¿Qué encierra el mensaje del Papa?

 PAULINO CÁRDENAS

Teorías de conspiración aparte, no pocos creen que en los comentarios escritos del Papa a un amigo argentino en el que refiere que ojalá que Argentina no se ‘mexicanice’ con el problema del narco, tiene encerrado un mensaje cifrado dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, y no se trata solo de un acto de insensibilidad. Al contrario, el mensaje quería que llegara a Los Pinos y causara lo que causó: llamar la atención y suscitar una comunicación inmediata con el Vaticano, más allá del estupor y aparente enojo que habría causado en la residencia oficial. El asunto de que el narco en México ‘es de terror’, no es nuevo, ni espanta al mandatario mexicano, ni al Papa.

Llamó la atención la forma de hacer público la reacción del mandatario mexicano y anunciar que se pediría una explicación al comentario del Papa. Resulta obvio que no fue un error que haya trascendido esa alusión tan directa, sino al contrario. Más bien fue deliberado para llamar la atención, no solo del gobierno sino del pueblo mexicano en su mayoría católico. El rebase que ha tenido el narcotráfico por sobre los últimos gobiernos de México, no es noticia nueva ni es privativo del régimen de Peña Nieto.

Sucedieron cosas serias con el panista Vicente Fox, como la fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán a unos cuantos días de iniciado el sexenio. Y peores cosas sucedieron con el otro panista que le siguió en el mando federal, Felipe Calderón, quien llegando azuzó a las bandas del crimen organizado e incluso retó al narco declarándoles ‘la guerra’, boconería que acabó siendo una farsa, un error y una tragedia masiva con más de 80 mil muertos, miles de desapariciones forzadas, cadáveres enterrados en cientos de narcofosas, tirados al mar y ríos, y miles de desplazados de sus lugares de origen por temor a morir. ¿Acaso eso lo ignora el Papa? Para nada.

Los servicios de inteligencia del Estado Vaticano en materia financiera, de seguridad y del mundo criminal a nivel mundial, es infalible. Son equiparables al de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (ASN). Son tres de los asuntos en los que el dicasterio de la Curia Romana tiene especial cuidado y que nunca ha fallado con datos equivocados. Siempre ha tenido servicios de excelencia en esos tres aspectos para sostener mundialmente el primado de lo espiritual y la ética. ¿Qué pasó entonces con ese comentario que parece descocado contra México viniendo del llamado Príncipe de la Iglesia católica?

Ese comentario que se dice le escribió a su amigo Gustavo Vera, tiene de fondo otra connotación. En México operan diversos cárteles de la droga como Los Zetas, el cártel de Sinaloa, el de los hermanos Beltrán Leyva, el de Tijuana, de Colima, el de Juárez, del Golfo, Nueva Generación, del Milenio, Los Caballeros Templarios, Los Rojos y Guerreros Unidos, entre otros. Se ha sabido también que los altos mandos militares, policiales y civiles han estado vinculados con los capos de la droga recibiendo dinero por las ayudas para facilitar la operación de las actividades criminales de los cárteles.

Y si algún Estado sabe cómo se comportan las mafias del crimen, además de Estados Unidos, es El Vaticano. Solo hay que recordar los vínculos históricos que ha tenido la Santa Sede con las mafias italianas del narcotráfico, e incluso el asesinato del Papa Juan Pablo I, Albino Luciani y el negro historial del Banco Ambrosiano. Además, los capos y principales operadores de los cárteles de la droga y del crimen organizado siempre han querido obtener no solo el perdón de Dios a través de sus limosnas multimillonarias, sino influir en el proceso de selección de los Papas. Al menos en México los cárteles con las iglesias no llevan tan mala relación.

Llama la atención que en la misiva a su amigo argentino, el Papa hace referencia de que habló con varios obispos mexicanos y coincidieron en señalarle que el narcotráfico en México ‘es cosa de terror’. ¿En qué país del mundo el narco no es cosa de terror? Esta sería otra palabra clave de esa misiva en el mensaje supuestamente cifrado que le habría querido enviar el Papa a Peña Nieto: ‘terror’. ¿Sabrá algo el Papa, que acá se ha querido ignorar? Hace unos días hubo una reunión en la capital del vecino país del norte a la que asistió el titular de Gobernación, en la cual se habló de que el presidente Barack Obama busca con sus naciones aliadas, entre ellas la nuestra, que vayan soldados a atacar a los grupos más radicales del Estado Islámico.

Desde que entró en funciones la nueva administración, el presidente Peña Nieto le cerró al gobierno de Washington todas las ventanillas y puertas por las que agentes norteamericanos entraban como Juan por su casa para dizque coordinar acciones con las agencias de seguridad mexicanas. Al arranque de su gobierno solo quedó una ventanilla cuya atención quedó a cargo del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Se dice que el embajador norteamericano Anthony Wayne quiere reabrir esas ventanillas y puertas antes de irse de México. Pero la resistencia sigue por parte del gobierno mexicano. Uno de los grandes temores de Obama es el terrorismo islámico. Terror equivale a terrorismo. Palabra clave del famoso escrito papal a su amigo argentino.

El Papa Francisco fue uno de los tres principales personajes que se reunieron en secreto -los otros fueron de EU y Canadá- para reiniciar las relaciones estadounidenses con Cuba. Fueron casi veinte encuentros, en varios de los cuales participó el Papa y expresó su deseo de mediar en tal posibilidad. A Obama lo recibió en la Santa Sede y ahí habría quedado sellado el compromiso que se había acordado en reuniones secretas con Raúl Castro, presidente de Cuba, y el primer ministro canadiense Stephen Harper. Es decir, que el Papa Francisco se sabe mover de manera sigilosa y con mucha discreción en asuntos de Estado.

¿Por qué entonces el ruido que deliberadamente propició con su carta a su amigo el argentino Gustavo Vera, en la que le da un rozón fuerte a la administración del presidente Peña Nieto? Y no es que no sea verdad lo que dice el Papa. Sino es la forma. ¿Por qué de esa manera tan sonora? Hay quienes creen que en el escrito del Papa enviado a su paisano, hay un mensaje cifrado para Peña Nieto, y que en el referente del narcotráfico está la clave. Habrá pues, que esperar el desenlace.

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Qué encierra el mensaje del Papa?

Archivado bajo ¿Qué encierra el mensaje del Papa?

Los comentarios están cerrados.