Que Osorio debe renunciar

PAULINO CÁRDENAS  

Cuando Joaquín el Chapo Guzmán fue detenido en Mazatlán en febrero del año pasado, Enrique Peña Nieto, en una entrevista con León Krauze, le dijo al periodista que ‘sería imperdonable’ otra fuga del capo sinaloense como la que se había dado en 2001 al inicio del sexenio de Vicente Fox, y que esa encomienda se la había hecho el jefe del Ejecutivo federal al Secretario de Gobernación y responsable de Seguridad Nacional, Miguel Ángel Osorio Chong, orden que no cumplió. De hecho le pasó de noche por andar de viaje.

El presidente dijo que le había encargado específicamente a Osorio Chong, que el delincuente más buscado del mundo no volviera a escaparse de ninguna manera, lo cual quedaba bajo la responsabilidad del funcionario. “Sería imperdonable” le dijo al periodista. Pero la grave pifia hasta ahora ha sido perdonada pese a que ha puesto en evidencia a Peña Nieto ante el mundo, ya no se diga al ineficiente gabinete de Seguridad Nacional.

Quien sí tuvo que ser sacrificado, por mentiroso, fue Monte Alejandro Rubido, quien fungía como Comisionado Nacional de Seguridad, que fue sustituido por Renato Sales Heredia. Incluso Rubido podría ser juzgado y encarcelado. Si bien la captura del Chapo en Mazatlán se había constituido en un éxito para Peña Nieto, su supuesta ‘fuga’ el sábado 11 de julio a través de un túnel, es una de sus peores derrotas. Y ahora con los dimes y diretes de que si el capo fue herido en un operativo, que si fue muerto. Cuentos chinos pues.

Alguien volvió a meterle una zancadilla a Osorio Chong con el famoso video con audio del día de la ‘fuga’ del Chapo, que ‘alguien’ filtró a Televisa, el cual el secretario de Gobernación y el gabinete de seguridad en reunión con la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Senado, se habían negado entregar. Llama la atención que esa ‘filtración’ del video que fue transmitido en Primero Noticias que conduce Carlos Loret de Mola, y luego en el espacio de Joaquín López Dóriga, supuestamente ‘indignó’ a la procuradora Arely Gómez.

La funcionaria tiene un hermano en esa empresa, Leopoldo Gómez, que es Vicepresidente de Noticieros Televisa, ex moderador del programa Tercer Grado. No quiere decir que esa relación filial haya propiciado esa ‘filtración’ del video, pero tampoco es descartable. Alguien dirá: demuéstrame que es así; a lo que se respondería: demuéstrame que no lo es. El caso es que luego ese mismo video fue ampliamente difundido en el noticiero estelar nocturno del Canal de las Estrellas.

Como sea, eso ha vuelto a poner en evidencia a Osorio Chong de cara a la nación, ya que al responsable de Seguridad Nacional le vuelve a pasar de noche esa ‘filtración’ del video que podría contener valiosa información sobre el día de la ‘fuga’, si limpian el audio los especialistas. El presidente de la Comisión Bicameral, Alejandro Encinas, se enteró por información extramuros del Legislativo, que había un video con audio que podría revelar parte de la verdad sobre esa supuesta fuga.

Ahora resulta que durante la reunión que tuvieron en su despacho con los integran de la Comisión Especial del caso Ayotzinapa, resulta que Osorio Chong quien estuvo acompañado de Enrique Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía federal (PF), supo del ataque a normalistas en Iguala y no hizo nada. Él y el titular del Cisen, Eugenio Imaz, se enteraron entre 9 y 10 de la noche del ataque contra los normalistas, el 26 de septiembre de 2014. Pero el titular de Segob no actuó porque sus funcionarios reportaron que la policía de Iguala tenía “todo bajo control”, aceptó el secretario.

Ante los integrantes de los ocho partidos que tienen representación en la mencionada comisión que encabeza la panista María Guadalupe Murguía Gutiérrez, el secretario estuvo todo el tiempo a la defensiva, esquivando preguntas, respondiendo de manera sesgada, y desmintiendo dichos, como el del ex fiscal de Guerrero, Iñaki Blanco, quien sostuvo que pidió apoyo a la Policía Federal y al Ejército, negándose éstos a proporcionarlo.

El ex fiscal había dicho que tanto el Ejército como el encargado de la Policía Federal –“de apellido Cabral”– les negaron su apoyo para, primero, trasladar al 27 Batallón de Infantería a los más de 134 policías de Iguala detenidos y, segundo, ayudarlos a vigilar a los uniformados, según publicó el semanario Proceso. Una vez que el Ejército rechazó respaldarlos, Iñaki Blanco solicitó a la PF trasladar a su cuartel a los policías locales, apoyo que también le fue negado por la corporación federal.

A estos señalamientos Osorio y Galindo respondieron que “no es cierto, no llamaron”. Además, Enrique Galindo, titular de la PF, dijo que ellos sí actuaron, tanto así que acudieron a auxiliar al grupo de futbol de Los Avispones. El responsable de la Policía Federal también justificó su inacción al argumentar que contaban con “elementos insuficientes” para atender los hechos de violencia que estaban ocurriendo esa trágica noche en Iguala.

Osorio Chong insistió en que el sábado 27 de septiembre habló con Iñaki Blanco para decirle que le montara guardia al entonces presidente municipal José Luis Abarca y al entonces director de la policía municipal, Felipe Flores Velázquez, y evitar así la huida de ambos. La respuesta del entonces fiscal, según el titular de Gobernación, fue “que no se preocupara, que ello no ocurriría”, e incluso se promovería el proceso de desafuero contra el alcalde. Además, también le aseguró que “todo está bajo control”.

El hecho es que el secretario Migue Ángel Osorio Chong tiene varias en su haber, que para muchos serían suficientes como para que presentara su renuncia. Él no lo va a hacer; de guaje. Y quien debe ocuparse de ello anda en otro mundo como diría la politóloga y comentarista Denise Dresser. Habrá que ver qué otros taches le suman al funcionario a quien muchos ya no ven como un potencial aspirante para el 2018.

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Que Osorio debe renunciar

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.