¿Seguirá la debilidad del Gobierno?

PAULINO CÁRDENAS

Hoy comienza el tercer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Un año que él visualiza con un forzado optimismo, pero que en realidad lo comenzará abrumado por tantos problemas irresueltos y tantísimos reproches de los distintos sectores de la sociedad. La mayoría de los mexicanos no creen que las cosas vayan a mejorar en materia de inseguridad, secuestros, desapariciones forzadas, violaciones a los derechos humanos y hallazgos de más fosas clandestinas. Consideran más bien que será otro año de incertidumbres, terror y miedo, ya que las mafias del crimen organizado no saben de discursos los cuales oyen como llamadas a misa. Y por ende, en lo económico irían peor las cosas y el país continuará estancado. La corrupción e impunidad seguirán. Es la creencia generalizada.

Muchos observadores y analistas coinciden en señalar que la ineficiencia de su gobierno seguirá propiciando una parálisis en los temas de desarrollo y de crecimiento por más que se den cifras alentadoras, y se verán afectados, porque muchos de los recursos que deberían ir para los rubros que permitan incentivar la productividad, los dedicarán a la lucha contra el crimen organizado, con la esperanza de que con eso su gabinete de seguridad podrá detener su avance. Sin embargo, los hechos hablan de otra cosa. A las mafias le valen los anuncios presidenciales. Un ejemplo de ello se dio la semana pasada, justo el mismo día que el presidente dio a conocer su decálogo.

El jueves anterior aparecieron 11 cuerpos tirados en plena carretera en Cocula, Guerrero, desnudos, decapitados y semicalcinados, y el sábado otros cinco más fueron hallados calcinados en una camioneta en una comunidad indígena del municipio de Acatlán, en el mismo estado, lo que significa que las mafias del crimen, lejos de amedrentarse con el anuncio de Peña Nieto, lanzan un reto directo al mandatario y a su gabinete de seguridad, lo que significa toda una afrenta para el máximo mando del país que acababa de dar a conocer medidas contra la inseguridad.

Otro tema que está ahí es el del caso de 31 estudiantes de secundaria que habrían sido secuestrados y desaparecidos a principio de julio del año pasado. Según esto, el secuestro se produjo, también en Cocula, el último día de clases y hasta ahora se desconoce el paradero de los estudiantes, de acuerdo con la versión de la televisora France 24. Se dice que durante y después del secuestro masivo, los secuestradores amenazaron a habitantes de ese municipio con asesinarlos si hablaban del caso. Esa versión fue secundada por el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega.

El mandatario guerrerense dijo que el secuestro fue entre el 2 y 3 de julio del año pasado. Mencionó que eso se documentó en el portal del gobierno del estado de Guerrero, a pesar de que “no hubo denuncia”. Esto al término del mensaje que hiciera el presidente Peña Nieto, cuando se le preguntó si era cierta la versión de la televisora francesa. Por su parte, la televisora France 24 -que es copropiedad de la privada TF1 y del ente estatal de televisión y transmite noticias sin interrupción en francés, inglés y árabe en canal abierto, por cable y por internet-, dijo que las familias de las víctimas, aterrorizadas, no reportaron el asunto a las autoridades ni a la prensa hasta ahora.

En una breve nota en su portal de noticias, la emisora dijo que el silencio colectivo se debe en parte a “lo que parece ser otro caso de complicidad criminal entre las fuerzas policiacas locales y los cárteles de la droga que operan con impunidad en la región”. El reporte agregó que, aunque los secuestradores iban enmascarados, se llevaron a los muchachos en vehículos policiales que no se preocuparon por camuflar. Estos son ejemplos de que la criminalidad sigue en su apogeo, a pesar de los anuncios de que ‘ahora sí’, las cosas van a cambiar.

Igual que muchos sectores, la ciudadanía para nada quedó convencida con el decálogo que anunció el jefe del Ejecutivo federal el pasado jueves. Incluso los partidos de oposición en el Senado, PAN y PRD, criticaron que con el mensaje presidencial sobre la estrategia de inseguridad, elude su responsabilidad en la crisis por la que atraviesa el país, y calificaron el mensaje como un discurso electorero. Los legisladores coincidieron que por sí solo, el decálogo no resolverá la “situación de emergencia nacional”, mientras el presidente no ejerza la autocrítica para remover a los colaboradores que no han dado resultados, y responsabilice a los gobiernos municipales y al sector empresarial por las fallas institucionales.

Pese a nuevas promesas, el país seguirá viviendo en la zozobra y en la incertidumbre porque nadie garantiza que las cosas vayan a cambiar por el solo hecho de que se hayan anunciado medidas que han sido criticadas por tardías y porque son un refrito de lo que se había prometido en campaña y luego al arranque del sexenio peñanietista. A muchos sectores decepcionó de plano su decálogo. Y a la oposición ni se diga. Un anuncio que de plano erizó la piel de muchos lugareños fue que las policías municipales quedarán bajo un mando único que estará a cargo de los gobernadores. Los veracruzanos han de haber dicho: “coño, que no joda Peña, ¿qué no conoce a Javier Duarte?”; y los poblanos, con Rafael Moreno Valle, dirían algo igual o peor. Y muchos otros mexicanos en sus lugares de origen, lo mismo.

Solo había que preguntar qué pasaría en aquellos municipios alejados de la civilización, donde los sicarios del narco entran como Juan por su casa; ahí los alcaldes no intervendrán porque dirán: “ese es asunto del gobernador”. Sin duda, el peor de los males para los mexicanos seguirá siendo la ‘estrategia’ de seguridad, que hasta ahora no ha servido para nada. Y con las ‘nuevas ideas’, menos. Eso ha sido parte de la crisis por la que atraviesa el país. Y el sector empresarial seguirá renegando, no solo por la inseguridad, sino por la parálisis que ha propiciado esa pandemia en las instituciones. Así pues, los mexicanos poco esperan del gobierno del presidente Peña Nieto y de los miembros de su equipo que seguirán siendo los mismos, para el tercer año de su gobierno.

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Seguirá la debilidad del Gobierno?

Archivado bajo ¿Seguirá la debilidad del Gobierno?

Los comentarios están cerrados.