Lo del Chapo es un distractor

PAULINO CÁRDENAS

El Chapo Guzmán ya es una botana para el gobierno que se los echó a los leones para que se entretengan y no estén fregando con temas incómodos de si han funcionado o no las reformas y si no es cierto nada de lo que digan en materia económica, de seguridad y de prosperidad que solo existe en la mente del los que integran el gabinete presidencial y de su jefe. De hecho se cambió mediáticamente el spot de ‘Ya chole con tus quejas’ que el gobierno ya sacó del aire, y ha colocado en su lugar otra vez el gastado tema del Chapo.

Que si ya merito y lo agarran pero escapó; que otra vez por un pelito y lo atrapan, pero se les volvió a escapar; que si resultó herido al caer en un acantilado y fue rescatado por sus guardaespaldas al huir del acoso militar; que si se escondía en una cabañita de un ranchito de Cosalá, Sinaloa; que si murió; que ni siquiera está en México; que la avioneta que usó en la ‘fuga’ falló; que detuvieron a los que loa ayudaron a ‘fugarse’.

Como decían las abuelas ya no saben qué inventar. Desde el cuento de la ‘fuga’ el capo sinaloense ha servido de parapeto al gobierno y yahay quienes por eso, y por otras muchas como el caso Ayotzinapa, hasta andan pidiendo las cabezas del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de la procuradora General de la República, Arely Gómez e incluso del mismísimo presidente Enrique Peña Nieto, por ineficientes e ineficaces. Puro show. Puro asunto distractor para taparle el ojo al macho de lo que se dice que se ha logrado en el sexenio y que han sido pamplinas.

De aquella desafortunada expresión de ‘ya supérenlo’ que se le ocurrió decir a Peña Nieto sin el menor dejo de pesar por las familias dolidas sobre la desaparición forzada de los 43 normalistas, pasó al reciente ‘ya chole con tus quejas’ que es muestra evidente del ‘ya me cansé’ presidencial, igual que el ‘ya me cansé’ de Jesús Murillo Karam entonces procurador General de la República. Unos días después de haber dicho esa frase en una conferencia de prensa cuando trataba de convencer de su ‘verdad histórica’, fue entrevistado por Carlos Loret de Mola.

El entonces procurador explicó por qué se expresó así y aseguró que fue porque estaba harto de la violencia en el país. Luego de las críticas que ha generado la frase que usó, Murillo Karam señaló que siente impotencia frente a una tragedia que marcará ’eternamente’ a México, así como fatiga por jornadas agotadoras

“Cuando dije ‘estoy cansado’ es que estoy cansado de eso: estoy cansado de una violencia brutal… Lo he vivido, lo tengo todos los días. Sí me cimbra. Además de que tenía yo 40 horas sin dormir” comentó en la entrevista en Primero Noticias. ¿Fue una mala frase? le preguntó el periodista. “No. Estaba yo cansado, y es la verdad” contestó el procurador. “¿La volvería a decir?” insistió Loret. “Naturalmente, no tengo por qué decir mentiras. Soy tan humano como cualquiera, y también me canso” dijo el funcionario.

“Llevo 30 días durmiendo cuatro horas, y ese día tenía 40 horas (despierto). Además, venía yo de Chilpancingo, donde la verdad cuando los oyes (a los padres de familia) te estremeces ante la impotencia de no poderles dar una verdad inmediata” abundó Murillo Karam. Le inqurió Loret de Mola: “Viene todavía mucho, ¿tiene el vigor para seguir?” Respondió el funcionario: “No es un problema de vigor, es un problema de sentimiento. Desde luego que quiero seguir, quiero terminar con el asunto.

Por lo que se ve es lo mismo que le está sucediendo a Peña Nieto. Se asume por esas expresiones de ‘ya supérenlo’ y de ‘ya chole con tus quejas’ que hay cansancio y hartazgo de su parte, de la pesada carga de asuntos que lleva en sus espaldas. Y más que nada porque insiste en seguir teniendo a colaboradores que no han dado a los mexicanos los resultados esperaban. De hecho a son quienes están hartos de tanta ineptitud, ineficiencia e ineficacia.

Es a millones de mexicanos que bien podrían decir ‘ya me cansé, de escuchar tantas promesas incumplidas, las justificaciones con el ya merito por delante, el ahora sí, el que las reformas ya empiezan a dar sus primeros resultados -que nadie ve por ningún lado-; por la falta de empleo, por los despidos, por la carestía de la vida, por los abusos de poder que siguen por parte de los bandidos de cuello blanco que están en el poder federal estatal y municipal, y por el clima de violencia e inseguridad que no acaba en el país.

De ahí que los ‘genios’ que tiene de asesores habrían convencido a Peña Nieto volver a echar a andar otra historia sobre el Chapo, para que la raza -como diría el Bronco- se entretenga con historias que solo existen en el imaginario gubernamental, porque nada de los que se ha dicho hasta ahora en los nuevos episodios de la serie sobre su persecución en el Triángulo Dorado, se ha podido comprobar. Es otra mentira más pero esta con la intención de que sirva de distractor.

Por lo pronto no ha sido desmentida la hipótesis de que el Chapo fue ultimado en su celda el pasado 11 de julio, mismo día de su presunta ‘fuga’ según la versión oficial. Fue Teodoro García Simental alias el Teo, uno de los principales líderes y operadores del cártel de Sinaloa en Tijuana que ocupa la celda número 3 en la misma área de criminales peligrosos donde estaba Guzmán Loera, quien la noche de la ‘fuga’ se corrió la voz en los pasillos del penal de que el Chapo “había fallecido” en su celda.

Hay en medio un video que Gobernación le escamoteó a la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Senado -pero que llegó a Televisa-, que podría dar luces sobre esa versión de la supuesta muerte del Chapo, que su abogado Juan Pablo Badillo, había asegurado desde antes de la desaparición del capo, que podría suceder porque sabían su cliente y él que “un grupo de mercenarios extranjeros” buscaban asesinar al líder del cártel de Sinaloa, lo que ambos temían que sucediera cualquier día en su celda.

Anuncios

Comentarios desactivados en Lo del Chapo es un distractor

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.