¿Votar para que sigan robando?

PAULINO CÁRDENAS

El presidente Enrique Peña pidió a los ciudadanos votar y confiar en las instituciones. En un videomensaje transmitido este miércoles en el portal web de Presidencia, el mandatario afirmó que los del 7 de junio próximo “serán los comicios más fiscalizados y transparentes de la historia”, con nuevas autoridades “y reglas más estrictas”. Recordó también que por primera vez habrá candidaturas independientes.

Dijo que las campañas federales que están por dar inicio, los partidos y candidatos presentarán sus propuestas a los ciudadanos. La democracia, agregó, es diálogo y debate;  es contraste de ideas y proyectos. “Corresponderá a los electores evaluar y tomar una decisión informada a la hora de elegir a quienes nos representen”.

Y exhortó: “Cumplamos con los deberes ciudadanos. Con libertad, acudamos a las urnas y reafirmemos nuestra confianza en las instituciones democráticas porque con cada voto construimos un México más fuerte”, finalizó el breve mensaje que dio y fue subido en la página de internet de la Presidencia de la República, el cual fue reproducido en varios medios.

El asunto es de credibilidad. O para mejor decirlo, de falta de ella. Los mexicanos que han votado una y muchas veces, al final han tenido sobradas muestras de que los candidatos por los que emiten su sufragio en las urnas, les han fallado en sus promesas de campaña. Pero no solo eso, han visto que a lo que llegan los ganadores es a robar, a despacharse con la cuchara grande.

Por más que se le diga a la gente que ‘ahora sí’ los comicios serán los más fiscalizados y transparentes de la historia, a los pelafustanes que son elegidos ‘entre los mejores’ para ser candidatos, cuando obtienen el triunfo se olvidan de todo, menos de empezar a saquear al erario y hacer negocios al amparo del cargo.

No solo es la falta de compromiso con la sociedad, sino que importándoles un cacahuate los exhortos sobre honestidad y de que debe haber transparencia en el gasto, les vale wilson. Ellos va a lo que van. No les importa la Auditoría Superior de la Federación, ni la Secretaría de la Función Pública, ni los llamados del INE ni las demás autoridades electorales, sobre la probidad con la que deben ejercer su responsabilidad.

¿Por qué ese comportamiento de los funcionarios ratas? Porque hay mafias en el gobierno que tapan las fechorías de las mafias que llegan al poder. Se tapan unos a otros y la ley no se ejerce ni por asomo. La corrupción que hay en el servicio público estatal, local y federal es mucha. ¿Por qué? Porque existe la Santa Impunidad que los protege de todo mal.

Peña pide a los ciudadanos votar y confiar en las instituciones. El problema no es ir a votar ni son las instituciones. El problema es que cada vez que hay que elegir a quienes deben ejercer un cargo de elección popular, en la mayoría de los casos resultan delincuentes de cuello blanco, bandoleros con sueldo de ejecutivos, prestaciones de privilegio que les otorga el cargo, y que sin miramientos llegan al cargo a formar gavillas de funcionarios con sueldo para esquilmar al erario local, estatal y federal. Nada mas hay que ver quiénes son los que están siendo escogidos como candidatos los partidos políticos del color que sea.

El mal es de origen. La mayoría de quienes eligen los partidos para que sean sus candidatos, no es gente proba. Incluso algunos son señalados por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y aun así se les otorga la candidatura. Esto por más que dizque son escogidos por su honorabilidad y su probidad y dispuestos a entregarse en cuerpo y alma a cumplir su compromiso con la sociedad. Pamplinas.

Los ediles llegan a hacerse de terrenos del municipio, a despojar tierras a ejidatarios, a vincularse con el narco para permitirles operen sin problemas, los gobernadores llegan a utilizar dinero público para hacer negocios privados, para servir de tapadera a los capos, para prestarse a conseguir o ser ellos mismos, prestanombres para el lavado de dinero, lo mismo que diputados y senadores que se dedican a hacer negocios en lugar de legislar; solo hay que ver la cantidad de asunto pendientes que dejan en los congresos locales y en el federal cuando dejan el cargo.

Por ello no ha avanzado la creación del llamado Sistema Nacional de Integridad Pública ni de la Comisión Nacional Anticorrupción. No les conviene, y si se aprueba, será con candados y modificaciones que impidan a los funcionarios públicos, los que integran la casta dorada, ser acusados, procesados y enjuiciados. El fuero los protege, además. Todo mundo sabe que no es con la expedición de nuevas leyes como se va a acabar el problema.

Lo que hace falta es aplicar las leyes que existen. Nada más. El problema es que la ley no se aplica y cuando se aplica no es con el rigor que debe aplicarse ya que mañas jurídicas no se ajusten al debido proceso, por lo que la comisión de delitos por parte de los funcionarios quedan impunes. Dentro de la Secretaría de la Función Pública se ha propuesto crear una Unidad Especializada en Ética y Prevención de Conflictos de Interés, como lo anunció el Ejecutivo federal. Se cree que esto ayudará a transparentar la actuación de los servidores públicos a nivel federal.

Esto a consecuencia de la presunción del conflicto de interés que hubo con el caso inmobiliario el de la ‘casa blanca’ de la pareja presidencial en Las Lomas, y la mansión de descanso ubicada en Maninalco, propiedad del titular de Hacienda- gracias al presunto pago de favores de los gobiernos de Peña al dueño del grupo Higa, Juan Armando Hinojosa Cantú.

Mientras no se erradique la corrupción, bajo una política de Estado seria, aplicando con todo rigor la ley a los delincuentes de cuello blanco que cometan actos ilícitos, habrá mañas y artimañas para que burlen las disposiciones legales y sigan cometiendo actos de corrupción bajo el amparo de la Santa Impunidad. De ahí la pregunta: ¿Para que sirve votar? ¿Para que los ganadores lleguen a robar y no cumplan su deber con la ciudadanía?

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Votar para que sigan robando?

Archivado bajo ¿Votar para que sigan robando?

Los comentarios están cerrados.