Que sí renunció Osorio Chong

 PAULINO CÁRDENAS

Lo dicho comendador: sí renunció el secretario de Gobernación, aunque no le fue aceptada su dimisión. A principios de enero, en este mismo espacio, escribimos que el titular de Gobernación estaba en la mira para irse del Gabinete. El conductor de noticias Ciro Gómez Leyva lo corroboró ayer en su nueva colaboración de El Universal. Apuntó que ante los rumores de que se iba, le había preguntado a Osorio Chong y la respuesta fue que sí, que le había presentado su renuncia a Peña Nieto el pasado 5 de enero. Explicó brevemente por qué, pero la renuncia no le fue aceptada. Sin embargo, la posibilidad sigue latente.

No solo porque está la preocupación de Washington sobre el caso Ayotzinapa, sino porque al parecer, desde que se canceló el desfile del 20 de noviembre, hay discrepancias de quien despacha en el antiguo Palacio del Covián, con el general secretario y el almirante secretario, los titulares de las Fuerzas Armadas. Bajo el título de “¿Habrá cambios en el Gabinete?”, señalábamos el 8 de enero que al parecer lo dicho por el presidente Barack Obama en Washington, animaría a Enrique Peña Nieto a aceptar la renuncia de quien al parecer estaba en la mira antes que otros, Miguel Ángel Osorio Chong.

No solo la preocupación sino lo que expresó Barack Obama sobre el caso Ayotzinapa en la reunión con su homólogo mexicano en Washington, no gustó al presidente. Dijo estar dispuesto su gobierno a ayudar al de México “para eliminar el incremento de la violencia de los cárteles de la droga, responsables de tanta tragedia dentro de México”. Eso de entrada le echaba a perder el glamour de ser recibido en la Casa Blanca a donde asistía por primera vez oficialmente como presidente de la República, a una reunión bilateral con el hombre más poderoso del planeta según sus apologistas.

Aunque el mandatario norteamericano omitió señalar por su nombre la desaparición forzada de los normalistas aquel 26 de septiembre, su comentario no gustó para nada al mandatario mexicano, quien en su rostro reflejó la contrariedad que le produjeron las palabras del anfitrión que lo recibió en la capital norteamericana, las que sin duda influirán, escribíamos, para animar a Peña a hacer cambios en su Gabinete. Al respecto apuntábamos que las miradas de una primera renuncia parecían estar puestas en el titular de Gobernación, porque casos como el de los estudiantes desaparecidos son asuntos, que en teoría y en la práctica, le corresponde atender y resolver.

A ese viaje a Washington el titular de Gobernación fue prácticamente de paseo. De hecho no participó con Peña Nieto ni el encuentro con su anfitrión en la Casa Blanca, ni en la otra importante reunión con el vicepresidente Joe Biden. En la primera el mandatario mexicano estuvo acompañado de Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de la Presidencia. En la segunda reunión lo acompañó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Había rumores de que tal vez fuera el último viaje con el presidente, de quien despacha en Bucareli. Señalábamos también que otra señal de que algo no marchaba bien para el hidalguense, fue que tampoco asistió a una reunión en Nuevo León que encabezaría con los aspirantes de su partido a la gubernatura de ese estado.

Insistimos en que lo dicho por el presidente norteamericano en la Casa Blanca (de Washington), de que en su país veían “con preocupación” el caso de Iguala, no gustó para nada al presidente Enrique Peña Nieto, quien en su rostro reflejó la contrariedad que le produjeron las palabras del anfitrión, las que sin duda -escribimos- influirán para animarse a remover a cuando menos a uno de sus alfiles. Lo que no sabíamos era en qué términos se había dado esa fallida renuncia.

Ese trascendido fue confirmado este lunes por Gómez Leyva en su nuevo espacio periodístico, en donde señaló que Miguel Ángel Osorio Chong, en las horas previas a la Navidad fue a presentar su renuncia como secretario de Gobernación. Escribió que expuso las razones con brevedad. El Presidente le dijo que descansara unos días sin quitarle la vista al país.

El lunes 5 -continúa la nota-, subió a Osorio Chong al avión presidencial que despegaba rumbo a Washington (una irresponsabilidad que viajen juntos, se quejarían en privado legisladores panistas, por aquello del sustituto temporal del primer mandatario), y a juzgar por las crónicas, durante 24 horas le dio trato de primer ministro, no sólo en las reuniones de seguridad, sino que el protocolo se ocupó de hacerlo visible en las de economía. Para no dejar sospecha sobre quién estará a cargo de la política interior en 2015.

¿Por qué renunciarle al Presidente en medio de la crisis? preguntó al funcionario. Yo fui gobernador y creo que un secretario, y más el de Gobernación, debe darle siempre el mayor margen de acción posible a su jefe para que pueda refrescar el gabinete, respondió Osorio Chong. ¿Sí fue a renunciar, secretario? “Sí”, fue su lacónica respuesta. Hasta ahí el comentario del conductor de noticias que corrobora el trascendido de esa renuncia del titular de Gobernación, que sí se dio, pero que no le fue aceptada por su jefe.

No obstante que por ahora no se va, los acontecimientos de Ayotzinapa, Tlatlaya y Michoacán lo siguen teniendo en jaque. Más ahora que están hechos bolas con que si se debe autorizar a los padres de familia y alguna ONG visitar algunos campos militares a ver si están sus hijos, lo cual ha puesto de uñas a los titulares de la Defensa y de Marina. Sin embargo, no es el único que está en la tablita. Luis Videgaray es otro, no solo porque sigue alentando con base a apuestas virtuales que mejorará la economía, sino también por el asunto de su casa de descanso en Maninalco obtenida por obra y gracia del tráfico de influencias.

Y hablando de trascendidos, en España se habla de que el secretario Ejecutivo de la OCDE, José Ángel Gurría, Treviño podría dejar el cargo pronto para incorporarse al Gabinete de Peña Nieto. Ahí queda para el ego de quien por lo pronto ha sido designado por el presidente como una especie de auditor externo en jefe, de las licitaciones que vienen, entre ellas la de tren rápido México-Querétaro y del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Gurría Treviño ocupó con Zedillo dos cargos: Relaciones Exteriores y después Hacienda.

Anuncios

Comentarios desactivados en Que sí renunció Osorio Chong

Archivado bajo Sí renunció Osorio Chong

Los comentarios están cerrados.