“Yo no iría a ver a Peña”: AMLO

PAULINO CÁRDENAS

Respecto de la propuesta sobre un proyecto de construcción del nuevo aeropuerto internacional que se pretende construir en Texcoco, estado de México, el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador dijo que una comisión de su partido sería la encargada de presentar la propuesta al Ejecutivo y al Legislativo. “Yo no iría a ver a Peña Nieto” aclaró. Iría una comisión de su partido a solicitar una audiencia ante ambas instancias.

Indicó que su proyecto propone aprovechar las instalaciones existentes del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la Base Militar de Santa Lucía para mejorar el funcionamiento y aprovechar el espacio aéreo. De hecho, agradeció a las Fuerzas Armadas el haber permitido entrar a la Base Militar para hacer este análisis para el proyecto que presentó en el Hotel Hilton Alameda, en el Centro Histórico.

El proyecto del gobierno pudiera ser viable, pero ya se sabe de antemano que primero está la corrupción, por lo que ese proyecto duraría años y años, y al final lo dejarían a medias, pero los dineros se los embolsarían quienes están en ese proyecto. Además, Texcoco qué culpa tiene de soportar una megaobra que afectará a ejidatarios que viven de lo que siembran y cosechan, ya que muchos predios han sido expropiados a la fuerza con el pretexto que son de utilidad pública.

El dos veces candidato presidencial se descartó como interlocutor con la administración peñanietista para defender el plan de Morena. No obstante, afirmó que sólo costaría 63 mil 34 millones 439 mil pesos y que en 30 meses tendría 5 pistas para despegue y aterrizaje de pasajeros y carga. Indicó que el proyecto de Morena significa ahorrar 100 mil millones de pesos, pues el gobierno pretende gastar casi 170 mil millones de pesos.

En su exposición, López Obrador mencionó la posibilidad de aprovechar las instalaciones del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la Base Militar de Santa Lucía para mejorar el funcionamiento y aprovechar el espacio aéreo. De hecho, agradeció a las Fuerzas Armadas el haber permitido entrar a la Base Militar para hacer este análisis.

“Eso lo tenemos que agradecer, que nos dejaran visitar la actual pista de Santa Lucía porque no están conformes, nada más que tienen que actuar con disciplina, pero no están conformes. No es posible que se cierren dos aeropuertos. Y pregunto: ¿Ustedes sabían que se iba cerrar el aeropuerto de la Ciudad de México, pero no la Base Militar de Santa Lucía y que el actual aeropuerto tiene 700 hectáreas y la Base de Santa Lucía tiene 3 mil hectáreas?

Eso no se sabe dijo. Entonces ¿por qué no aprovechar todo ese espacio?”, inquirió. El proyecto que presentó López Obrador fue elaborado por José María Rioboó, experto en estructuras que entre otros proyectos diseñó los segundos pisos del Periférico, y por Sergio Samaniego, especialista en avalúos y geodesia. Ninguno de los dos cobró por elaborar esta propuesta, aseguró el tabasqueño; la finalidad del proyecto de Morena es evitar la construcción del aeropuerto en el municipio de Texcoco, estado de México.

Samaniego presentó el proyecto en una pantalla y rechazó la necesidad de comprar tierras porque son federales. Destacó que se evitarían confrontaciones con los pueblos originarios. Tampoco, añadió, se requiere la estructura de amortiguamiento de inundaciones que implica el proyecto de Texcoco. Incluso, dijo que no se necesitan nuevas vialidades, sino ampliar las existentes.

La comisión encargada de buscar el diálogo estará conformada por la coordinadora de los diputados federales de Morena Rocío Nahle García; el coordinador de los asambleístas César Cravioto; los legisladores federal Delfina Gómez, de Texcoco y José Francisco Vázquez y el presidente municipal electo de Texcoco, Higinio Martínez. El asunto empezará a echar lumbre en unos días.

Este es uno de tantos asuntos con los que Andrés Manuel López Obrador habrá de ir poniendo en la picota de las discusiones al actual gobierno, señalando en todos los casos que es por bien de México. Así será de aquí en adelante, ya que sabe que la mejor defensa es el ataque; conoce perfectamente las intenciones de ‘la mafia del poder’ como llama a la jettatura priísta, que no quiere ver su nombre en las boletas electorales del 2018 y hará todo lo posible porque así sea.

Por eso es que se sigue rumorando que pudiera darse, dentro de la campaña anti-AMLO que ha iniciado el partido en el gobierno, una conspiración en su contra, que sería la única manera de que no estuviera en las boletas electorales como aspirante a la presidencia de la República para el 2018. Dicen que son exageraciones. Pero así decían cuando Luis Donaldo Colosio no hacía caso de que se cuidara, que aceptara tener guardaespaldas. Nunca quiso. Y vino lo de Lomas Taurinas.

Igual anda el tabasqueño, sin tanta parafernalia a su cuidado personal como la tiene ya no se diga Peña Nieto, sino cualquiera de los miembros del gabinete ‘legal’ y algunos del gabinete ampliado, como los que tienen que ver con la seguridad. Será con su seguridad, porque con la de la ciudadanía, cero.

Y si no, que se lo pregunten a quienes en los últimos días y en las últimas horas han sido ultimados o heridos de gravedad por manos criminales que, para justificar su ineficiencia e ineficacia, las autoridades dicen que son ‘hechos aislados’. Tan aislados que suceden a diario. Por todo ello es que López Obrador, con todo y sus defectos, sigue ganando adeptos en el país.

Anuncios

Comentarios desactivados en “Yo no iría a ver a Peña”: AMLO

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.