¿Quién sigue después del Chapo?

PAULINO CÁRDENAS  

¿Qué sigue después de haber sido detenido el Chapo Guzmán? ¿De veras irán ahora contra los capos que faltan, empezando por los socios del líder del cártel de Sinaloa, Ismael ‘El Mayo’ Zambada y Juan José Esparragoza Moreno, alias ‘El Azul’, un capo este último de bajo perfil y con amplia capacidad para negociar conflictos entre organizaciones rivales, quien fue una pieza clave para proteger a Guzmán Loera después de su fuga en enero de 2001? Incluso al ‘Azul’ se le atribuye la idea de formar La Federación de Narcotraficantes que habría quedado integrada entre 2002 y 2003, por varios cárteles de México y de otros países; se da por hecho que esa Federación ha sido la encargada de que el cártel del Pacífico como es conocido en EU el cártel de Sinaloa, tenga alianzas con capos de al menos 23 naciones para sus actividades de trasiego de drogas, en especial las anfetaminas con la que se produce la droga llamada cristal azul de alto consumo mundial y que le ha dejado ganancias multimillonarias a Guzmán Loera y sus socios.

Y si las autoridades mexicanas fueron capaces de detener al capo más buscado del mundo con la ayuda de la DEA –de quien ya reclaman su extradición en EU porque dicen que allá el ‘Chapo’ no escapará–, entonces el turno para su captura sería del capo guerrerense que encabeza al cártel de los Caballeros Templarios en Michoacán, Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’, quien estaría resguardándose en algún lugar de su tierra natal. Siendo profesor decidió pasarse a las filas de la delincuencia organizada. Junto con Nazario Moreno González, ‘El Chayo’ y José de Jesús Méndez Vargas, ‘El Chango Méndez’, ‘La Tuta’ fue creador del cártel de la Familia Michoacana, organización considerada de las más criminales en México. Por desavenencias con la cúpula de La Familia, se separó de ese cártel para formar el cártel de los Caballeros Templarios. ‘La Tuta’ ha sido señalado como promotor financiero de políticos en Michoacán.

Un ex cómplice convertido en testigo protegido bajo el seudónimo de ‘Carlos’, reveló cómo Servando Gómez Martínez, a través de su hermano Luis Felipe, apoyó la campaña de Jairo Rivas Páramo alias ‘El Jairo’, para ocupar el cargo de alcalde en el municipio de Arteaga, su tierra natal y población en la cual logró ejercer un control absoluto sobre autoridades y policías. Lo mismo se habla de otras gentes que han llegado a escalar en la política michoacana. Igual que la Familia Michoacana, los Templarios son de las organizaciones criminales más peligrosas que operan en México, cuyos principales cabezas incluso se jactan de haber sacado de Michoacán a Los Zetas.  Con acciones asociadas al empleo del terror y la violencia los Caballeros Templarios han logrado penetrar en zonas cada vez amplias de Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo, estado de México e incluso el Distrito Federal.

La semana anterior, cuando trascendió a los medios la noticia de que la Marina andaba tras ‘El Chapo’ Guzmán e Ismael ‘El Mayo’ Zambada en Sinaloa, Tijuana y la sierra de Durango, operación que ese momento no logró su cometido, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, dijo que Servando Gómez, alias “La Tuta”, sería capturado, así como el resto de los cabecillas identificados del grupo delictivo de los Templarios que opera en la entidad. Dijo que su detención sería “la cereza en el pastel del operativo que inició hace poco más de un mes”.
 Reiteró que de acuerdo con la información de inteligencia, Servando Gómez se encuentra oculto y minado en su actuar. Se ha sabido que ‘La Tuta’ se halla refugiado en algún lugar de Guerrero de donde es oriundo. Y como si algo ya supiera el comisionado, declaró: “Sin embargo, la detención física de él y otras personas para que respondan ante la justicia no debe ser la única bandera de aliento por parte de la sociedad”.

Señaló que las fuerzas armadas y el CISEN han venido realizando un trabajo de inteligencia que les ha permitido poner a disposición del Ministerio Público a 532 presuntos responsables de algún delito, 227 de ellos relacionados con el fuero federal, además de que ya fueron aprehendidos los líderes templarios Jesús Vázquez Macías y Dionisio Loya Plancarte, alias ‘El Tío’, quien fue atrapado escondido en un clóset a finales de enero. Todo parecía ir muy bien en el encargo que le dio el presidente Peña Nieto a su amigo Alfredo Castillo, hasta que por algunas malas artes, en una de las reuniones de las que ha venido sosteniendo con los grupos de autodefensa, el pasado 5 de febrero tuvo un encuentro a solas con  Juan José Farías, alias “El Abuelo”, presunto líder del cártel del Milenio.

Castillo Cervantes dijo que no sabía quién era, en tanto que el propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, declaró que de los dimes y diretes que desató ese encuentro con el que en evidencia al exhibir al funcionario con imágenes videograbadas como que estaría tratando de negociar en ‘lo oscurito’ una tregua con el narco, como parte de la difícil misión que le encomendó su amigo y jefe, el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Obvio que alguien, o todo un grupo dentro del gabinete, quiere que el comisionado se vea mal ante la opinión pública. Lo cierto es que, pese a las aclaraciones de Osorio y del propio  Castillo de que la cosa no fue como fue, a éste lo ‘chamaquearon’. La intención era exhibirlo.

Por eso el titular de la Segob, Osorio Chong, le fue a expresar públicamente al comisionado plenipotenciario todo el respaldo del Gobierno federal a Castillo, luego de que el encuentro aparentemente fortuito que tuvo con un ex delincuente, motivó un escándalo mediático. Y la semana pasada, sobre ese mismo tema, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, reveló que existe orden de aprehensión en  contra del ‘Abuelo’ desde el 20 de enero pasado. Se le acusa de delincuencia organizada, lavado de dinero y narcotráfico. Y a pesar de que un juez de Toluca se negó a ordenar su captura, el procurador General de la República declaró que la dependencia a su cargo apeló a esa resolución que el Sexto Tribunal Unitario del Segundo Circuito del estado de México deberá revisar hoy. Esto evidencia que no hay coordinación entre la PGR y el comisionado en Michoacán; peor aun, lo que resulta obvio es que hay serias diferencias entre ambos funcionarios.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Quién sigue después del Chapo?

Archivado bajo ¿Quién sigue después del Chapo?

Los comentarios están cerrados.