Hubo rechazo mutuo de propuestas

PAULINO CÁRDENAS 

Juntos en el Museo Tecnológico, pero no revueltos a la hora de hablar con los medios. Cada cual dando su versión de la reunión que duró más de cuatro horas. Una vez que terminó el encuentro, los padres de los 43 normalistas desaparecidos ofrecieron una conferencia de prensa en el Zócalo capitalino, mientras que el gobierno federal hizo lo propio en el Club Naval.

Lo dicho por los voceros de los familiares de los normalistas denotó la decepción que tuvieron en ese segundo encuentro con el presidente Peña Nieto quien no se atrevió, dijeron, a hablarles con la verdad, dejando intocado el argumento de la ‘verdad histórica’ como muchos mexicanos también lo suponían.

Antes de que comenzara la reunión de manera formal, le habían hecho entrega al mandatario de un pliego de peticiones con ochos propuestas que al final, dijeron, Peña no se comprometió a cumplir. Señalaron también que los seis puntos que les propuso el jefe del Ejecutivo, no los aceptarán porque no son sustanciales y son compromisos ya acordados.

También, indicaron en conferencia de prensa, no aceptarán un tercer peritaje ni una fiscalía especial como les ofreció el presidente de la Republica. Manifestaron que el caso de los desaparecidos amerita una investigación específica. Por eso pedimos una instancia que se avoque a la búsqueda y otra a fincar responsabilidades a los funcionarios.

Para el gobierno federal se cumplió con las expectativas y que las cosas marcharán de común acuerdo con los dolidos padres y madres de los 43 desaparecidos; les ofreció la creación de una unidad en la PGR para continuar las investigaciones, que no aceptaron.

Se dijo también que el caso no está cerrado, que no habrá carpetazo y que se incorporarán las investigaciones conclusiones del Grupo de Expertos de la CIDH. El gobierno federal está del lado de los padres de las víctimas del caso Ayotzinapa, comentó como acto de consolación.

En fin, lugares comunes que el gobierno estima que con eso, los familiares quedaron convencidos aunque eso dista mucho de ser realidad. Mas de lo mismo diría el clásico. Pero la indignación quedó incólume. Está más allá de más promesas.

Hay otros pendientes del gobierno federal y los gobiernos estatales como el de Guerrero, contra los alumnos de la escuela rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa y otras escuelas rurales que para los gobiernos en turno han sido considerada como nido de guerrilleros.

Se quejaron de que el jefe del Ejecutivo no se atrevió a reconocer abiertamente que las investigaciones realizadas por el Grupo de Expertos de la Comisión Internacional de Derechos Humanos hayan echado abajo los argumentos del ex procurador Jesús Murillo Karam.

Nuevamente el jefe del Ejecutivo se fue por la tangente y a como pudo esquivó las reiteradas acusaciones sobre las mentiras que a su juicio argumentó el ex funcionario de la PGR para justificar el caso de las desapariciones e insistir en que fueron incinerados y sus cenizas echados a un río.

Otra vez nos dieron atole con el dedo, comentaron amigos de los familiares de los 43 después del largo encuentro con Peña Nieto celebrado en el Museo Tecnológico de la capital del país. Y con esa decepción, la desesperanza de encontrar a sus hijos con vida aumentó. Esperaban más. Pero no hubo mas.

El jefe del Ejecutivo les indicó que su gobierno estudiará el pliego de peticiones y exigencias que le formularon, en virtud de que los acuerdos de la primera reunión fueron cumplidos a medias. Creen que al final será la misma le vuelven a dar largas al caso y ahí se la llevarán apostándole a que con el tiempo se olvide el asunto como ha sucedido con muchos otros casos.

Con eso se irá el sábado el presidente Peña Nieto a Nueva York. Allá intervendrá en la Asamblea General de la ONU. También sostendrá un encuentro con el secretario general de ese organismo, Ban Ki-Moon; participará en dos Cumbres de Jefes de Estado: la de Adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable y Sobre Mantenimiento de la Paz en una reunión con los presidentes de Perú, Chile y Colombia.

Se va justo en la fecha que se cumple un año de la desaparición masiva forzada de los normalistas y día en que paradójicamente se celebrará por primera vez en México el Día Nacional Contra la Desaparición Forzada aprobada hace unos días en la Cámara de Diputados, y que hoy por hoy resulta una burla más del gobierno federal para quienes sufren en carne propia los rescoldos de esos criminales hechos.

Si desde antes de la segunda reunión del presidente con los familiares de los 43, ya habían comenzado los disturbios en varias partes del país, en los siguientes días se espera que esos actos pasarán de la protesta al vandalismo, como repudio a la falta de sensibilidad y decisión del jefe del Ejecutivo.

Quizá habría reflexionado bien lo que le habría dicho el ex procurador de que, si desistía de la versión de la ‘verdad histórica, ‘si caigo yo, caes tú’ que, según versiones, habrá comentado el ex funcionario a algunos de sus allegados.

Habrá que ver con los días, las semanas y los meses si tiene razón la representante para las Américas de Amnistía Internacional (AI), Ericka Guevara Rosas, quien aseveró que si el gobierno mexicano no se corregía el rumbo de la investigación de los desaparecidos, el presidente Peña Nieto sería visto en el mundo como “facilitador de estos horrores”.

Anuncios

Comentarios desactivados en Hubo rechazo mutuo de propuestas

Archivado bajo Hubo rechazo mutuo de propuestas

Los comentarios están cerrados.