Engañaron a Peña con ‘Patricia’

PAULINO CÁRDENAS

A Peña Nieto lo engañaron con ‘Patricia’. Por varios flancos. El meteorólogo Ángel Meleunert lo explicó: teóricamente el meteoro pudo haber impactado con más fuerza a Jalisco, pero era una hipótesis; incluso podría imponer récord en más kilómetros por hora en la historia de huracanes del Pacífico, que era el que había establecido ‘Wilma’ en la segunda semana de 2005 que era de 290 kilómetros por hora, que sí logró ‘Patricia’  al alcanzar los 325 kilómetros por hora dijo el experto.

Aclaró que el huracán más poderoso de la historia se llamó ‘Olivia’ y azotó Australia en el 2010 con vientos de 405 kilómetros por hora; fue clasificado como categoría 5. El huracán ‘Patricia’ no pasó de ser categoría 4 y al entrar a tierra perdió fuerza, se convirtió en categoría 1 y al final en tormenta tropical. No era cierto que iba a ser el ‘más poderoso’ del mundo. Hubo destrozos y derrumbe de casas por deslaves, pero no de la magnitud que se esperaba. Y hasta donde se supo no hubo víctimas mortales.

Al final a Peña no le quedó otra que decir: “No hay que bajar la guardia”. Seguían las lluvias y había que estar alertas. Sin embargo, a alguien se le ocurrió venderle a Peña Nieto hacer todo un montaje nunca antes visto -muy al estilo de los que hacía Genaro García Luna- y ponerse al frente del operativo ‘megatormenta’ y que había que salvar a los mexicanos de la catástrofe. Fue parecido a aquella mentira de Felipe Calderón con el cuento del H1N1 que manejó como una pandemia mundial en 2009 que no fue tal.

De esa manera, convencido el hombre, tomó las riendas del caso y comenzó el show -televisoras de por medio- de la nueva ocurrencia de magnificar los efectos de ‘Patricia’, a la que había que sacarle todo el jugo mediático posible con la intención de mandar el mensaje de que Peña Nieto es un mandatario preocupado por el pueblo (¿?) Compró la idea que le vendieron los ‘genios’ de las ocurrencias que tiene, de hacer de ese huracán el gran rollo mediático y presentarlo desde temprana hora del viernes como si se avecinara el fin del mundo.

Había elementos para hacerlo, aprovechando que el mundo -incluido México- está sensibilizado y pendiente del Regreso al Futuro ampliado, de Doc y de Marty McFly en su máquina del tiempo, así como de la Fuerza se Despierta de la Guerra de las Galaxias recargada. Con ‘Patricia’, al gobierno parece haberle hecho efecto la enloquecedora onda SyFy que invade al mundo con tanta publicidad y propaganda comercial. Pero ‘Patricia’ los dejó plantados. Hizo quedar mal a Peña y a todo su gabinete en pleno. La anunciada megatormenta perfecta sin precedentes acabó en un virtual chisguete.

Así, desde la madrugada del viernes Peña Nieto convocó a su gabinete ‘legal’ y ampliado, para recibir la cátedra sobre huracanes y volverse expertos en un par de horas. ¿Les enseñaron mal? Tal vez no, pero el punto era que había elementos para magnificar los pronósticos y anunciar ese fenómeno meteorológico como el huracán más poderoso de todo el Universo y de la Vía Láctea. O al menos eso pareció. Y desde temprana hora del mismo viernes vino la avalancha mediática para hacer creer que ‘Patricia’ acabaría con parte de la República.

Pusieron al director de Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, a echar mentiras dando una serie de pormenores y datos comparativos, señalando que cualquier otro huracán le quedaba chiquito a ‘Patricia’ en magnitud y posibles sucesos trágicos. Por cierto ese director fue el que ocupó el cargo en lugar de David Korenfeld, aquel que usaba el helicóptero de Conagua como si fuera su Uber propio; lo cacharon cuando iba a viajar con su familia, y por presiones tuvo que renunciar. Le fue mejor, pero esa es otra historia.

La consigna era magnificar hasta el full lo que podría ocasionar ese huracán sin precedente ‘histórico’, que entraría por la parte media de la República en costas del Pacífico mexicano, por Michoacán, Colima, Nayarit y Jalisco, y que llegaría tierra adentro hasta Durango que es parte del Triángulo Dorado por donde dice el gobierno, en otro de sus cuentos distractores, que anda escondiéndose el Chapo que dizque se ‘fugó’ el 11 de julio pasado de la cárcel de Almoloya.

El propio Peña Nieto encabezó la propaganda que duró todo el día del viernes. Incluso dejó de asistir a la ceremonia del Día de Médico. Prefirió ir atizando el temor cifrado en el miedo por un fenómeno que no se había registrado en la Vía Láctea y menos en el Sistema Solar al que pertenece la Tierra. SyFy en pleno. Y él quiso ponerse en primera fila como el comandante en jefe y salvador de los mexicanos. Varios twits que envió el mandatario dan cuenta de la preocupación que metió a la población. Igual que aquel cuento del H1N.

“Ningún huracán de esta magnitud había impactado el Pacífico mexicano #Patricia”, emitido a las 3:28 de la madrugada; “El país enfrenta una amenaza de gran escala. La prioridad del @GobMX es proteger y salvar la vida de los mexicanos #HuracánPatricia”, publicado a la 13:26 horas; “Llamo a las familias a extremar precauciones. Lo más importante, es estar en un lugar seguro #HuracánPatricia”; “#HuracánPatricia ya está en la costa de México. No salgan. Protéjanse y sigan indicaciones de Protección Civil. Estoy al pendiente de Uds” (sic) emitido a las 18:11 horas.

No faltó quienes recordaran aquella fatídica tormenta tropical ‘Manuel’ que causó destrozos en las costas de Acapulco el 13 septiembre de 2013 fenómeno que se convirtió en huracán categoría 1. Ese fenómeno agarró a todo el gabinete en Babilonia; en la baba pues. Se enteraron a destiempo porque andaban ausentes con motivo del ‘puente’ del 15 de septiembre. Aquello fue un desastre que le pegó de frente al turismo de ese estado de la República. Taparon el pozo después del niño ahogado. La ocurrencia que le vendieron a Peña Nieto con ‘Patricia’ por fortuna no cuajó.

Anuncios

Comentarios desactivados en Engañaron a Peña con ‘Patricia’

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.