El Chapo y el video filtrado

PAULINO CÁRDENAS

La Comisión Nacional de Seguridad admitió que el capo sinaloense logró burlar por segunda vez desde que dizque se ‘fugó’ el pasado 11 de julio, un operativo federal desplegado para su recaptura y que fue al escapar intempestivamente del acoso de infantes de Marina en un rancho en la sierra de Durango que se produjo las lesiones en rostro y pierna que la cadena de televisión estadunidense NBC News se había adelantado a reportar.

Otra información de un portal especializado en hechos del crimen organizado publicó que en ese mismo operativo el capo había muerto. El asunto quedó aclarado a través de un comunicado de la propia Comisión de Seguridad. Informó que era importante precisar que estas heridas no fueron producto de un enfrentamiento armado sino que fue al huir junto con sus escoltas. Ambas noticias se aclararon en el papel pero no en los hechos.

Se ha dicho que desde hace semanas agentes de la DEA en coordinación con la Marina y el Ejército han desplegado esfuerzos de manera conjunta para atrapar al capo sinaloense. Según informes de inteligencia, la corporación antinarcóticos norteamericana le había dado datos precisos a la Marina para aprehender al capo en un rancho ‘pero llegaron tarde’ al operativo y el delincuente escapó junto con sus secuaces.

Parece que quieren mantener viva la idea que lo de la recaptura de Guzmán Loera es cierto y va en serio, mientras el gobierno federal termina de confeccionar la ‘verdad histórica’ de la dizque ‘fuga’. Lo que sí está vivo y candente es el caso del famoso video con audio que, en vez de tenerlo como prueba las autoridades para su análisis de lo que pudo haber detrás de la fuga, llegó misteriosamente a Televisa.

El video fue puesto en la mesa de Carlos Loret de Mola quien lo subió al aire en su espacio mañanero de Primero Noticias; luego sucedió lo mismo en el noticiero estelar que conduce Joaquín López Dóriga. Esa filtración pareció una puñalada trapera, otra, contra Peña Nieto, pero también contra Miguel Ángel Osorio Chong y contra Arely Gómez González.

De esa carambola de tres bandas se quejó el legislador Alejandro Encinas, presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Senado. Comentó que haber filtrado a la televisora ese video constituye “fuego amigo” contra el gobierno federal. Lo que quiso decir es que hay un complot contra el presidente de la República, contra el secretario de Gobernación y contra la procuradora General de la República. Más que eso, de hecho constituye un delito.

¿Quiénes fraguaron esa maniobra? ¿Los mismos que filtraron el video a Televisa? Debe ser alguien muy poderoso. La pregunta es si la confabulación se gestó dentro del gabinete como sugiere Encina. Si no fue así, resulta relativamente fácil saber quién fue porque tendría que ser alguien muy poderoso que influya en el sistema priísta. ¿Habría sido la nomenclatura priísta? preguntarán los mal intencionados.

El hecho es que a Osorio le volvió a pasar de noche lo del famoso video, como le pasó de noche lo de la ‘fuga’ del Chapo. Y a la que hicieron quedar muy mal fue a la procurador Arely Gómez ya que en Televisa tiene a su hermano Leopoldo que es Vicepresidente de Noticias de esa empresa. Todo mundo supone que en la filtración del video a Televisa tuvo que ver la hermana funcionaria. Es posible que no haya sido así, pero la percepción lo pone en duda. ¿Luego entonces? A la señora la ponen en un predicamento, junto con el titular de Gobernación.

Pero mientras dan con ‘la mano negra’ que mece esa cuna para que renuncie alguno de los tres -Peña Nieto, Osorio Chong o Arely Gómez- o los tres, está el asunto del famoso video del día de la fuga del Chapo que sin duda sacará chispas, quizá esta misma semana. En el video se escuchan sonidos ilegibles, murmullos, voces, pero lo que se alcanza a oír con bastante claridad es un golpeteo fuerte en los barrotes de las celdas producido por los reos, el día de la ‘fuga’.

Teodoro García Simental alias el Teo, uno de los principales líderes y operadores del cártel de Sinaloa en Tijuana que ocupa la celda número 3 en la misma área de criminales peligrosos donde estaba Guzmán Loera, cuenta una historia realmente interesante. Habla en su declaración ministerial precisamente de un golpeteo en los barrotes de las celdas de los reos el día de la ‘fuga’.

Indicó que esa noche corrió la voz en los pasillos del penal de que el Chapo “había fallecido” en su celda. (Ver “¿El Chapo vive o lo ultimaron?” Escaparate, agosto 14).

Como se recordará, Juan Pablo Badillo, abogado del Chapo Guzmán, había asegurado desde antes de la desaparición del capo, que “un grupo de mercenarios extranjeros” buscaban asesinar al líder del cártel de Sinaloa, lo que su cliente temía que sucediera cualquier día en su celda del Altiplano. Badillo dijo haberse sorprendido cuando se enteró de la ‘fuga’.

El famoso video de la discordia podría dar luces sobre esa versión. Mientras tanto el gobierno propicia que algunos medios le hagan el juego al cuento de que las fuerzas armadas van por Chapo… pero escapa; van otra vez por él y vuelve a escapar… mas las que faltan. ¿De veras vive o la DEA y la Armada andan tras un fantasma? Esta semana podría ser determinante y hasta de escándalo sobre el tema.

Anuncios

Comentarios desactivados en El Chapo y el video filtrado

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.