¿Qué gana el mexicano con votar?

PAULINO CÁRDENAS

El debate sobre si no votar o anular el voto beneficiaría al PRI, ha vuelto a ser motivo de polémica. En las elecciones intermedias de 2009, varios intelectuales se pronunciaron a través de una campaña para que el ciudadano anulara su voto; los que se oponían a ello decían que el partido tricolor sería el beneficiado. Todo resultó un mito. Ahora que un grupo antipeñista promueve lo mismo para las elecciones intermedias de este año, vuelve el viejo cuento de que con la anulación del voto se beneficiará al partido tricolor, ahora en el poder. Dejar de votar, dicen algunos, equivale a cederle la plaza a las prácticas clientelares.

Pero millones de ciudadanos se preguntan: ¿Qué gano con votar si los candidatos que ganan llegan a robar y las promesas de campaña las echan al bote de la basura? Para empezar a romper con esas nocivas prácticas, un grupo de artistas, intelectuales y políticos promueve la campaña Ciudadanos por la Revocación de Mandato del presidente Peña Nieto, pidiéndole a la gente que así lo decida, anexe esa leyenda que iría junto con la boleta electoral anulada, la cual se depositaría en las urnas el 7 de junio próximo, como repudio al mal gobierno federal priísta que está en grave falta con la sociedad mexicana.

El grupo que promueve esa campaña señaló que le pediría al INE el conteo de las boletas anuladas con la mencionada leyenda, lo que quedaría en principio para el anecdotario electoral, aunque podría ser el principio de un movimiento de mayor aliento en contra de la actual administración, que está en grave falta con la sociedad mexicana por tantos planes incumplidos y unas reformas que no han caminado en más de dos años, lo que mantiene estancado al país. Creen los promotores de esa campaña que la anulación del voto con esa leyenda tendría un efecto muy significativo.

Pero además, está de por medio el malestar que se ha ido generalizando en todo el territorio nacional por la incompetencia para gobernar del actual régimen; por el problema de la inseguridad que priva en muchos poblados y comunidades del país, y por el estancamiento económico que afecta a muchos sectores y familias mexicanas motivado por la baja del precio del petróleo y la paridad peso-dólar en la que nuestra moneda sigue en desventaja.

La campaña por la revocación de mandato es impulsada por Daniel Giménez Cacho, Javier Corral, Manuel Bartlett y Layda Sansores, así como por el padre Alejandro Solalinde Guerra y el ex diputado Gerardo Fernández Noroña. Está también otro movimiento antipeñista, integrado por diversos grupos de indignados, entre ellos los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, que en su segunda Convención Nacional Popular acordaron impedir la ‘farsa electoral’ en varios estados de la República el próximo 7 de junio.

La pregunta que se hace la gente es porque, ante tanto abuso de quienes llegan al poder o alcanzan un cargo de elección popular, lo primero que hacen es se dedicarse a ver en dónde están los negocios que pueden hacer al amparo del cargo y con recursos públicos, a servirse antes de servir a la ciudadanía, por lo que no le ven caso ir a depositar su sufragio, ya que de antemano sabe lo que sucede en cuanto ganan los candidatos: se desentienden de sus promesas y se dedican a nombrar a su séquito de saqueadores que, con cargos que paga el erario, se dedican a hacer negocios privados con dinero público. Los ejemplos sobran. A diario se sabe de esos abusos de funcionarios.

Los ciudadanos ven con desconfianza a los candidatos que proponen los partidos políticos, que hacen hasta lo indecible por ganar, aun haciendo alianzas ‘antinatura’, con tal de lograr el triunfo, haciendo gala de todas las trampas habidas y por haber, como ha quedado documentado cada vez que hay elecciones en el país, trátese del partido que se trate: regalo de despensas, de dinero, de televisores, etc., además de las acostumbradas prácticas, como el carrusel, el ratón loco, operación tamal, urnas embarazadas, la cadena, etc., etc.

Por más que haya exhortos presidenciales para animar a la gente a ir a votar el 7 de junio, y el INE diga que ese organismo cuidará a los ciudadanos garantizándoles unas elecciones limpias y transparentes, esas promesas a la hora de la hora quedan rebasadas y las quejas irresueltas o favoreciéndoles a los que tiene la sartén por el mango que en este caso es el partido en el poder.

Habrá que ver cómo responde la gente ante los pronósticos que acaba de dar a conocer el Fondo Monetario Internacional, al señalar que en México seguirá el estancamiento económico, además de los anuncios que Luis Videgaray, secretario de Hacienda, hizo en enero pasado de un recorte de 124 mil millones de pesos, y del que anunció en abril habrá para 2016 de 135 ml millones de pesos, lo que ha empezado a traducirse en el despido masivo de mucha gente que trabaja en la burocracia.

Por eso, entre la campaña Ciudadanos por la Revocación de Mandato del presidente Peña Nieto, y el movimiento de la Convención Nacional Popular, comienza a darse un despertar de los mexicanos, hartos como están de promesas incumplidas, e indignados por tantos abusos de la clase política que llega a ocupar un cargo público, el cual utilizan solo para sacarle provecho personal olvidándose de su obligación con los derechos ciudadanos e ignorando las múltiples necesidades y exigencias sociales.

Por todo ello, la pregunta que cada vez tiene más adeptos es: ¿Qué gano con votar si los que candidatos que ganan llegan a robar y las promesas de campaña las echan al bote de la basura? Ni siquiera hay opción de que un partido ofrezca mejores candidatos que otro. A final, todos son iguales. Llegan a despacharse con la cuchara grande, para sus intereses personales, y punto. Al fin que están amparados por la Santa Impunidad.

Lo más vergonzante es que con dinero de los mexicanos, se les otorgan a partidos y candidatos miles de millones de pesos para sus ‘campañas’, que no son otra cosa que una guerra de estiércol de unos contra otros. Pero ni modo, esa es la democracia a la mexicana.

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Qué gana el mexicano con votar?

Archivado bajo ¿qué gana el mexicano con votar?

Los comentarios están cerrados.