Tardía ayuda a Tamaulipas

PAULINO CÁRDENAS 

En el caso de Tamaulipas, la respuesta del gobierno federal ha sido igual de tardía que en Michoacán, en donde a pesar de haber enviado decenas de tropas del Ejército, la Marina y la Policía Federal y haber sido designado un comisionado plenipotenciario para hacer lo que el gobernador constitucional no ha podido o no ha querido hacer, las cosas no han mejorado sustancialmente, mientras que el líder templario Servando Gómez Martínez, alias ‘La Tuta’, sigue vivito y coleando. Al anunciar el pasado martes el Plan Tamaulipas, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que hasta dentro de seis meses se verán los resultados de la estrategia de seguridad, “porque la población no puede esperar”.

Es decir, que además de todo el tiempo que miles de tamaulipecos han tenido que esperar a que reaccionara el gobierno federal para brindarle ayuda a ese estado, ante la ineptitud e incapacidad de Egidio Torre Cantú, la población que vive en los municipios que han sido escenarios de violencia y muertes, lo que ha motivado que vivan en la permanente zozobra, tendrán que esperar otros seis meses más a ver si la nueva estrategia anticrimen de la Federación funciona. El titular de Gobernación, como si fuera decreto, declaró que bajo ninguna circunstancia se admitirán hechos de violencia, como si a ello harán caso los sicarios del cártel del Golfo y de los Zetas, que lucha a muerte por lograr el predominio de la plaza. A pesar de las advertencias oficiales, se da por hecho que los encuentros armados seguirán.

Los que tendrán que afrontar las consecuencias son los mandos pero más las tropas destacadas en Tamaulipas por órdenes del comandante supremo de las Fuerzas Armadas, quienes tendrán que vérselas con la fiereza de los dos cárteles más desalmados de todos los que operan en México. No tardará en verse la reacción de ambos bandos delictivos al anuncio de Osorio Chong, que serían los primeros mensajes para un gobierno que por razones desconocidas reaccionan tardíamente al llamado de auxilio de quienes sufren el agobio de los cárteles de las droga en varios estados de la república. Los gobernadores priístas de Michoacán y Tamaulipas adolecen de los mismos males: su incapacidad e ineptitud para enfrenar y resolver el problema de la violencia.

En el caso de Michoacán el gobernador Fausto Vallejo ha dado muestra de ser un cero a la izquierda, cuya ineptitud ha dado paso a la ingobernabilidad en ese estado, por lo que, aunque tardíamente, el gobierno federal optó por imponerle un comisionado plenipotenciario en la persona de Alfredo Castillo Cervantes, quien ha gobernado de manera autoritaria y ha echado fuera a dirigentes de esos grupos comunitarios que le han resultado incómodos, como fue el caso de Hipólito Mora y del médico José Manuel Mireles Valverde a quienes les han imputado cargos basados en meras sospechas y dichos sin confirmar. Mora está en la cárcel por ello y a Mireles le anda buscando cargos criminales para aprehenderlo y sacarlo de la jugada.

Por ello el activista de Tepalcatepec decidió crear el Movimiento Nacional de Autodefensas, para contrarrestar la pretensión del gobierno de acabar con esos grupos comunitarios de civiles armados para defenderse de los cárteles que merodean y cometen crímenes de lesa humanidad contra gente inocente, cuando lo que debería de hacer la Federación es dar con ‘La Tuta’ y otros cabecillas de los Caballeros Templarios, en lugar de querer aniquilar a las autodefensas que le han servido a Castillo de su mejor aparato de inteligencia para dar con los capos en esa entidad, ante la incapacidad oficial de lograrlo.

En Tamaulipas, el caso de Egidio Torre Cantú el reto ha sido mucho mayor, pero la incapacidad también. Por ello el gobierno federal decidió actuar en esa entidad, ya que las complicaciones son de otra índole. Solo hay que recordar los hechos del 2011. El 7 de abril de aquel año se descubrió en el municipio de San Fernando, una fosa clandestina con 66 cadáveres. No pasaron ni dos días cuando se localizaron otros 35 cuerpos, enterrados en una zona cercana. El secretario de Gobernación de entonces se apresuró a aclararle a Amnistía Internacional que entre los muertos no había ningún migrante centroamericano: todos eran originarios del país. Los macabros descubrimientos confirmaron que eso era mentira.

De hecho desde entonces no hay ley en Tamaulipas. Hay ausencia del poder institucional. Las mafias se han vuelto más violentas y han venido actuando con toda libertad en ese estado. Los hecho de las últimas semanas lo confirman. De ahí que los seis meses que plantea de plazo Osorio Chong para ver los primeros resultados de la nueva estrategia anticrimen, es demasiado tiempo para miles de tamaulipecos que han estado viviendo en la angustia día a día. Por ello se ha empezado a dar en esa entidad el fenómeno de los desplazados; familias enteras que huyen del lugar en que habitan por temor a morir o ser víctima de los abusos de los criminales. Habrá que ver por cierto, si la llegada de más tropas de Ejército, la Marina y de la Policía Federal a esa entidad, no acaba siendo otro problema más para la ciudadanía, ya que son comunes las violaciones a los derechos humanos por parte de los uniformados contra la población civil con el pretexto de la lucha anticrimen.

Mientras el gobierno federal acaba de realizar un diagnóstico integral y profundo de la inseguridad en el país, para conocer las verdaderas causas de la violencia y hechos de sangre y ver la manera de enfrentar esos flagelos, hay dos rubros que son vitales para la estrategia gubernamental, los cuales debería atender para cerrar el círculo virtuoso que se ha propuesto: uno es el trasiego de armas, y otro es el freno al lavado de dinero del narco, a través de prestanombres. ¿Qué pasó con las investigaciones de la operación ‘Rápido y Furioso’? ¿Qué hay con la Unidad de Inteligencia Financiera para evitar el lavado de dinero del narco? ¿Y los costosos servicios de inteligencia, de veras funcionan? ¿Habrá quienes crean que la honda rivalidad de los cárteles de Los Zetas y del Golfo cesará por el llamado que acaba de hacer el titular de Gobernación?

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Tardía ayuda a Tamaulipas

Archivado bajo Tardía ayuda a Tamaulipas

Los comentarios están cerrados.