Cayó Korenfeld; van por Vallejo

PAULINO CÁRDENAS 

Por lo pronto, qué bueno que con David Korenfeld hay un funcionario menos, quien por cierto era quien impulsaba en el Congreso la iniciativa del  jefe del Ejecutivo federal para privatizar el agua, con el apoyo del partido en el poder y sus adláteres. Aberrante porque representaría un retroceso al derecho humano al agua y su saneamiento, que México ha firmado y ratificado incluso en tratados internacionales y en la Constitución. Su renuncia fue porque creyó que Conagua era su empresa privada y él su gerente. Si sigue así, el presidente Enrique Peña Nieto podría empezar a recuperar algo de credibilidad. El propio ex funcionario confirmó su renuncia al cargo.

No quiso hablar con los reporteros, y dijo que asume su responsabilidad por el uso indebido del helicóptero de la institución que abordó con los miembros de su familia que se dirigirían a Vail, Colorado de vacaciones. No aceptó preguntas ni se refirió en forma expresa al caso del uso del helicóptero oficial. Se limitó a decir: “El día de hoy quiero comunicarles que, derivado del desarrollo que han tenido estos hechos en los últimos días y con la disposición que desde el primer momento he tenido hacia el presidente de la República, en este momento hago pública mi renuncia al cargo como director de la Comisión Nacional del Agua”.

El asunto saltó a las redes sociales porque un vecino, el matemático y piloto Ignacio Vizcaíno Tapia, tomó fotos y las subió a internet cuando se percató que era un helicóptero de Conagua en el que subía una familia con sus maletas, que era la familia de Korenfeld. La pregunta que se hacen millones de mexicanos es: ¿cuántos casos como el del ex director de la Comisión Nacional del Agua hay en el país? ¿Cuántos funcionarios de primer nivel hacen uso particular diariamente del patrimonio oficial? Si Peña Nieto toma el camino de renunciar a quienes lo hagan, se quedaría sin funcionarios. Así de simple. Mientras tanto, México, que va escándalo en escándalo, pronto dará otra sorpresa.

Se trata del ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa. El congreso local se negó a aprobar la cuenta pública manejada en parte por el gobernador en retiro durante el 2013, en donde existe un faltante por más de 3 mil millones de pesos. El ejercicio presupuestal del 2013 fue compartido en periodos iguales entre los priístas Fausto Vallejo Figueroa y Jesús Reyna García, este último aún bajo proceso penal por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada y fomento al narcotráfico, por lo que también podría derivar en una nueva acusación contra el ex gobernador interino preso en Almoloya, según publicó Reporte Índigo bajo la firma de J. Jesús Lemus, ayer.

El gobernador Salvador Jara Guerrero fue quien solicitó en forma discreta a la bancada del PRI el rechazo unánime a la aprobación de la cuenta pública michoacana, luego de aportar una serie de documentos reveladores. De acuerdo a la ASF, el desfalco detectado en la Secretaría de Salud puede ser responsabilidad de Luis Miranda Nava, Carlos Rio Valencia y/o Marcela Figueroa Aguilar, quienes avalaron el uso de esos fondos para el pago de cheques cancelados y retribuciones no autorizadas. Como se recordará, el ex gobernador Vallejo Figueroa estuvo bajo sospecha por largos meses, acusado por probables vínculos con el crimen organizado, específicamente con los principales cabecillas de la Familia Michoacana y los Caballeros Templarios.

Quien sí estuvo en la mira fue su hijo Rodrigo Vallejo Mora, alias ‘El Gerber’, quien apareció en una foto con Servando Gómez alias ‘La Tuta’, la cual fue subida a las redes sociales, lo que originó un escándalo en Michoacán, en donde había sospechas de que tanto Vallejo Figueroa como alguno de sus hijos tenía ciertos vínculos con gentes del crimen organizado que operaba -y sigue operando- en aquella entidad. Pero no solo había fotos sino incluso videos en donde aparecía ‘El Gerber’, que el capo de los Templarios -hoy detenido y sujeto a proceso penal- se encargaba de que fueran grabados a quienes lo visitaban.

Fausto Vallejo, incluso, quien para amarrarse el dedo, confesó en aquellos días, que uno de sus hijos -sin revelar si Rodrigo o Fausto- había sido ‘levantado’ por gente de Servando Gómez alias ‘La Tuta’ para ‘obligarlo’ a aparecer junto al líder de los Templarios, cuento que nadie creyó. La PGR se limitó a decir que indagaría la veracidad de la foto y si era auténtica, pero hasta ahí quedó. El asunto se diluyó después de la renuncia de vallejo Figueroa. En el inter, quien si fue aprehendido y sometido a investigación que sigue hasta la fecha, fue a quien fungía como su segundo y que ocupó la gubernatura por interinato cuando el titular solicitó permiso para ausentarse del cargo por motivos de salud.

Si bien entonces el ex mandatario Vallejo Figueroa la libró -aunque un día estuvo en la PGR dizque para saber cómo iba el caso de su hijo el ‘Gerber’ con el asunto de la foto subida a las redes sociales en donde aparecía con ‘La Tuta’- no fue por ahí. Todo se desvaneció. La apuesta al olvido aparentemente el ex gobernador la había ganado. Sin embargo, fue la Auditoría Superior de la Federación la que descubrió que en el ejercicio presupuestal michoacano 2013 existe un faltante de 3 mil millones de pesos, por lo que el Congreso local no quiso aprobar dicha cuenta.

Incluso eso podría establecer una causa penal en contra de los dos ex gobernadores priístas, Fausto Vallejo Figueroa y Jesús Reyna García quien se encuentra bajo proceso en Almoloya. La ASF detectó desfalcos en Educación, en Seguridad pública y en Comunicación Social. Tanto Fausto Vallejo Figueroa como Jesús Reyna recibieron fondos para esos tres rubros, que no se ha sabido su destino real. Cabe señalar que en el caso de las auditorías que realizan los congresos locales y el federal, es muy común que haya hoyos negros como el que se detectó al la cuenta pública 2013 de Michoacán.

Además, es raro que se actúe penalmente contra gobernadores, alcaldes y menos presidentes de la República, por esos faltantes de dinero que no son comprobados. La Santa Impunidad es en la que ampara esas corruptelas y no hay ley que valga para ser aplicada a los infractores. Por lo pronto, Peña Nieto le dio ‘cuello’ a Korenfeld. Habrá que ver ahora con qué lo premia. Lo que es la picardía mexicana: que a la frase del gobierno “Mover a México” debía agregársele, “pero en helicóptero”.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Cayó Korenfeld; van por Vallejo

Archivado bajo Cayó Korenfeld; van por Vallejo

Los comentarios están cerrados.