Campaña de revocación contra Peña

PAULINO CÁRDENAS

Tal es el malestar que se ha ido generalizando en todo el país por la incompetencia del actual gobierno federal, que surgió la convocatoria de un grupo de líderes sociales a participar en un referéndum para que, a la hora de ira votar el próximo 7 de junio, los ciudadanos se pronuncien por escrito por la revocación de mandato del presidente Enrique Peña Nieto. El pasado lunes, ciudadanos, políticos opositores y activistas, lanzaron la campaña Ciudadanos por la Revocación del Mandato.

La idea que proponen es que los ciudadanos que lo deseen, pueden descargar una boleta prediseñada en la cual se pide al Instituto Nacional Electoral la revocación del mandato. Esta boleta prediseñada se depositaría en las urnas junto con su voto el día de lo comicios. La campaña es impulsada por artistas como Daniel Giménez Cacho; políticos como los senadores Javier Corral, Manuel Bartlett y Layda Sansores; así como por activistas como el padre Alejandro Solalinde Guerra y el ex diputado Gerardo Fernández Noroña.

Además de esto, la Convención Nacional Popular, integrada por diversos grupos de indignados, entre ellos los padres de los 43 normalistas desaparecidos, acordó que buscará impedir la ‘farsa electoral’ en varios estados de la República el día de las elecciones. Los convocantes señalaron que la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa es el rostro más dramático de la administración de Peña Nieto.

Criticaron además que las protestas en solidaridad fueron reprimidas y descalificadas. Coincidieron en que la irritación social es enorme y la popularidad de Peña Nieto “está en caída libre”, por ello es necesario un referéndum revocatorio, el cual dijeron es una salida inteligente y civilizada. Señalaron que exigirán que las hojas de revocación de mandato sean contadas, quedando manifestada la magnitud del repudio popular al gobierno peñanietista

De hecho, explicaron, “solicitamos al INE en el formato de revocación que con fundamento en el derecho de petición establecido en la Constitución, realice el recuento de las revocaciones depositadas en las urnas por los votantes durante la jornada electoral”. La intención es que el Instituto Nacional Electoral contabilice las peticiones para que se sepa el tamaño de reprobación popular al gobierno priísta. Se cree que esa propuesta difícilmente podría prosperar, aunque el ensayo quedaría como un incidente electoral.

Y para colmo, el Fono Monetario Internacional acaba de dar a conocer que, de hecho, seguirá el estancamiento económico. El organismo bajó sus predicciones de crecimiento económico para México de 3.2 a 3.0 por ciento para 2015. También redujo las predicciones de crecimiento económico para México en 2016 de 3.5 a 3.3

Esto además del anuncio que Luis Videgaray, secretario de Hacienda, hizo en enero pasado de un recorte de 124 mil millones de pesos. El mismo funcionario hizo otro anuncio al arranque de abril pasado. Señaló que habrá otro recorte en el presupuesto 2016 el cual sería de 135 ml millones de pesos. En conjunto entre los recortes de 2015 y 2016, sumarán 259 mil millones de pesos. El principal fundamento del gobierno para realizar estos recortes es su compromiso de mantener la tendencia decreciente del déficit, en un contexto adverso. Son dos los factores que le preocupan al gobierno: la caída del precio internacional del petróleo y la disminución de la producción nacional petrolera.

Los ajustes fueron decididos por la administración del presidente Enrique Peña Nieto después de semanas de discursos por parte de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda en el sentido de que unas coberturas financieras contratadas el año pasado para garantizar los ingresos petroleros hacían innecesario ajustar el presupuesto de la Federación. Las consecuencias del ajuste le pegarán a Pemex y a la CFE principalmente.

Sin embargo, los recortes implicarán despidos de personal que labora en las dependencias federales. De hecho ya comenzaron, como consecuencia del primer recorte anunciado para 2015. Pero para el año que viene desde ahora se están haciendo los ajustes en todas las dependencias para alcanzar ahorros por 135 mil millones de pesos para el presupuesto del año próximo. Como sea, son varios factores por los que los mexicanos están decepcionados del actual gobierno priísta que dizque vendría a mejorar la situación del país.

Si a eso se le añaden los problemas de inseguridad que hay en el país, mas las complicidades entre funcionarios y proveedores agradecidos con el gobierno, lo que ha propiciado presuntos conflictos de interés como los casos de las ‘casas Higa’ de la pareja presidencial y del titular de Hacienda, los ánimos de la gente andan superenardecidos. Si a eso se le suman noticias nada gratas, como las que acaba de dar a conocer Unicef,de que más de la mitad de los 40 millones de niños y adolescentes que viven en México permanecen en situación de pobreza, y de ellos alrededor de 4.7 millones están en pobreza extrema, entre ellos los menores indígenas… bueeno

Han pasado casi dos años y medios y no se voluntad de que el presidente Peña haga cambios en su gabinete. Y los mexicanos no pueden seguir aguantando la misma situación de impasividad que afecta la situación del país, empezando por la económica, y todo lo que conlleva esa parálisis generalizada. Claro que hay sectores que no se quejan, como el automotriz, el turístico o como el sector que exporta insumos y productos terminados, pero son la minoría. La mayoría sigue en espera de que las famosas reformas empiecen a carburar. La energética fue alabada por Obama pero por obvia conveniencia, ya que Peña plantea abrir el sector a la inversión privada incluso extranjera.

De hecho, el gobierno federal ha gastado alrededor de 200 millones de pesos en campañas para promover y convencer a la población de que las reformas estructurales de Peña Nieto han sido un acierto sexenal. Sin embargo, la espera sigue alargándose. Las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Energía (Sener), Pemex y la CFE, han sido las dependencias que han cargado principalmente con ese gasto. Por todo eso, la campaña “Ciudadanos por la Revocación del Mandato”, ha empezado a tener muchos adherentes. Otro foco rojo más para el gobierno federal.

Anuncios

Comentarios desactivados en Campaña de revocación contra Peña

Archivado bajo campaña de revocación contra Peña

Los comentarios están cerrados.