¿Podrá México vencer a Brasil?

PAULINO CÁRDENAS

Millones de aficionados creen que México está a la altura como para ganar el partido ante Brasil, hoy, porque de pronto, en el juego inaugural, mostró un nuevo rostro, un nuevo estilo de ataque, un juego más táctico, con velocidad, fuerza e imaginación con Rafa Márquez como bujía principal. Otros, los menos optimistas, consideran que para Brasil resulta imperativo hacer un buen papel en esta copa porque cuenta con buenos futbolistas, además de que la principal arma, el arbitraje, podría estar a su favor, por lo que de plano le anticipan el triunfo a la escuadra anfitriona. Habrá que ver lo que pasa hoy en el terreno de juego, lo que para algunos hasta podría repercutir en el terreno político si México gana.

Por lo pronto el ánimo de los jugadores mexicanos está por los cielos, mientras que los jugadores brasileños están frente a la encrucijada de vencer o comenzar a morir. Si pierde Brasil la catástrofe podría a comenzarse a cifrarse y de ir de mal en peor, se llevaría de corbata a la presidenta Dilma Rousseff en su aspiración de ser reelegida, mientras que  México se consagraría parcialmente pero de manera muy importante con ese triunfo. Los millones de aficionados mexicanos enloquecerían y se darían por bien servidos. ‘El Piojo’ Herrera ni se diga. Hasta un empate lo verían como un triunfo en el estadio Castelão de Fortaleza este medio día.

Lo que es cierto es que en el Mundial de Futbol 2014 parece haber la consigna de que el equipo de Brasil avance con la ayuda de los árbitros que viene a ser el jugador número 12 brasileño, encargados de frenar a toda costa el avance de los rivales del equipo anfitrión, como fue el caso de Croacia en el juego inaugural, en el que a Neymar se le perdonó una falta que era de expulsión. Antes de darle un codazo a un jugador del equipo contrario que lo mandó abajo al pasto, Neymar con mucho dolo lo ‘midió’ antes de zamparle un codazo, lo que debió ser sancionado por el árbitro japonés Nishimura con expulsión por la alevosía,  pero solo se atrevió a sacarle tarjeta amarilla. ¿Por qué?

Porque esa es la consigna: no tocar ni con el pétalo de una rosa a la máxima estrella del equipo anfitrión. Hoy habrá que ver lo que sucede con el árbitro turco Cuneyt Cakir y Neymar. Porque si comete otra falta el crack brasileño quedará expulsado. La otra es que no salga a la cancha, solo en el caso extremo que sea necesario. Todavía se recuerda la valentía de aquel árbitro argentino, Horacio Elizondo, que expulsó sin más a la estrella de Francia, Zinedine Zidane, en la final del Mundial de Alemania 2006 ante Italia. Zidane le dio un golpe con la cabeza al defensa italiano Marco Materazzi en el pecho durante la final del Mundial que con la expulsión,  empañó la despedida de la estrella francesa de las canchas de fútbol.El ex silbante afirmó que no se arrepiente de su polémica decisión.

Otro caso del pésimo arbitraje del Mundial que se celebra en Brasil fueron los dos goles anulados a Giovanni dos Santos el viernes en su debut contra Camerún; eso dolió más a los aficionados mexicanos que lo de Neymar. Lo bueno fue que al final México logró un tercer gol incuestionable logrado por Oribe Peralta, por lo que el Tri salió victorioso con la diferencia mínima de 1-0. Con todo y la torrencial lluvia que cayó. Hoy está listo para su encuentro con la escuadra brasileña, que tendrá a su favor a la afición, aunque el equipo de México también tendrá el decidido apoyo de un gran número de aficionados que estarán en el estadio Castelão.

Pero el principal problema al que habrán de enfrentarse hoy los integrantes de seleccionado mexicano de futbol ante Brasil será el arbitraje. Ayer en este mismo espacio apuntábamos que hay un evidente maridaje entre el arbitraje y la FIFA, organismo que no solo soslaya la nefasta actuación de varios silbantes sino cuenta con su anuencia, en un afán de que ciertos equipos pasen a la siguiente ronda eliminatoria, sin importarles el descaro con el que marcan faltas que no debieran dejando pasar las que sí deberían ser sancionadas. Le ha pasado a más de un equipo participante en ese certamen.

En otros partidos de este Mundial 2014 ha habido aparentes errores arbitrales, que parecen evidentes mandatos ordenados desde la más alta cúpula de la FIFA para favorecer a algún equipo determinado que le interese a esa organización que avance en la tabla de clasificaciones. Tiene sus evidentes preferidos. Por supuesto que uno de ellos, quizá el principal, es Brasil. Lo que se quiere es que vaya avanzando, aunque otras selecciones den su mejor esfuerzo para lograr también lo suyo. Por ello la expectación está puesta en el partido de hoy al medio día entre un Brasil que tiene la ventaja de ser el equipo local, y la selección de México que tiene posibilidades reales de ganar el encuentro, si no hay perversidades en el arbitraje.

Cierto que México le ganó a Camerún, pero Brasil es otra cosa. Históricamente ha sido superior en la cancha, aunque en las Olimpiadas, México se impuso. Su triunfo en el partido inaugural es motivante para el ánimo de los jugadores del Tri pero dicen los que saben que, para no exagerar, bien se podría aspirar a un empate. Como sea, la selección nacional de México llega a su segundo encuentro en el Mundial con muchos ánimos de triunfo, lo que ya es muy bueno. Y como dijo el técnico Miguel ‘Piojo’ Herrera: “Somos la representación del sentimiento de los mexicanos porque el futbol nos causa felicidad inmensa o un dolor tremendo… pero no nos jugamos la patria con la selección”.

Eso es lo más sensato de todo. Porque al final es solo un torneo mundialista. Aunque la afición mexicana le quisiera exigir más al equipo de sus sentimientos, no se trata de ponerle en sus espaldas una lápida que diga: tu participación es un asunto de honor. No. Se trata simplemente de hacer un papel digno, con el ánimo puesto en la victoria, pero nada más. Aunque un triunfo del Tri sí sería una bofetada con guante blanco a las declaraciones que hizo hace unos días el ex mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien, sin una pizca de diplomacia, criticó duramente las políticas del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, en un seminario organizado por el diario español El País en Porto Alegre. Por lo pronto hoy se verá de que están hechos el equipo de Brasil, Neymar, el Tri y el árbitro turco con sus abanderados.

 

 

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Podrá México vencer a Brasil?

Archivado bajo ¿Podrá México vencer a Brasil?

Los comentarios están cerrados.