Castillo quedó en evidencia

PAULINO CÁRDENAS

Con la puesta en libertad el pasado viernes del líder de autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora Chávez, y dizque haberse integrado a la Fuerza Rural Estatal, el comisionado plenipotenciario de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, quedó en evidencia de cara a la nación. El juez de la causa revocó la formal prisión del activista por falta de pruebas de los delitos que se le imputaron por homicidio y privación ilegal de la libertad. De esta forma podría comenzar a darse la segunda versión de aquel famoso ‘michoacanazo’ que hubo en el sexenio pasado por órdenes del ex presidente Felipe Calderón y que acabó siendo un fiasco, ya que un año después once presidentes municipales, 16 altos funcionarios y un juez del estado de Michoacán que habían sido detenidos acusados de vínculos con el narcotráfico, quedaron en libertad por falta de pruebas. Ese episodio fue de los más aberrantes de la administración pasada.

Un hermano de Hipólito, Leonel Mora Chávez, es prófugo de la justicia; lo culpan de la muerte de dos autodefensas, pero refiere que él es inocente y que su estado de salud es tan solo una prueba de su inocencia. Leonel es un hombre que sigue viviendo en La Ruana, su vista es muy poca y tiene dificultades para caminar y para sostener uno de sus brazos. En el expediente en el que se acusó a Hipólito Mora del homicidio de dos autodefensas, se dice que su hermano participó y que incluso viajó de la Ruana a Buenavista a “presumir el homicidio de El Pollo”. En síntesis, el hermano de Hipólito Mora asegura que esas acusaciones en su contra también son falsas.

El 11 de marzo pasado la Procuraduría General de Justicia de Michoacán detuvo al líder de la autodefensa,  por su probable responsabilidad en grado de coparticipación por el asesinato de José Luis Torres alias ‘El Nino’ y Rafael Sánchez alias ‘El Pollo’, también integrantes de las autodefensas, y cuyos cuerpos fueron encontrados calcinados el sábado 8 de marzo. La detención fue confirmada por el gobernador Fausto Vallejo Figueroa, quien se mantuvo al tanto de las investigaciones desde Querétaro, donde participaba en la reunión de Seguridad de la Región Centro Occidente. El comisionado afirmó que la detención de Hipólito, se había dado por su “probable responsabilidad en grado de participación”, en el asesinato de las dos personas que fueron encontradas torturadas, con tiro de gracia y calcinadas, aquel sábado 8 de marzo.

Antes de la detención Castillo Cervantes se había reunido con Luis Antonio Torres, alias ‘Simón’ o ‘El Americano’, líder del cártel de Michoacán el cual es conocido como “Tercera Hermandad” o los H3, y a quien vinculan con los Templarios. El Americano, quien tenía rivalidades al parecer por asuntos sentimentales con el líder de las autodefensas de La Ruana, acusó a Hipólito Mora de estar detrás de las ejecuciones de El Pollo y Nino Torres, y además lo culpó de robo de propiedades y despojo de tierras. El comisionado, del que hay quejas de que se ha venido comportando con autoritarismo, dio por bueno y cierto los dichos del rival de Hipólito, por lo que en connivencia con la PGJ estatal se dio la orden de aprehenderlo, sin más ni más.

Por su parte, el vocero de las autodefensas de Tepalcatepec, el médico José Manuel Mireles Valverde, rechazó que Mora haya estado detrás de los crímenes que le quisieron imputar y apuntó la presencia de presuntos Templarios en el grupo del Americano. A Mireles también lo trae en la mira Castillo, a quien le ha imputado de oídas una serie de acusaciones, entre ellas que quedó ‘loco’ después del avionetazo del que milagrosamente salvó la vida el activista, y luego ordenó que lo desconocieran como vocero del Consejo General de las Autodefensas de Michoacán, lo que sucedió el pasado día 5.

Mireles Valverde dijo que todo ello ha sido obra del comisionado Castillo Cervantes a quien le han incomodado sus declaraciones respecto a la incapacidad del gobierno, y por hablar de las colusiones que hay de autodefensas con las mafias y que son sus aliadas, lo que ha impedido combatir a los capos de la droga en Michoacán. El activista había dicho hace unos días que ‘la guerra apenas va a comenzar ahora que el comisionado se vaya’, lo que supone que algo sabe y que los demás ignoran. Señala que Castillo ha preferido pacificar Michoacán con delincuentes. Hay quejas del autoritarismo con el que se desenvuelve el enviado especial del presidente Peña Nieto. Una queja fue la del alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, quien fue expulsado de su municipio por el grupo armado que comandan “El Abuelo” y su hermano Uriel Farías, por lo que tuvo que despachar desde Morelia hasta que fue destituido por el Congreso michoacano por presuntos vínculos con ‘La Tuta’, dirigente de los Templarios.

A mediados de abril se presentó voluntariamente a la sede principal de la PGR en la capital del país para dirigirse después a las instalaciones de la Seido de donde horas después salió sin acusación alguna. Dijo que había ido ‘para limpiar mi nombre’, de las acusaciones que le imputaban en Michoacán. El ex edil rechazó conocer a Servando Gómez, alias ‘La Tuta’, líder de Los Caballeros Templarios, y sostuvo que son falsas las noticias que habían difundido medios de comunicación sobre sus vínculos con criminales. En una entrevista con Roberto Zamarripa para el diario Reforma el pasado mes de febrero, dijo que uno de los aliados de Castillo es Juan José Farías, alias “El Abuelo”, a quien la PGR vinculó con el cártel del Milenio, quien es cerebro de las autodefensas michoacanas, traficante y homicida.

“Al Comisionado le incomoda que uno hable, que uno no se quede callado. Le incomoda que yo no sea agachón, que no sea dejado. Me dice que no soy disciplinado, que no soy institucional. No sé qué espera. ¿Eso es ser disciplinado? ¿Que hagan lo que ellos quieren aunque sea en contra del Estado de derecho, en contra de las instituciones?”, señaló Valencia. Pidió dejar maniqueísmos y que se escuche su reclamo. “El que no apoye al Comisionado es Templario. El que no apoye lo que diga el Comisionado porque es el bueno de la película, es el malo de la película. No puede ser que haya esa postura fundamentalista del Gobierno”. Y critica: “Aplican una ley selectiva en Michoacán donde se persigue a los delincuentes malos con el apoyo de delincuentes buenos, buenos para el Gobierno”. Y advertía que el Gobierno federal “juega con fuego”.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Castillo quedó en evidencia

Archivado bajo Castillo quedó en evidencia

Los comentarios están cerrados.