Zhenli Ye Gon empezó a ‘cantar’

PAULINO CÁRDENAS

El ex empresario farmacéutico chino-mexicano Zhenli Ye Gon, quien está por ser liberado de una cárcel de Virginia, en Estados Unidos, donde permanece pese a haber sido absuelto, dijo que teme decir a qué políticos mexicanos ayudó porque al llegar a nuestro país extraditado lo podrían eliminar. De cualquier modo se animó y empezó a soltar nombres. También dijo que no solo ‘los panistas’ lo obligaron a guardar los famosos 205 millones de dólares en su casa de las Lomas de Chapultepec bajo la amenaza de ‘copelas o cuello’, sino también querían que guardara armas; misiles explicó con una seña.

“La enorme cantidad de efectivo decomisada en mi casa no es lo que se llama dinero de las drogas. Estos son y fueron fondos secretos del partido político usados para la campaña presidencial mexicana, para comprar armas y financiar actividades terroristas’’. Los agentes de la PGR que allanaron la casa de Ye Gon encontraron un fusil AK-47 y pistolas automáticas de uso exclusivo del Ejército mexicano. Dijo que quien lo obligó a guardar tal cantidad en efectivo fue Javier Lozano Alarcón, operador político de Felipe Calderón, ambos panistas.

La idea era que con ese dinero, se maquinaría un fraude electoral en caso de que Felipe Calderón perdiera la presidencia e instrumentar a su vez un sabotaje en caso de que el candidato opositor ganara las elecciones, en este caso Andrés Manuel López Obrador. Se dice que el pitazo de los 205 millones guardados en su casa de las Lomas lo habría dado la DEA. Ese dinero lo hallaron en marzo de 2007.

Manifestó también que al priísta Fidel Herrera Beltrán lo ayudó en su campaña para ganar la gubernatura de Veracruz, porque por ese puerto llegaba buena parte de las anfetaminas que le compraban para elaborar droga sintética. Manifestó en una entrevista con Univisión, que dio dinero a los políticos mexicanos de “todos los partidos”. De hecho, dijo, ayudó a varios políticos. Siempre ha dicho que el dinero que se encontró en su casa no era suyo. Me obligaron a guardarlo, reiteró.

Al final de cuentas nadie sabe dónde quedó ese dinero. Calderón dijo que sería para las principales instancias del sector salud, pero la realidad es que se diluyó, se esfumó por mejor decirlo, y lo más probables es que haya quedado depositado en cuentas de algunos funcionarios panistas en uno o varios paraísos fiscales. Fue de hecho un asunto al que se le echó tierra. A partir de que se supo que Ye Gon había sido detenido en EU el asunto fue olvidándose.

Ye Gon acusó a la Procuraduría General de la República (PGR) de haberle mentido al Departamento de Estado y a la Corte Federal del Distrito de Columbia al destruir evidencias que lo beneficiaban. El señalamiento directo lo hizo contra el titular de la PGR en el sexenio de Calderón, Eduardo Medina Mora, ahora ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Ocho años después está a punto de ser liberado el famoso chino que adquirió su ciudadanía de manos de Vicente Fox. Y su nombre vuelve a ser noticia.

En su edición que comenzó a circular este domingo, la revista Proceso publicó un reportaje donde se señala que desde que en junio pasado la Suprema Corte de Estados Unidos rechazó atraer el caso de Zhenli Ye Gon, el gobierno de Enrique Peña Nieto está a la espera de que el Departamento de Estado decida extraditar al empresario chino naturalizado mexicano.

México y el país vecino están por concretar un intercambio de extraditables. Y aunque el ex empresario farmacéutico podrá regresar libre de culpas en Estados Unidos, puesto que desde hace seis años allá la justicia lo absolvió del delito de narcotráfico por falta de pruebas, aquí se mantienen las acusaciones de delincuencia organizada y narcotráfico fincadas desde hace ocho años, destaca la nota.

Ye Gon intentó desde un principio quedarse en Estados Unidos, bien como testigo protegido o como asilado político. Ninguna de sus acciones prosperó, pero logró no ser entregado al gobierno calderonista. En su momento, Estados Unidos le negó a Ye Gon la petición de asilo en Estados Unidos. Dijo que en ese momento estaba detenido por la acusación de traficar con sustancias controladas y no por algún pedido de extradición por parte de México.

Ye Gon insistió en la protección de la justicia de Estados Unidos, pero un juez se la negó. Le argumentó que estaba especulando sobre situaciones eventuales: “No presenta un respaldo legal sobre su futuro confinamiento, extradición o deportación”, y le reiteró que no había aún ningún proceso penal en su contra.

Las autoridades también se negaron en ese momento a integrarlo al programa de testigos protegidos, pese a los argumentos políticos del empresario. Además de declararse como perseguido del gobierno de Calderón, alegó que tenía relación con el ex senador del PRI Fidel Herrera, quien luego fue gobernador de Veracruz. Dijo que le ayudó en su campaña con recursos porque por ese puerto llegaba la materia prima que comerciaba.

Desde entonces, el chino-mexicano aseguró que si era extraditado, enfrentaría un “inminente asesinato, torturas y otros tratos crueles”. Argumentó: “Definitivamente seré eliminado por el corrupto régimen de México bajo Felipe Calderón y bajo el gobierno del PAN, en represalia política, persecución y deseo de silenciarme para siempre porque soy un testigo clave del fraude del PAN en la elección presidencial”.

De ser extraditado, Zhenli Ye Gon enfrentará en México cuatro acusaciones: delincuencia organizada, narcotráfico, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y lavado de dinero. Para el gobierno de Estados Unidos, sin embargo, no se pudo comprobar que haya traficado droga a ese país. El gobierno de Enrique Peña Nieto está a la espera de que el Departamento de Estado norteamericano decida extraditar al empresario chino naturalizado mexicano.

Anuncios

Comentarios desactivados en Zhenli Ye Gon empezó a ‘cantar’

Archivado bajo Zhenli Ye Gon empezó a 'cantar'

Los comentarios están cerrados.