García Luna y Calderón acusados

PAULINO CÁRDENAS

La ciudadana francesa Florence Cassez acusó al ex presidente panista Felipe Calderón y a quien fuera su Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, por daño moral, causado por el montaje de su detención en México en diciembre de 2005, “escenificación ajena a la realidad” que lo vinculó a una banda de secuestradores, por la que fue acusada y condenada a 60 años de prisión, quedando libre el 23 de enero de 2013. Pide una indemnización de 36 millones de dólares para reparar el daño que le causaron los hechos y omisiones contra su persona. La serie de violaciones a sus derechos y el montaje en su contra comenzaron en el sexenio del panista Vicente Fox, cuando García Luna era director de la Agencia Federal de Investigaciones, AFI.

La demanda fue interpuesta por el abogado de Florence, José Patiño Hurtado, quien explicó que aunque la detención se realizó durante la administración de Vicente Fox, la acusación se interpuso contra Calderón “porque estaba en calidad de garante y él tenía el deber de impedir algún acto ilícito y no lo hizo”. La demanda también es contra Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública federal con Calderón y director de la Agencia Federal de Investigaciones con Fox cuando se llevó a cabo el montaje de la detención de Cassez. La denuncia, que se presentó el viernes en el Juzgado Segundo Civil federal, también es contra el brazo derecho de García Luna, Luis Cárdenas Palomino.

La demanda incluye al comunicador Carlos Loret de Mola y también va contra el ex procurador general Daniel Cabeza de Vaca, Roberto Gil Zuarth, a quien el ex presidente Calderón mandó a la Corte “para gestionar que no se le otorgara el derecho a Cassez con el pretexto de que se iba a caer el Plan Mérida”; contra el ex reportero Pablo Reinah y contra Televisa. Dijo que piden una indemnización por 36 millones de dólares, de acuerdo a la capacidad económica y al daño sufrido, “porque a esta mujer la mataron en vida”, según reveló el abogado en entrevistas radiofónicas con el conductor Ciro Gómez Leyva y en MVS Radio.

Cassez llegó a México en 2003 y fue detenida el 8 de diciembre de 2005, acusada de participar con una banda de secuestradores liderada por su entonces novio, Israel Vallarta. La francesa fue condenada a 60 años de prisión por secuestro y otros delitos. En marzo de 2012, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó anular la sentencia, pero admitió que hubo violaciones graves en el proceso, por lo que el caso volvió a ser examinado y terminó con su liberación más de un año después. El 21 de marzo de 2012 los ministros de la Corte le habían negado el amparo “simple y llano”, mismo que le fue otorgado para dejarla en libertad el 23 de enero de 2013 bajo el mismo argumento que ahora invoca el abogado: por la “escenificación ajena a la realidad” .

Luego de ser liberada se desataron muchas críticas contra la determinación de la Suprema Corte de Justicia. En realidad nunca se determinó si Florence Cassez fue culpable o no, pero lo que quedó en claro en el dictamen del ministro Arturo Zaldívar, es que los derechos de la ciudadana francesa fueron violados y el debido proceso no ocurrió. Y los responsables de estas violaciones fueron las autoridades. Los agentes de la AFI y su jefe, Genaro García Luna. Pero también Vicente Fox y Felipe Calderón. Pero a Fox no le tocó acusación pese a que fue en su sexenio se cometieron las primeras violaciones y omisiones en contra de los derechos de la francesa. La demanda se interpuso contra Calderón porque “estaba en calidad de garante y él tenía el deber de impedir algún acto ilícito y no lo hizo”.

Como sea, el principal acusado es Genaro García Luna quien violó la presunción de inocencia convirtiendo a Florence en presunta culpable. Además, como dijo el ministro Arturo Zaldívar en su momento, porque la escenificación fue ajena a la realidad. Tan fue así que el propio García Luna, en el programa Punto de Partida, se vio obligado a reconocer que Cassez fue detenida un día antes de lo reportado y en un lugar totalmente diferente; porque en conferencia de prensa las autoridades relevantes tuvieron que aclarar que en realidad los medios de comunicación no estuvieron presentes durante la detención de los inculpados, ni en el momento de liberación de las víctimas y porque las autoridades destacaron que Florence ya había sido reconocida por las víctimas rescatadas cuando sólo una había efectuado dicho reconocimiento.

Hubo otras omisiones como el hecho de que los policías federales se tardaron cinco horas y 45 minutos después de haberla detenido para ponerla a disposición de la SIEDO; porque en su primera declaración ministerial Israel Vallarta –su novio– exculpó a la francesa de cualquier participación o conocimiento de los secuestros en los cuales él admitió estar involucrado; porque en la primera declaración de las víctimas Christian Ramírez y Cristina Ríos Valladares no reconocieron a Florence Cassez físicamente ni su voz. Sin embargo, luego Cristina Ríos declaró que los oficiales de la AFI le informaron que Florence Cassez había participado en el secuestro.

Además, días después del montaje los testigos cambiaron su versión y dizque identificaron a Florence Cassez. Y la escenificación de la que formaron parte y después vieron en televisión restaba indudablemente fiabilidad a sus testimonios. Las autoridades crearon una realidad alternativa en detrimento de la acusada; porque fue agredida por uno de los policías, ya que durante el “montaje” no había dicho al aire lo que le había sido indicado; porque la punción de una herida supuestamente infligida a una de las víctimas de Florence Cassez resultó ser una marca de nacimiento.

Se omitió además, darle a la detenida un estándar mínimo de derechos, “en el marco de un sistema democrático, una vez que una persona se encuentra en territorio del cual no es nacional, dicho Estado está obligado a concederle esos derechos” como lo argumentó el dictamen del ministro Zaldívar. Uno de ellos es la asistencia consular, que debe ser inmediata y no puede ser demorada bajo ninguna circunstancia. La demora inexplicable se dio, ya que el Ministerio Público de la Federación se comunicó con la embajada francesa 32 horas después de la detención de Florence. Todos esos hechos y omisiones, serán invocados en la demanda de la ciudadana francesa contra Calderón y García Luna entre otros.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en García Luna y Calderón acusados

Archivado bajo García Luna y Calderón acusados

Los comentarios están cerrados.