Exige Sicilia liberación de Mireles

PAULINO CÁRDENAS

El poeta Javier Sicilia hizo un llamado a intelectuales, organizaciones civiles y luchadores sociales del país a exigir de manera conjunta la liberación del médico José Manuel Mireles Valverde, ya que ese encarcelamiento demuestra que el gobierno de Enrique Peña Nieto “está del lado de la delincuencia y no de los ciudadanos”. Dijo que con esa detención llena de anomalías, sufrida por el ex vocero de las autodefensas de Michoacán, “lo han humillado, y esa humillación es contra todos los mexicanos, contra toda la nación”. Exigió al jefe del Ejecutivo federal ordene la liberación inmediata de Mireles, y pidió a toda la clase política que lo trate como “persona y de manera humanitaria”, devolviéndole de inmediato “sus derechos civiles y humanos”.

Entrevistado en la Universidad Autónoma del estados de Morelos, advirtió que, “lo que está haciendo el gobierno es mandar un mensaje”, en el sentido de que “están de lado de los delincuentes, no del lado de la razón de la gente, ni de la necesidad de la gente”. El padre de Juan Francisco Sicilia, asesinado junto con otras seis personas en 2011 en Cuernavaca, Morelos, exhortó a los intelectuales a unirse para exigir la liberación del ex vocero de las autodefensas en Michoacán; éstas, recordó, “tuvieron que armarse porque el Estado no cumple con su función de garantizar la seguridad y la paz”.

Sicilia destacó: “Tenemos que mandar un mensaje muy perentorio; esto no podemos permitirlo. Deben sacar no sólo a Mireles, sino a su gente, porque este agravio es una mensaje para todos nosotros que hemos luchado por la paz, que no estamos en contra del Estado, sino en contra de las ineficiencias y las corrupciones del Estado”. Con la detención de Mireles, insistió, el mensaje que manda el gobierno priísta de Peña Nieto es que “el gobierno está del lado de la delincuencia y lo único que quiere es armonizar y volver a controlar a las redes del narcotráfico. Eso nos parece verdaderamente grave”, puntualizó el poeta.

Por su parte, en otro escenario, el padre Alejandro Solalinde lamentó que el gobierno federal se haya valido de “prácticas corruptas, prácticas viejas y mañosas” como la siembra de armas y de mariguana, para inculpar y apresar al médico José Manuel Mireles Valverde. “Es una tristeza y una pena” que el gobierno mexicano “no quiera cambiar”, dijo, y comentó que quienes critican al gobierno habrán de tener cuidado porque pueden pasar por lo mismo que el líder de autodefensas michoacanas ahora preso, a quien describió como “una persona muy querida, muy respetada”, que “se sabe que no es una persona violenta y que, personalmente, nunca ha tenido armas”. Y expresó que en todo caso “no dudo que yo también esté en la mira”.

El clérigo cuestionó las declaraciones del comisionado plenipotenciario para Michoacán, Alfredo Castillo, quien afirmó que Mireles “desafió al Estado” al andar armado cuando se había comprometido a desarmarse desde mayo pasado, al aseverar: “Es palabra contra palabra, y todos los que defendemos algo estamos de alguna forma desafiando al sistema”. Y retó: “Y con esto ¿quién sigue? ¿sigo yo o quién sigue?; porque no nos vamos a callar”. Lamentó que la gran corrupción e impunidad que prevalece en México sea solapada por un gobierno “simulador”. Manifestó que en lugar de ver los secuestros, homicidios, extorsiones y la situación de los migrantes cuyos derechos humanos son violados en el país, el gobierno pretende callar “a los que decimos lo que pensamos”.

Advirtió Solalinde, director del albergue Hermanos del Camino, quién se ha distinguido por su labor a favor de la protección de los derechos humanos de los migrantes que cruzan el territorio nacional con rumbo a los Estados Unidos, que si para el gobierno, decir las cosas lo toma como un desafío, entonces, “¡lo vamos a desafiar!”. Dijo que no apoya las acciones armadas, y que el mensaje del gobierno federal contra José Manuel Mireles va dirigido también a los defensores de derechos humanos, como él. “Es un mensaje, es una advertencia también para nosotros. Y le van a buscar en la forma que sea, la trampa que sea, no es la primera vez. A mí han tratado de criminalizar de muchas maneras y todas viniendo del gobierno federal”, alertó. Hizo un llamado a los tres poderes de la unión, a los tres órdenes de gobierno, a escuchar a las mujeres, a los estudiantes, a los periodistas y a la sociedad en general, para construir “un México diferente”.

Por su parte el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador aseguró que el arresto de Mireles “se debe a que no se alineó” al comisionado Castillo Cervantes. Expuso que puede estar de acuerdo o no con los integrantes de las policías comunitarias michoacanas, “pero nunca vamos a aceptar que haya autoritarismo, que es la prepotencia”. Y preguntó: “¿Quién es este comisionado para encarcelar a su antojo a cualquier ciudadano, a cualquier michoacano?”. Y respondió: “Eso no lo podemos permitir”. Indicó que la creación de las policías comunitarias en Michoacán se debe a un consejo que le dio el general colombiano Óscar Naranjo a Peña Nieto, de que metiera al mismo pueblo a enfrentar el problema de la inseguridad para que el gobierno quedara libre y no tuviese que ver nada con ello.

“Yo no estoy de acuerdo con nada que signifique enfrentar la violencia con la violencia, el fuego no se puede apagar con el fuego, el mal no se puede enfrentar con el mal. ¿Por qué hay inseguridad y violencia en Michoacán y en el país? Porque no ha habido desarrollo en México; no hay empleos, se abandonó a los jóvenes que no tienen posibilidad de trabajo ni de estudio y ahora estamos pagando las consecuencias”, destacó. Indicó que “los gobiernos corruptos, tanto el de Felipe Calderón como el de Enrique Peña Nieto, quisieron resolver la inseguridad con medidas coercitivas, con soldados, con marinos, con policías, ahora con guardias rurales, con cárceles, con amenazas de mano dura y con leyes más severas”.

En términos generales ha sido muy cuestionada por los mexicanos la detención y la forma -la forma es fondo decía don Jesús Reyes Heroles- para consignar a quien ha sido figura emblemática y controvertida de las autodefensas de Michoacán, porque es un mensaje de advertencia de lo puede pasarle a quienes sean críticos del gobierno federal como dijo el padre Solalinde, y demuestra que, en lugar de combatir efectivamente la delincuencia, las autoridades optan por querer acallar las voces disidentes. Los hechos contradicen pues, el discurso de que este gobierno permitiría las críticas de quienes disienten de ciertos actos de gobierno, sobre todo cuando son actos de autoritarismo vil sin apego a derecho.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Exige Sicilia liberación de Mireles

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.