Arde Guerrero y escala el conflicto

PAULINO CÁRDENAS 

El conflicto por los 43 normalistas desaparecidos y el asesinato de seis personas, entre ellas tres alumnos el pasado 26 de septiembre en Ayotzinapa, va en escala ascendente; el incendio de las oficinas del palacio de gobierno estatal por parte de estudiantes, maestros y padres de familia, fue una muestra de la indignación por esos hechos por los cuales se culpa al gobernador Ángel Aguirre Rivero y al ex alcalde de Iguala prófugo José Luis Abarca Velásquez. Padres de familia de los desaparecidos y asesinados junto con estudiantes y maestros, exigen que el mandatario deje el cargo para que no estorbe en las indagatorias que están realizando las autoridades federales en torno a esos lamentables hechos.

Este lunes en Chilpancingo, normalistas y maestros provocaron incendios en las instalaciones del Palacio de Gobierno de Guerrero, rompieron vidrios de edificios, dañaron el Congreso local y causaron destrozos en la sede del ayuntamiento de la capital del estado. Incluso mantuvieron retenidos a trabajadores de la sede donde despacha el gobernador Ángel Aguirre durante cerca de seis horas. Un grupo de inconformes tomó un cuadro con la imagen del gobernador Aguirre y le prendió fuego junto a otros objetos. Habían echado cohetones que desconcertó a empleados y a gente que estaban haciendo trámites dentro de los inmuebles.

Alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa y miembros de la CETEG, al filo del mediodía habían arribado a bordo de autobuses a la instalaciones oficiales y al Congreso, y tomaron y cerraron los accesos de entrada a Palacio de Gobierno, y posteriormente se dirigieron al Congreso de Guerrero. Los manifestantes pusieron candados en las puertas del Palacio de Gobierno para bloquear los accesos, quedando encerrados empleados y personas por unas seis horas. En la sede del Poder Legislativo los maestros intentaron tomar la entrada.

Sin embargo, un grupo de policías antimotines lo impidió, lo que provocó que los manifestantes arrojaran piedras contra la fachada de edificio y los policías los repelieran con polvo de extintores. El saldo fue de cinco maestros y dos policías con lesiones leves. Estudiantes de la UNAM y la UAM convocaron a un paro de 48 horas a partir de ayer martes, en reclamo por la desaparición de 43 normalistas, mientras que el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, en ausencia del gobernador, hizo un llamado al diálogo en tanto reforzaban la seguridad de los inmuebles dañados en la capital. También el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Marcos, llamó a los normalistas al diálogo y a la reconciliación.

Para colmo, el pasado lunes un estudiante alemán fue baleado por la policía aparentemente por confusión. El joven viajaba en una camioneta con otros amigos (dos alemanes, dos franceses y seis mexicanos), quienes regresaban del puerto de Acapulco y pasaron por Chilpancingo poco después de un enfrentamiento entre la policía y un grupo de secuestradores donde murió un oficial. Veinte policías involucrados en el incidente fueron detenidos y sus armas son analizadas. El caso es que el conflicto en Guerrero, lejos de disminuir, va en ascenso, sin que hasta hora haya visos de avance en las investigaciones.

Las autoridades locales y federales no han podido coordinar sus tareas por lo que el escenario de incertidumbre e indignación, no solo en Guerrero, sino en todo el país, va creciendo. Esa indignación por esos hechos -más los de la matanza de supuestos delincuentes por parte de militares en Tlatlaya, estado de México sucedido el pasado 30 de junio-, la comparte mucha gente a nivel internacional, en donde cada vez se confirma la mala imagen de México al que califican como un país donde impera la barbarie y donde hay ingobernabilidad.

Esa mala imagen, quiérase o no, empezará a afectar los planes del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien ha estado promoviendo a México como un país apto para las inversiones, después de que le fueron aprobadas las reformas estructurales incluida la del sector petrolero, aunque la circunstancia de inseguridad que viven varios estados de la República en donde los cárteles de la droga y el crimen organizado han ido imponiendo su ley, pese a que la negativa en ese sentido de la parte oficial que asegura que todo está bajo control, lo que dista de ser cierto.

Por lo pronto, la indignación por el México bárbaro que están viendo desde fuera del país, ha empezado a convertirse en exigencia al gobierno mexicano, para que cambie su estratega anticrimen que evidentemente no ha funcionado, y se ponga las pilas antes de que los capos sean los que comiencen a gobernar en las entidades del país, poniendo a la cabeza de mando estatal y municipales a gente incondicional, como ha empezado a suceder en varias entidades federativas, sin que haya voluntad política para evitarlo.

Uno de los reclamos más severos fue hecho por la organización internacional Human Rights Watch, que envió una carta al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong con copia para el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, en la que manifiesta su preocupación al observar que en México hay una crisis profunda en materia de derechos humanos. HRW demanda una investigación seria y resultados inmediatos al gobierno mexicano en el tema de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa y de las ejecuciones de Tlatlaya. En una larga misiva hace un repaso de lo que el gobierno de México ha dejado de cumplir con respecto a la salvaguarda de los derechos elementales de personas vinculadas o no a la delincuencia.

Señala el citado organismo: “Los esfuerzos del gobierno mexicano para combatir la desaparición forzada de personas y los secuestros están plagados de demoras inexplicables y declaraciones contradictorias”. José Miguel Vivanco, director para las Américas de ese organismo, quien rubrica la carta, indicó en su misiva que si bien esta grave crisis de derechos humanos comenzó durante el gobierno de Felipe Calderón, miles de casos siguen dándose en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, lo que sigue afectando a muchísimos mexicanos y sobre todo indignando a la nación entera.

Anuncios

Comentarios desactivados en Arde Guerrero y escala el conflicto

Archivado bajo Arde Guerrero y escala el conflicto

Los comentarios están cerrados.