Trasciende pleito Videgaray-Osorio

PAULINO CÁRDENAS

Luego del relevo del titular de la PGR, se dice que los que podrían seguir son los titulares de Hacienda, Luis Videgaray Caso o el de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por el pleito que se traen. Pocos saben bien a bien cuál es el meollo de sus diferencias, pero de que las hay, las hay. El asunto es que su jefe Enrique Peña Nieto ya se percató de que hay una lucha sorda entre sus dos principales alfiles, uno que aun nacido en la capital del país encabeza el grupo Atlacomulco, y otro que representa al grupo Hidalgo, el cual ya sufrió una baja con la salida del ex gobernador de ese estado, Jesús Murillo Karam.

Hay quienes apuestan a que ‘el que manda’ en Los Pinos por sobre el verdadero jefe, ganará esa batalla, aunque otros aseguran que ‘no conocen’ cómo se las gasta para ese tipo de grillas quien despacha en el antiguo Palacio de Covián. ¿Se avecina un escándalo? Otro que fue sacrificado ‘porque estorbaba’ para ‘ciertos planes’, fue David López Gutiérrez, quien ocupaba el cargo de coordinador general de comunicación social de Peña desde que fue gobernador del estado de México y quien lo ratificó en el mismo cargo cuando el mexiquense asumió la presidencia; el pasado 6 de marzo dimitió el sinaloense para incorporarse a la lista de los ‘pluris’ priístas por su estado natal, con miras a las elecciones del 7 de junio.

En su lugar quedó Eduardo Sánchez, quien fungía como vocero del gobierno federal. Por cierto que el nuevo comunicador de Presidencia tiene una papa caliente enfrente con el diferendo entre la empresa MVS y la conductora Carmen Aristegui. ¿Y yo por qué? podría decir, como dijo Fox con el conflicto aquel del canal 40. Pero ese es otro tema. El ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, sustituyó a Jorge Carlos Ramírez Marín al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, el pasado viernes 27 de febrero.

Quien fuera gobernador de Hidalgo de 1993 a 1998, no soportó el duro golpeteo mediático que sufrió en la última etapa que vivió al frente de la PGR, entre otros asuntos por el caso de los 43 normalistas desaparecidos de manera forzada la noche del 26 de septiembre del año pasado, que lo orillaron a tomar una decisión que ya se veía venir, desde que expresó aquella famosa frase de ‘ya me cansé’, junto con su relato de la ‘verdad histórica’ con la que daba por cerrado unilateralmente el caso Ayotzinapa. La nueva procuradora, Arely Gómez, por cierto, dijo que el caso no estaba cerrado.

Se dice que desde Los Pinos hubo el golpeteo fuerte contra Murillo Karam por parte de quienes se han sumado al mando que ejerce ‘el Todopoderoso’ de Los Pinos, ante quien todo mundo se tiene que subordinar pese a su voluntad, ya que ejerce un poder que se auto otorgó, teniendo como aliados a un puñado de hombres del presidente, pero a quien obedecen realmente es a él. Los trascendidos emanados de la casa presidencial es que quisieron quitar de en medio al ‘chilorio power’ porque querían a alguien no con tantos amigos en los medios. Esto supone además que podría haber cambios en algunas oficinas de prensa de las dependencias federales al relevo de López Gutiérrez por Eduardo Sánchez. De cualquier modo, se cree que la guerra contra el grupo Hidalgo no será tan fácil ganarla para el grupo Atlacomulco.

Hay visos claros de que entre Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, hay algo más que un distanciamiento. Eso se vio en la reunión celebrada en Palacio Nacional el pasado viernes, con motivo de la visita de Estado que realizó el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. Pese a haberse sentado juntos, se les vio muy distantes, no cruzaron palabra ni saludo ni siquiera una miradita de soslayo. Mala señal para Peña Nieto, porque eso equivale a que el asunto está bastante más grave de lo que muchos se imaginaban.

Al concluir el mensaje que ofreció el presidente al lado de los mandatarios de Guatemala y de Honduras, Juan Orlando Hernández, Videgaray y Osorio salieron en grupo, y en un cruce de miradas fugaces el titular de Gobernación caminó más aprisa sin decirle adiós al secretario de Hacienda, mientras que éste aminoró su marcha hacia la salida del recinto. Luego volvieron a encontrarse en la comida que el mandatario mexicano les ofreció a sus homólogos hondureño y guatemalteco y empezaron los murmullos sobre ese distanciamiento que fue más que evidente, enrte quienes tienen la titularidad de los dos principales pilares de la estructura orgánica del gobierno federal.

Habrá que ver si Peña Nieto deja que las cosas vayan subiendo de tono entre Videgaray Caso y Osorio Chong o las para en seco. Parecería que no es suficiente tantos problemas irresueltos que tiene encima el mandatario federal, como para que no haya cambios en el gabinete. La bronca más reciente es el diferendo entre la empresa MVS y la conductora estrella de noticias de ese grupo, Carmen Aristegui. Creen que hubo ‘mano negra’ de ‘arriba’. Ella dijo que los dos reporteros que dio de baja la empresa -Daniel Lizárraga e Irving Huerta-, investigaban la ‘casa Higa’ de Malinalco, que el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, adquirió con un crédito ‘de cuates’ con una tasa menor que la del mercado,  que el dueño de esa empresa, Juan Armando Hinojosa Cantú, le autorizó.

Explicó la conductora que se enviaron 10 preguntas a Videgaray –el más influyente de los hombres más cercanos del Presidente–, pero que hasta el momento sólo habían sido respondidas cuatro de ellas. Dijo que la investigación se dará a conocer una vez concluida. Los dos reporteros despedidos por la familia Vargas ‘por abuso de confianza’, investigaban también, junto con Ernestina Álvarez, el caso Tlatlaya, donde un comando militar de exterminio fusiló al menos a 15 de 22 supuestos delincuentes aun después de que se habían rendido. Lo mismo que con el trabajo de investigación de la ‘casa Higa’ de Videgaray, dijo Aristegui que se dará a conocer en su momento los detalles de esa masacre sucedida el 30 de junio del año pasado donde el Ejército sin duda quedará en evidencia.

Ese equipo de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Primera Emisión es el mismo que descubrió la “casa blanca” de Angélica Rivera y el Presidente de México, que también tuvo los auspicios del mismo dueño del grupo Higa. Cada día, pues, Peña Nieto amanece con una bronca distinta. Y si entre Videgaray y Osorio ya hay un pleito casado, mal para el jefe de ambos, porque ese tipo de diferencias trasciende y esas rivalidades lo seguirán colocando en el ojo del huracán a nivel nacional e internacional, sobre todo si ese pleito llega al escándalo, que algunos creen que no tarda.

Anuncios

Comentarios desactivados en Trasciende pleito Videgaray-Osorio

Archivado bajo Trasciende pleito Videgaray-Osorio

Los comentarios están cerrados.