La sombra de la Casa Blanca

PAULINO CÁRDENAS

En virtud de que nadie le creyó a Virgilio Andrade, titular de la Función Pública, sus argumentos con los que dio por exonerados al presidente Enrique Peña Nieto, a su esposa Angélica Rivera y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, del conflicto de interés por la adquisición de la Casa Blanca, la de la ex actriz y la del titular de Hacienda, con el auspicio del dueño del Grupo Higa, posiblemente hoy el primer mandatario explique la verdad de las cosas, cuando informe a la nación del estado que guarda su administración en los casi tres años que lleva su gobierno.

Sería entre otras cosas lo que más interesaría a los mexicanos en lugar de escuchar lo mismo de siempre. Resultaría lo más pertinente, si de veras el jefe del Ejecutivo federal pretende empezar a recobrar la confianza perdida de quienes votaron por él y por los que no lo hicieron. También sería interesante que aprovechara para explicar lo que en realidad ha sucedido con el caso de los 43 normalistas desaparecidos y los demás eventos que han colocado a México como un país en donde priva la violencia, el crimen y la impunidad como lo ven desde fuera y más dentro del país.

Es muy importante que Peña Nieto aproveche la oportunidad para reivindicarse de cara a la nación; aún sería tiempo. Está de hecho obligado a transparentar su gestión que ha sido opacada por hechos que ponen en duda el discurso de democracia, justicia para todos, estado de Derecho, aplicación de la ley y guerra a la impunidad. No hay visos de que en lo que resta del sexenio se haga lo que hasta ahora su gobierno no ha sido capaz. El caso del desarrollo y crecimiento es otro ejemplo. Y de Seguridad ni se diga.

Los negativos hechos vendrán a ensombrecer cualquier intención de exaltar logros que nadie los va a reconocer, por encima de las violaciones a los derechos humanos, las injusticias, los abusos de poder y el cinismo que ha imperado en los casi tres años de gobierno. La gente ya no quiere seguir escuchando promesas ni que ‘ahora sí’ está por llegar la tierra prometida. Más bien la gente está harta de seguir siendo engañada. Lo que quiere son hechos tangibles, soluciones, no más promesas incumplidas.

Habrá grupos que estén conformes con lo que ha pasado, pero son los menos, los que gozan de privilegios. La mayoría, millones de mexicanos, están que trinan. Y los más jodidos son los que están al borde de descarrilar el tren, porque ya están hartos. Son las víctimas de los abusos del poder, de las injusticias, de los cacicazgos, de los delincuentes de cuello blanco, de que el crimen organizado y los cárteles de la droga sigan dominando regiones aunque oficialmente se diga que todo está bajo control.

Hay grupos que se han estado organizando y que están dispuestos a encarar de frente al gobierno, por ahora sin armas. Y hay grupos de la oposición, como el que encabeza López Obrador, que están dispuesto a capitalizar ese malestar social que cada vez se profundiza más. Tan preocupa al régimen que tanto el presidente Peña Nieto como el dirigente del PRI han arremetido contra el tabasqueño porque saben de lo que es capaz. Ya le andan endilgando otra vez el ‘sanbenito’ de que es ‘un peligro para México’, misma frase con la que ha revirado el sempiterno aspirante a la presidencia, refiriéndose a las reformas de Peña.

Entre los grupos de descontentos están los grupos del magisterio disidente de la CNTE y grupos que han sido víctimas de marginación, violencia y abusos de poder, como la comunidad indígena de San Francisco Xochicuautla, así como las víctimas de las masacres de Tlatlaya, Ayotzinapa, Apatzingán y Tanahuato, entre otras, además de la desaparición de los 43 normalistas en Ayotzinapa cuyos familiares preparan varios eventos con motivo del primer aniversario de los graves hechos sucedidos en esa región de Iguala, Guerrero.

En Nuevo León, en el poblado rural de Salinas Victoria, hubo el hallazgo de una mega fosa en la que, se dice, encontraron 31 mil fragmentos humanos -no se sabe si son fragmentos óseos solamente- que podrían corresponder a decenas y decenas de muertos, nadie sabe en qué condiciones. La información se había ocultado a los medios por parte de la administración saliente a cargo de Rodrigo Medina.

En una reunión del gobernador saliente y su procurador Javier Flores, con el equipo de transición del mandatario entrante, Jaime Rodríguez alias El Bronco, salió a relucir la existencia de la megafosa con los 31 mil fragmentos de restos humanos. La cifra parece descomunal o equivocada pero así fue manejada. Lo que es cierto es que el número de narcofosas halladas crece y es síntoma de que la criminalidad en México ha estado incontrolable, aunque el gobierno de Peña Nieto insista en hacer creer que la cifra de los homicidios han ido a la baja.

No solo habría que explicarle a la nación el por qué los negativos resultados de la estrategia económica que mantiene estancado al país y por qué tan pésimas cuentas ha entregado el sistema de seguridad al cumplirse casi tres años de gobierno. Sus titulares, Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong siguieron en sus puestos luego de los cambios en el gabinete que hizo Peña Nieto. Lo que los mexicanos se preguntan es ¿por qué? si debieron ser los primeros en ser relevados. Las razones están a la vista de todos.

Eso sin contar con el argumento, por ejemplo, de Videgaray, quien dice que pagó su casa de descanso de Malinalco con obras de arte, pinturas que nadie sabe de qué autores son ni en cuánto están cotizadas o si fueron valuadas por Sothebys o Christies. ¿A quién le quieren ver la cara? A los mexicanos ya no. Los enredos para justificar lo injustificable cada vez hunde más a sus protagonistas. Y de paso el tal Virgilio quedó como un pelele. ¿De eso tratará en alguna parte de su mensaje a la nación hoy el presidente Peña Nieto?

El cambio de miembros del gabinete alcanzó a quien fuera comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, quien fue sustituido por Renato Sales Heredia. El nuevo comisionado dijo que se hará todo lo posible por recapturar al Chapo. Si es que sigue vivo, porque una versión no confirmada habla de que pudo haber sido ultimado por un comando de mercenarios extranjeros, como lo sabía de antemano el capo y su abogado. ¿Explicará hoy Peña Nieto a la nación la neta sobre la increíble “fuga” del Chapo?

Anuncios

Comentarios desactivados en La sombra de la Casa Blanca

Archivado bajo La sombra de la Casa Blanca

Los comentarios están cerrados.