¿Le harán caso a Peña Nieto?

PAULINO CÁRDENAS

A ver si las mafias de cuello blanco vinculadas al narcocrimen obedecen ese exhorto que hizo el pasado miércoles el presidente Peña Nieto, de reforzar la protección a periodistas. Indicó que ordenó a la secretaría de Gobernación reforzar lo que llaman Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y a Periodistas. Eso quiere decir que dicho mecanismo no ha funcionado como es debido; que algo falló en el caso del fotógrafo Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera quienes fueron víctimas de amenazas de muerte cumplidas, junto con otras tres mujeres.

Sin duda hubo negligencia por parte de quienes deben de participar en esa cadena de responsabilidades. Se activaron protocolos, pero de nada sirvió. El subsecretario de Gobernación de Derechos Humanos y protección a Periodistas, Roberto Campa Cifrián, en una entrevista en Milenio Televisión, dijo que la instancia a su cargo supo, con dos semanas de antelación, de la amenaza que pesaba contra el fotógrafo. Aseguró que se intentó protegerlo ‘sin éxito’ de que fuera ultimado, “al comprobarse que se encontraba en riesgo”.

¿Si se sabía que estaba bajo amenaza de muerte por qué no se desplegó un mayor esfuerzo para evitar que la amenaza se cumpliera? ¿Por negligencia? ¿Negligencia de quién o de quiénes? De quienes participan o deberían participar en la cadena de responsabilidades del llamado Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y a Periodistas que maneja la subsecretaría a cargo de Campa. Dijo que se activaron los protocolos respectivos para hallarlo y convocarlo a que se sumara al mecanismo de protección.

Señaló que se habló con todas las instancias locales -se infiere que con el gobierno del DF-, del gobierno de Veracruz y autoridades federales, para localizar a Rubén. Destacó que si bien no hubo una petición por parte del fotoperiodista ni de ninguna organización, “el Mecanismo identificó en su sistema de monitoreo, en una página de Veracruz, que él había salido y que habría, según su dicho, recibido amenazas”, dijo el funcionario. Habrían sido varios los responsables por negligencia.

Queda claro que en la cadena de instancias que deben participar en dicho mecanismo de protección para defensores de Derechos Humanos y a Periodistas, alguien falló. Se activaron los protocolos, pero de hecho nadie respondió. La cadena de responsabilidades no funcionó porque varios no hicieron su chamba. Se hicieron guajes. Y se dio una masacre. El propio presidente Enrique Peña Nieto de alguna manera hizo alusión a esos lamentables hechos de sangre, al inaugurar la 33 Conferencia de Procuración de Justicia. Por eso dijo que había instruido a la Secretaría de Gobernación para reforzar el mecanismo.

La pregunta es: ¿Por qué, si como dice Campa, se activaron los protocolos respectivos para buscar a Rubén y tratar de brindarle protección, no se logró el propósito? ¿Quiénes fallaron? El hecho es que pese a haber lanzado la alerta, no se hizo nada en serio para evitar que ejecutaran al fotógrafo a quien torturaron, le arrancaran parte de su piel con un rayador de queso, le dispararon varias veces y le dieran el tiro de gracia, igual que a la activista Nadia Vera que fue ultrajada, y de paso a tres mujeres más que se hallaban en el mismo departamento.

Esa desatención al llamado de alerta del Mecanismo de referencia podría entenderse como una negligencia criminal, porque a sabiendas que estaba en peligro de muerte el fotógrafo, nada se hizo por él en la práctica. Si de veras se hubiera actuado con la atingencia que refiere Campa, el ex fotógrafo de Proceso y colaborador de Cuartoscuro y de AVC Noticias no estaría muerto. Ni Nadia hubiese sido violada y ultrajada, ni las tres mujeres sacrificadas, todos con el tiro de gracia. ¿Por un robo?

Como se sabe, el fotógrafo salió huyendo del estado de Veracruz y buscó refugio en el DF por amenazas de muerte del gobierno que encabeza el priísta Javier Duarte de Ochoa. Lo mismo que sucedió con la activista chiapaneca Nadia Vera quien también fue ultimada de manera infame en la misma sesión de sangre de la colonia Narvarte el pasado 31 de julio, junto con otras tres mujeres que también fueron ultrajadas y sacrificadas.

Señaló Campa Cifrián que aunque no hubo una petición del fotoperiodista ni de ninguna organización para buscar protección, la subsecretaría a su cargo se avocó a hacerlo por lo que se dio parte a diversas instancias del Distrito Federal, del gobierno de Veracruz, y federales, de que estaba en peligro el reportero gráfico. ¿Por qué entonces hubo oídos sordos al activarse eso que llaman Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y a Periodistas?

Dijo el funcionario de Gobernación que “el Mecanismo identificó en su sistema de monitoreo, en una página de Veracruz, que él había salido y que habría, según su dicho, recibido amenazas”. Amenazas de muerte por parte de personeros del gobierno que encabeza Javier Duarte de Ochoa según se quejaron en su momento Rubén y Nadia cuando aún radicaban en la capital veracruzana. ¿Qué pasó entonces? ¿Quiénes fallaron?

Al inaugurar la 33 Conferencia de Procuración de Justicia, el jefe del Ejecutivo federal hizo referencia al multihomicidio cometido en un departamento de la colonia Narvarte de la ciudad de México el pasado 31 de julio. Dijo que los procuradores y fiscales están comprometidos a redoblar esfuerzos y brindar una atención oportuna y debida a la investigación. ¿Qué quiso decir con eso el jefe del Ejecutivo federal? ¿Para quién o quiénes era la alusión?

La alusión pareció ir directa al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera y su procurador de justicia, Rodolfo Ríos Garza, quien a pesar de que ha dicho que no está descartada ninguna línea de investigación, sigue insistiendo que el móvil fue el robo. Solo hay que ver la forma en que fueron ultimados el reportero gráfico, junto con la activista Nadia Vera y otras tres mujeres. Pero la pregunta es: ¿De veras las mafias de cuello blanco vinculadas al narcocrimen le harán caso a Peña Nieto al exhorto que acaba de hacer de reforzar la protección a periodistas?

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Le harán caso a Peña Nieto?

Archivado bajo ¿Le harán caso a Peña Nieto?

Los comentarios están cerrados.