de zozobra para muchos mexicanos sojuzgados por las bandas criminales y de incapacidad de los tres niveles de gobierno para detener el avance de esa amenaza creciente contra la sociedad. Son tiempos de indolencia gubernamental, militar y policial. Esos son los verdaderos tiempos que vive México. El otro México es el del maquillaje oficial y el de las veleidades de sus gobernantes.

Mientras tanto la gente se pregunta: ¿qué himno se tocará en el Mundial de Futbol o en los Juegos Olímpicos donde participará México? ¿Y en las ceremonias oficiales en el extranjero? Por lo pronto algún fanático de futbol está proponiendo que el himno del club América se use mientras vuelve a haber oficialmente himno nacional mexicano. Y a la pobre ‘Lupita’ –si existe– Gobernación debería reinstalarla en su trabajo y quien debería renunciar por ese ‘olvido’, según los usuarios de las redes sociales, es el titular de esa dependencia, de apellido oriental. Por cierto, una empresa japonesa pagó derechos del himno mexicano a Wagner & Lieven para anunciar sombreros. ¿Serán de charro que venderán a un México huérfano de himno nacional?

Anuncios

Comentarios desactivados en Indigna olvido de Himno Nacional

Archivado bajo Indigna olvido de Himno Nacional

Los comentarios están cerrados.