Eruviel sin poder ¿y en capilla?

PAULINO CÁRDENAS 

Eruviel Ávila Villegas no es gente del grupo Atlacomulco. Lo ven como hijastro. Fue haciendo su carrera política más bien a la sombra del ex gobernador Arturo Montiel. Ya como alcalde de Ecatepec, cuando se acercaban los tiempos electorales para suceder a Enrique Peña Nieto y quien estaba por lanzarse a la grande, comenzó la danza de nombres para escoger quien sería el candidato del PRI a la gubernatura mexiquense. El nombre de Eruviel no estaba propiamente entre los preferidos por la nomenclatura priísta. Estaban otros. Era probable que Ávila Villegas no fuese el escogido como candidato priísta. ¿Qué motivó entonces que se le arropara como el mejor prospecto para sucederlo en la gubernatura?

El PRD no quería a Alejandro Encinas de candidato, por ser gente allegada a Andrés Manuel López Obrador, por lo que los ‘Chuchos’ le habían empezado a tirar el anzuelo al ex alcalde ecatepense para que fuera su abanderado. Si el PRI lo desechaba como abanderado entonces lo habría querido ser del  partido del sol azteca. ¿Qué hubiese pasado si Ávila Villegas le hubiese dado el triunfo al PRD en el estado de México? Esa posibilidad no hubiera encajado para nada con los planes de largo plazo del Revolucionario Institucional, en caso de que ganara Peña la Presidencia de la República, como fue. En la época de oro de ese partido el estado de México había sido bastión fundamental para que el PRI lograra el triunfo en la elección presidencial.

El caso es que Eruviel ganó la gubernatura como candidato del PRI, y una vez con el triunfo nombró a su gabinete. Al paso del tiempo, el gobernador mexiquense comenzó a seguir el camino de su antecesor -igual que lo ha venido haciendo el mandatario de Puebla, Rafael Moreno Valle- de gastar millones y millones de pesos en promoción personal en televisión nacional, con miras a ser en su momento el elegido para ser el candidato de su partido para la sucesión presidencial. Pero vuelta a lo mismo, Eruviel no está entre los preferidos para ello. Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong son los que por ahora están a la vista. Esa intención del mandatario mexiquense empezó a ser asunto de preocupación en Los Pinos.

En los últimos meses hubo críticas que fueron creciendo, por el incremento de la inseguridad en el estado de México, lo que ocasionó que el principal huésped de Los Pinos fuera a su estado natal a ver qué es lo que pasaba. Habló con su sucesor. Fue el 13 de marzo pasado cuando el gobierno federal anunció la activación de un nuevo plan estratégico anticrimen para la entidad, ordenando el incremento en el número de elementos de las fuerzas federales que realizarían operativos coordinados con grupos especiales, para enfrentar el repunte que se había estado dando en cuanto a homicidios dolosos, asesinatos y sobre todo el número tal elevado de extorsiones vinculados con secuestros cuyo número repuntó de manera preocupante en los primeros meses de 2014.

Por ello, antes de transcurriera más tiempo, se optó por meterle mano al gabinete mexiquense, empezando por lo que muchos han querido ver como es el tema de la inseguridad que se ha desatado en esa entidad federativa, como razón principal para hacer cambios, mientras que para otros es el gran pretexto para ir imponiendo gente allegada al círculo de mayor influencia del mandatario mexiquense, comenzando por el relevo en la secretaría de Seguridad Pública. Aquel día se informó sobre la renuncia de Rocío Alonso Ríos como titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC), para que Damián Canales Mena -que había trabajado en el combate al crimen en el estado de Hidalgo- asumiera el cargo.

Quien se venía desempeñado como diputado federal por la entidad, con el cargo de presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta PúblicaJosé Manzur Quiroga, fue designado secretario general de Gobierno de la entidad. Con este cambio, Eruviel Ávila quedó prácticamente sin el poder político que requiere todo gobernante; le sucedió lo que a Fausto Vallejo con Alfredo Castillo en Michoacán. Alejandro Jaime Gómez Sánchez fue nombrado. Los tres ligados a Luis Enrique Miranda Nava, subsecretario de Gobierno en la Segob, y hombre de todas las confianzas de Peña Nieto.

Tanto Rocío Alonso como el ex secretario de Gobierno, Efrén Rojas Dávila, y el ex procurador de la entidad, Miguel Ángel Contreras Nieto, era gente cercana al gobernador. Así comenzaron los cambios en el gobierno mexiquense. En un lapso de 52 días, después de la activación del operativo federal en la entidad, Eruviel Ávila había ordenado varios relevos. La ‘purga’ continuó. Elizabeth Vilchis, secretaria de Desarrollo Social en el Estado de México, e Isidro Muñoz, secretario técnico de Gabinete, renunciaron a sus cargos, informó este jueves el área de Comunicación de la entidad.

En Desarrollo Social el nuevo titular será Arturo Osornio, quien se había desempeñado como subsecretario de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). El cargo de secretario técnico lo tendrá Indalecio Ríos, quien había trabajado como vocero para los temas de Seguridad y Justicia en el Estado de México. También se anunció la llegada de Carolina Alanis como directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIFEM) y Heberto Barrera Velázquez como presidente del Consejo de Infraestructura y Desarrollo Social, de acuerdo con un comunicado oficial. Según el gobierno mexiquense, todas las renuncias fueron por motivos personales.

Hay quienes creen que no solo Eruviel se ha quedado sin poder real en la entidad que gobierna, sino se habla que incluso podría e su momento ser relevado del cargo -pidiendo una licencia seguramente- para incorporarse al equipo mayor de Peña Nieto. Podría ocupar un cargo en el tablero del gobierno federal para tenerlo cerca y no dejar que el PRD lo quisiera lanzar como lo quiso intentar en el estado de México, pero ahora para hacerlo su candidato en el 2018. Las apuestas corren y hay quienes aseguran que Ávila Villegas habrá de presentar su renuncia próximamente, ya que ese nuevo gabinete de hecho le fue impuesto. Se habla de que en su lugar llegaría alguien muy cercano y de las confianzas de Peña Nieto. Hay dos nombres que se mencionan: uno ya está incorporado en el gabinete mexiquense; otro es quien desde Gobernación manejará los hilos en esa entidad. Eso dicen.

Anuncios

Comentarios desactivados en Eruviel sin poder ¿y en capilla?

Archivado bajo Eruviel sin poder ¿y en capilla?

Los comentarios están cerrados.