Amigos cercanos y parientes

PAULINO CÁRDENAS

¿El poder es para quien lo trabaja?. Si es así, ¿de cualquier modo habría justificación para que parientes y amigos cercanos al máximo poder del mando político del país gocen de privilegios especiales? Casos sobran. Pero hay algunos que, por ser típicos ejemplos de amiguismo, complicidad, corrupción e impunidad, vale la pena señalarlos, mientras llega un régimen que de veras eche del sistema esos males que aquejan al país y sobre todo que indigna a los millones de mexicanos que estaban en la creencia de que ‘ahora sí’ vendrían tiempos mejores y que todo cambiaría. Pamplinas. Nadie cree que con la reforma energética este país cambiará. Lo que tiene que cambiar es la actitud de los funcionarios que arriban al poder y de los amigos que suelen ser los beneficiarios o prestanombres de tantos hechos que se dan a trasmano y que se realizan al amparo del cargo y a costillas del erario público. Esto se impide solamente aplicando la ley.

Solo como ejemplo de los muchos que hay y que se han dado en el país en diferentes tiempos, está el del dirigente de los trabajadores petroleros, Carlos Romero Deschamps, quien goza de total impunidad gracias al fuero de senador que tiene, pero que debería ser sometido a un juicio político para ser desaforado y someterlo a proceso por los delitos que ha cometido en contra de Pemex que se supone que es patrimonio de todos los mexicanos. O era. En sus orígenes el juicio político fue concebido como derecho ciudadano para exigir rendición de cuentas a los servidores públicos corruptos o ineptos, pero históricamente eso ha quedado en el limbo. Su comportamiento es prueba de que en México lo que se premia es la corrupción que realizan los empoderados como él y que viven protegidos por el sagrado manto de la impunidad.

En tres décadas solo prosperó la del ex director de Pemex, Jorge Díaz Serrano, acusado de desviar millones de dólares. ¿Por qué no prosperan los juicios políticos? Porque la elite gobernante quiere permanencia, impunidad, ser intocable y beneficiarse a sí misma. Por ello se tapan unos a otros. Dicen los estudiosos que el juicio político se basa en criterios estrictamente políticos pero de ninguna manera busca la justicia ni castigar al culpable. Es algo así como el ‘petate del muerto’. Es para asustadizos. Si no pudieron con el que iba en contra del entonces perredista Andrés Manuel López Obrador, menos podrían someter a juicio político al priísta Romero Deschamps que ha sabido repartir favores entre la clase política, desde arriba hasta abajo. La irritación y descontento social va en aumento ante los graves abusos del poder público, por ese y otro muchos casos. Otro ejemplo de impunidad rampante es el de Néstor Félix Moreno Díaz, ex alto funcionario de la Comisión Federal de Electricidad.

La historia la cuenta Humberto Padgett, colaborador de sinembargo.mx de cómo la fortuna llegó a su vida y la de los suyos, gracias a que con mucha audacia realizó triquiñuela y media y contó con el silencio cómplice de las autoridades de la CFE, luego de haber sido sobornado por una empresa de Suiza –supuestamente uno de los países menos corruptos del mundo– llamada ABB Ltd. para obtener contratos con la empresa paraestatal, la cual, a través de las oficinas que tiene en Norteamérica, habían realizado sobornos de al menos 2.7 millones de dólares para obtener contratos por más de 100 millones de dólares en Iraq y México, Una vez que se se descubrieron las fechorías de Moreno Díaz, en EU se abrió una investigación y un expediente en contra de ABB Ltd. La investigación arrojó el dato de que entre 1999 y 2004, la subsidiaria ABB Network Managment, sobornó funcionarios mexicanos no sólo de la CFE, sino también de la extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

Esos actos de corrupción le abonaron al funcionario de la CFE Néstor Félix Moreno Díaz, un yate de 82 pies de eslora. Su costo, a valor pericial, superaba los 22 millones 100 mil pesos. Al vividor la empresa suiza le había regalado un auto Ferrari Spider convertible, modelo 2006. Pero además tenía nueve vehículos más entre camionetas de lujo y autos también de lujo, además de terrenos, casas y un rancho. Lo abominable de esta historia es que después de que quedó preso el 3 de septiembre de 2011 en el Reclusorio Oriente por el delito de enriquecimiento ilícito. Al poco tiempo quedó libre al considerarse que su detención resultó ilegal.

El caso legal en su contra fue instrumentado por la Secretaría de la Función Pública, entonces a cargo de Salvador Vega Casillas, una de las manos derechas de Felipe Calderón Hinojosa y que ahora es Senador de la República. Con ese cargo legislativo Vega Casillas abanderó la privatización del sector energético con el argumento, entre otros, de que Petróleos Mexicanos y la Comisión  Federal de Electricidad ‘son malos negocios’. No mucho tiempo después de su detención, Néstor volvió a la calle, al considerarse que su aprehensión por el delito de enriquecimiento ilícito, resultó ilegal. Es otro típico ejemplo de la corrupción e impunidad que impera en México.

Otro como botón de muestra es el de las calcomanías IAVE que tomó por sorpresa a los poseedores de ese sistema de pago automatizado. El cambio sin previo aviso le causó problemas y malestar a muchos usuarios en las casetas de peaje. Más lo que les espera a los que regresarán de vacaciones. Parece haber ilegalidades en la licitación de la que la propia Secretaría de la Función Pública dio constancia. Pero el asunto es que el concesionario es Roberto Alcántara, próspero hombre de negocios, que encabeza el  Grupo Toluca; accionista de Prisa, que edita el diario español El País y que está listo para participar en la licitación de un nuevo canal de televisión y que es amigo cercano del presidente Enrique Peña Nieto.

La Comisión de Comunicaciones del Senado citó a comparecer hoy al titular de Caminos y Puentes, Benito Neme, para que explique el desastre generado en las autopistas concesionadas, con los cambios al sistema IAVE. ¿Cree usted que algo se resuelva? ¿El asunto quedará en la vil impunidad? Por lo pronto se quiso diluir un poco el escándalo con una confusa conferencia de prensa celebrada ayer. Pero hay otro caso más al que por falta de espacio solo nos remitiremos al link donde usted podrá ver, a través de una serie de fotografías, que en el mar la vida es más sabrosa. Se trata de otro personaje que gusta, como Romero Deschamps y Néstor Moreno, de la ‘dolce vita’; solo que en este caso resulta ser un pariente muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto: hilodirecto.com.mx/la fabulosa-vida-del-tio-de-pena-nieto

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Amigos cercanos y parientes

Archivado bajo Amigos cercanos y parientes

Los comentarios están cerrados.