Hay cárcel ilegal ‘para revoltosos’

PAULINO CÁRDENAS

Según la cadena británica Sky News, existe en México, en algún lugar de la Sierra Madre Occidental, una cárcel ilegal clandestina para narcos no necesariamente vinculados con las mafias del crimen organizado, sino obligados por los cárteles a delinquir. A quienes encarcelan los atrapan en las calles, se dijo en un programa especial titulado “Narco State: Mexicos’s Drugs War” (Estado-narco: La guerra de las drogas en México). El documental indica que los presos de la cárcel ilegal en la Sierra Madre “no son miembros de cárteles de droga”, sino “revoltosos antisociales y criminales”.

Según el relato del enviado, el gobierno mexicano “no tiene ningún poder aquí, la única ley es la ley de las armas”. Una mafia ‘limpiadora’ maneja esa especie de ‘reformatorio’ clandestino. Los prisioneros son secuestrados de las calles por ‘bandas de justicieros’ y luego encerrados. Eso podría despertar la sospecha de que ahí pudieran estar los 42 estudiantes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en Ayotzinapa y otros jóvenes pandilleros que también han desaparecido y que tampoco se sabe de ellos. ¿Por qué no?

Quizá los padres de los normalistas quieran que el gobierno federal indague y descarte esa posibilidad. La esencia del reportaje lo retoma la agencia Apro, donde se señala que el reportero Stuart Ramsay cuenta cómo un guía logró llevarlo al sitio secreto hasta ahora nunca antes visto públicamente, en donde se encuentra la cárcel clandestina. El enviado a México por Sky News no ubica las coordenadas donde se halla el lugar. Según la nota, el programa británico de investigación muestra a varios sicarios encarcelados en celdas con ventanas enrejadas, “dentro de un edificio municipal convertido en prisión”.

La Sierra Madre Occidental es una cadena montañosa que abarca todo el oeste mexicano y el extremo suroccidental de los Estados Unidos. En sus 1500 kilómetros de largo, recorre los estados de Arizona, parte de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit y Jalisco. Señala el reportero inglés Stuart Ramsay: “En esta parte de México, grupos de justicieros están combatiendo contra los cárteles de la droga y sus sicarios que durante décadas han aterrorizado a pequeñas comunidades”, dijo en el programa televisivo de referencia transmitido en el Reino Unido.

“La prisión es su trofeo, y una marca –según dicen– del éxito de su ‘revolución’ contra el crimen organizado”, señala el reportero británico. Los presos son vigilados por hombres armados vestidos con camisetas y pantalones verdes tipo militar. Ninguno de ellos da su nombre completo. “Aquí no hay ninguna corte legal. Los prisioneros son secuestrados de las calles por ‘bandas de justicieros’ y luego encerrados. Es una operación sin rodeos, tan única como ilegal”, destaca Ramsay en el documental. En el programa, el reportero británico es autorizado por un “supervisor” a ingresar a una de las celdas.

Dentro se encuentra con un grupo de hombres de unos 20 a 25 años. Entre ellos está Leonardo. El joven tiene 22 años, aunque parece mucho más joven. Ha estado en esa prisión por al menos un año, según le cuenta a Sky. “Su mirada juvenil esconde una historia horrible de violencia de Los Caballeros Templarios. Leonardo ha asesinado a 19 personas en los últimos tres años”, agrega el reportaje. El joven cuenta además a Ramsay que trató de escapar varias veces del cártel de la droga, pero fue descubierto y entregado a los justicieros. “Me metieron tres bolsas de mota y ese fue mi problema… usaron a una chica para meterme las drogas, y a esa chica después la asesinaron”, cuenta Leonardo desde su precaria celda.

“No quiero hablar de eso aquí. Mi integridad está en peligro, mi vida está en peligro”, agrega. Leonardo dice haber estado durante meses bajo el control absoluto del cártel y admitió que no podía hacer nada para evitar las demandas del grupo de perpetrar asesinatos. En un momento de la entrevista, el joven le cuenta a Sky que asesinó a varias personas cuando era miembro del cártel. “¿Qué sentido tiene mentirte? Es cierto que me arrestaron con evidencia encima y todo. Cuando me atraparon tenía drogas y armas de fuego”, continúa. De acuerdo con el reportaje británico, Leonardo es sólo uno de los sicarios “explotados para matar”. Agrega el reportero: “O mataba o lo mataban a él. Lo hacía gratis”.

La investigación especial de la cadena británica Sky News que revela la existencia de una prisión ilegal secreta en la región de la Sierra Madre Occidental, en la que sicarios empleados por los cárteles de la droga en México son encarcelados ‘por justicieros’ que los atrapan en la calle, haría pensar a cualquiera que los 42 estudiantes de Ayotzinapa pudieran estar encarcelados en ese especie de ‘reformatorio’ clandestino. Aunque la PGR anunció que, según los especialistas forenses de la Universidad de Innsbruck, Austria, los restos de uno de los alumnos que fueron analizados, sí corresponden a Alexander Mora Venancio.

Después del anuncio de la PGR de que los 43 estudiantes habrían sido asesinados y calcinados en un basurero de Cocula, el equipo Argentino de Antropología Forense aseguraba que los restos calcinados que les fueron entregados no pertenecían a los jóvenes normalistas desaparecidos. Además, “los peritos argentinos no avalan que los restos sean de Cocula, porque ellos no estuvieron en el levantamiento y dicen que las bolsas negras con restos, estaban abiertas”, dijo José Félix Rosas, vecino de Tecoanapa, en conferencia de prensa el pasado 8 de diciembre.

Lo que sí quedó de manifiesto es que hubo tortura; uno de ellos fue Julio César Mondragón Fontes, quien perdió la vida en la masacre de Iguala y que nunca fue entregado a ningún grupo delictivo, como supuestamente ocurrió e sus 42 compañeros desaparecidos hasta hoy, ya que uno de ellos, según los especialistas de la Universidad de Innsbruck, sí pertenece a Alexander. Sobre este caso, algunos creen que sus restos fueron ‘sembrados’.

Julio César, también era estudiante de la normal rural de Ayotzinapa, fue detenido y torturado. Le fue arrancado el rostro, extraídos los ojos. Pese a todo ese drama, los padres de los estudiantes creen que sus hijos están vivos. ¿Querrán saber si están en la cárcel clandestina para ‘revoltosos’ de las que habla el reportaje de Sky News? ¿En dónde estará ubicada? ¿En Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit o Jalisco?

Anuncios

Comentarios desactivados en Hay cárcel ilegal ‘para revoltosos’

Archivado bajo Hay cárcel ilegal 'para revoltosos'

Los comentarios están cerrados.