¿Por qué le temen tanto a Manlio?

PAULINO CÁRDENAS

¿Por qué le temen tanto a Manlio Fabio Beltrones? ¿Quiénes le temen? No son los priístas, quienes lo respetan, lo aprecian y lo ven como un prospecto a futuro, con bagaje y vasta experiencia política como hay pocos en el horizonte de ese partido.

Son los que le tienen celos y que temen que sin necesidad de grillas baratas, logre llegar a la dirigencia del PRI o a Gobernación.

Por eso lo quieren mandar a una embajada y lo quieren enemistar con Peña Nieto con quien, para su entripado, se dice que ha sostenido diversas reuniones en privado.

Hasta la clase política de la oposición le tiene cierta admiración y le reconoce un vasto oficio político. Su nombre, sin él proponérselo, va y viene en las pláticas futuristas de café.

Alguien lanzó la idea: ¿Que tal si Manlio Fabio Beltrones decide ir como candidato independiente por la Presidencia de la República? Hay varias razones por las que podría hacerlo en su momento.

Uno, porque la dupla que manda en Los Pinos -Luis Videgaray-Aurelio Nuño Mayer- no lo querría en el PRI ni en ninguna posición estratégicas como Gobernación. Dos, porque tampoco va a aceptar irse de embajador.

Tres, porque sabe mejor que nadie que en el PRI tiene muchos seguidores y simpatizantes. Cuatro, porque sabe que es mejor disciplinarse con el que manda que pelearse con el poder efímero de los que creen mandar.

Aunque no es El Bronco ni mucho menos, Manlio tiene otras virtudes. Los que lo quisieran ver fuera de la política le llaman Manlio Corleone. Los que verdaderamente lo conocen y saben de su larga experiencia política, quisieran verlo en Los Pinos.

Si hubiese que preguntarle a Peña Nieto gracias a quiénes transitaron con éxito sus reformas en el Congreso, tendría que mencionar a Manlio Fabio Beltrones necesariamente.

Se dice que se fue por la libre cuando dijo que aspiraba llegar a dirigir el PRI, pero él no es un principiante calenturiento. Por supuesto que fue a consulta expresa.

¿Habrá sido un valor entendido para obtener reacciones por parte de Peña y medirle el agua a los camotes? Lo que se afirma es que ambos han hablado en privado más de una vez.

De ahí han comenzado los celos. De ahí le han empezado a sacar historias y a revivir leyendas de cuando fue gobernador en Sonora; de cuando El Señor de los Cielos. De cuando Colosio.

Hay dos ‘qué tales’ que siguen zumbando en los oídos de sus detractores. Uno es: ¿qué tal si Manlio se decide por la dirigencia del PRI? Otro: ¿Qué tal si llega a suceder a Miguel Ángel Osorio Chong?

Por ahora ambas siguen siendo especulaciones, aunque no tanto lo del PRI ya que el sonorense ha dicho que tiene interés en el cargo.

El coordinador de la fracción parlamentaria priísta en la Cámara de Diputados admitió que tiene la ilusión, pero no obsesión.

Quisiera convertirse en el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de su partido al finalizar su responsabilidad como legislador federal.

“Lo mío es la política, la partidaria, y un militante de partido político siempre considera un privilegio poder participar para presidir a su instituto”

Pero eso será hasta el mes de agosto. Lo otro, lo de Gobernación, también estaría en juego. Pero eso solo lo sabe Peña Nieto.

De cualquier forma, para las posiciones del PRI o del mando en Bucareli, tendría que tener la bendición superior.

Si el objetivo es que el PRI siga en el poder federal, Manlio puede ser determinante, más que los delfines presidenciales que están muy desgastados y cuestionados.

Y sacarse de la manga a principiantes imberbes sería jugar a la ruleta rusa, aunque tengan más voluntad y disposición que experiencia política.

A no ser que se esté madurando la idea de tener un poder tras el trono como ha sido el sueño de casi todos los mandatarios mexicanos.

Tampoco es que haya gente de sobra de la cual echar mano. Dirigir el rebaño priísta con miras al 2018 no va a ser cualquier cosa.

O tratar de darle sentido de mando a Gobernación en cada una de su áreas, comenzando por la del control político y el de seguridad pública.

Pero también de los asuntos de migración, de derechos humanos, de seguridad nacional. Y sobre todo de la lucha contra los cárteles y las mafias criminales.

El caso es que el nombre de Manlio Fabio Beltrones está siendo nombrado con más frecuencia en pláticas de sobremesa y cafés políticos.

Y por lo que se ve el nombre del sonorense seguirá siendo nombrado, para bien si es de parte de sus seguidores o para mal si lo es de sus detractores.

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Por qué le temen tanto a Manlio?

Archivado bajo ¿Por qué le temen tanto a Manlio?

Los comentarios están cerrados.