Enoja indulgencia a Legionarios

PAULINO CÁRDENAS

La indulgencia que acaba de otorgar el Papa Francisco a los Legionarios de Cristo y a su brazo seglar el Movimiento Regnum Christi, ha indignado a las víctimas de los abusos sexuales que cometió contra ellos siendo jóvenes el fundador de esa controvertida congregación, el sa-cerdote Marcial Maciel Degollado.

La polémica congregación mexicana obtuvo esta indulgencia como una estrategia oportunista previa a la visita del Pontífice a México el año próximo, dijo José Barba, una de las víctimas de abuso sexual del sa-cerdote Maciel.

La indulgencia plenaria, solicitada por los mismos Legionarios de Cristo para ‘celebrar dignamente’ el 75 aniversario de su congregación, fue comunicada a través de una nota de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede con fecha 27 de julio de 2015.

“No parece que sea el ejercicio de un perdón, sino más bien una oportunidad que ellos mismos se han conseguido para poner otra vez en el candelero a la Legión de Cristo”, dijo a la agencia France Press, José Barba.

Cuando se creía que Bergoglio emprendería sanciones ejemplares a esa controvertida congregación fundada por el sa-cerdote pederasta Marcial Maciel, fue todo lo contrario, lo cual resultó sorpresivo para muchos.

Barba consideró que los Legionarios se están adelantando a ‘una coyuntura muy importante, que es la próxima visita del Papa a México en 2016. No cree que Francisco acepte una reunión con las víctimas de los abuso sexuales de Maciel y otros sa-cerdotes pederastas.

Aunque Barba advierte que el documento no fue firmado por el Papa Francisco, sino por el titular de la Penitenciaria de la iglesia católica en Roma, dice que a las víctimas de los legionarios no les importa que el pontífice se reúna con ellos durante su estancia en México en 2016. Ninguno lo ha hecho.

Maciel -lo mismo que otros padres de esa congregación- dedicó su vida a violar niños, niñas y jóvenes que estudiaban en escuelas religiosas, y a muchos púberes que iniciaban probar su vocación sacerdotal en seminarios.

Pero también ofrecía sus servicios sexuales a señoras adineradas a cambio de fuertes donaciones de dinero, alhajas y costosos bienes a su Movimiento. Apuesto, de finos modales y labia celestial convencía a las mujeres que se le entregaban invocando el nombre de Jesús; así, el sa-cerdote Maciel recolectaba mucho dinero con la gente rica.

Especialmente escogía a señoras de alcurnia creyentes o fanáticas de la religión católica, a quienes envolvía Maciel para ofrecerles sus favores sexuales en nombre del Señor, otorgándoles al final el perdón de la carne, lo que era suficiente para embelesarlas y conquistarlas. Pero esos favores los cobraba y caro.

Eso le permitía mandar constantemente una buena cantidad de la riqueza que iba acumulando, a la Santa Sede, de lo que le daban cuenta inmediata al Sumo Pontífice en turno, con lo que tenía asegurado el silencio cómplice del Vaticano. Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo, estuvo envuelto en escándalos de abusos sexuales, pederastia y consumo de drogas.

Le atribuyen haber tenido hijos secretos y al menos una esposa, según confesión de su propia hija. Desde mucho antes de morir se venían denunciando los abusos que cometía contra menores cuyos papás les confiaba a sus hijos creyendo que estarían en oración con el padre michoacano nacido en Cotija, Michoacán.

Dos años antes de su muerte que fue en 2008, Maciel recibió la orden del Vaticano de retirarse del ministerio público de su actividad sacerdotal debido a los escándalos sexuales que se hicieron públicos. Sus abusos empezaron a ser detectados desde 1954.

Esa indulgencia del Papa a los Legionarios de Cristo se ha interpretado como una patente de corso para que los abusos sexuales contra menores continúen en nombre del Señor, por parte de sacerdotes pederastas. Contra Maciel Degollado fueron años de denuncias en el Vaticano, y nada. Dentro tenía ‘padrinos’ que lo arropaban incluido los Papas en turno.

El aniversario de la Legión coincidirá con el llamado Jubileo de la Misericordia, que la Iglesia católica celebrará durante todo un año, del próximo 8 de diciembre hasta noviembre de 2016.

Son tiempos de indulgencias, de misericordias y de perdones. En México también está sucediendo con quienes gobiernan y cometen el pecado del robo, del abuso de poder, del tráfico de influencias.

Aunque no es parte del Vaticano, el gobierno tiene a su perdonador de pecados que se llama Virgilio Andrade Martínez. Así es que en México, su gobierno está a tono con la Santa Sede; con el Papa que visitará México el año próximo.

De paso, con esa exoneración a los Legionarios, los sacerdotes pederastas que hay en el país quedan, por extensión, indultados de antemano por el Papa, para que sigan haciendo de las suyas. Al fin que es tiempo de perdones. Y viene el Jubileo.

Como se ve, no solo en nuestro país sino también en el Vaticano priva la Santa Impunidad. Si volviera a resucitar Jesucristo, de seguro que correría a los indignos del Templo de Dios. Pero no, lo mundano es lo que prevalece. Y los pecados son perdonados, por la Iglesia o por el gobierno. ¡Vaya mundo en que vivimos!

Anuncios

Comentarios desactivados en Enoja indulgencia a Legionarios

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.