Muchas naciones en la mira

PAULINO CÁRDENAS

Los grupos terroristas de Isis podrían continuar atacando otras naciones como EU, Israel, Australia, Canadá y Bélgica, Italia, Gran Bretaña y Alemania entre otras naciones aliadas que están en su contra. “Nosotros no empezamos esta guerra” señala el Estado Islámico. Las naciones que nos han atacado “pagarán un precio muy alto” (…) “Lo que viene es peor y más amargo”, advirtieron en un video. Los pobladores de EU y sus aliados “no gozarán de seguridad hasta que los musulmanes vivan seguros”.

Muchos pobladores no creen en esas amenazas, pero millones sí. El Estado Islámico ha hecho un llamamiento a sus milicianos y seguidores para que maten “del modo que sea” a ciudadanos estadounidenses, europeos y de los países que apoyan la coalición militar en su contra en Irak y Siria, al tiempo que ha advertido a estas naciones de que pagarán un “alto precio” por atacarle señala el portavoz del EI, en un comunicado publicado en Internet.

“Atacad a los soldados, patrones y tropas de los tawaghit (los que superan los límites marcados por Alá). Atacad a sus policías, agentes de seguridad y de Inteligencia, así como a sus traidores agentes. Destruid sus camas. Amargadles las vidas y ocupaos de ellos”, ha indicado Abú Muhamad al Adnani, portavoz de Estado Islámico, en un mensaje difundido por el diario digital ‘The Long War Journal’.

“A los americanos y los europeos: el Estado Islámico no ha iniciado la guerra, como sus gobiernos y medios de comunicación quieren hacer creer. Han sido ustedes quienes comenzaron la agresión contra nosotros y, por tanto, son los culpables y pagarán un gran precio. Pagarán el precio cuando sus economías se colapsen”. Y añade:

“Pagarán el precio cuando sus hijos enviados a la guerra contra nosotros vuelvan discapacitados, mutilados, dentro de ataúdes o mentalmente enfermos”, ha asegurado. El portavoz del Estado Islámico ha hecho un llamamiento a los milicianos del grupo para que lo defiendan. “Levantaos y defended nuestro estado desde el lugar en el que estéis”, ha subrayado.

Siria e Irak han tenido como apoyos a Rusia, China e Irán, así como a la organización terrorista Hezbolá compuesta por grupos radicales de Libaneses Chi’is creado en 1982 con el propósito de expulsar la presencia de Israel y de Occidente, del Líbano; establecer un Estado Islámico como el modelo en Irán; destruir a Israel; lograr la toma de Jerusalén y su ocupación bajo el dominio musulmán.

Siria es considerado el centro de operaciones de ISIS y tiene el apoyo de  Rusia, uno de los más importantes proveedores de armas a nivel mundial, ya que la industria de defensa rusa vende armamentos, jets de combate e incluso barcos de guerra. China es otro de los pilares que han mantenido a Siria económicamente a  flote. El país asiático ha sido el tercer mayor importador en Siria, además de que se ha pronunciado por una solución política para el conflicto que se vive en la República Árabe Siria.

El otro aliado, Irán,  ha reconocido a la nación siria como el único país árabe que lo apoyó durante la guerra de ocho años contra Iraq por lo que mantiene su apoyo a dicho país, ya que además de coincidir religiosamente, este país representa la ruta más corta para amenazar a Israel con arsenal de corto alcance. Lo preocupante son los bombardeos de Francia a Siria que podrían continuar esta semana.

Apenas el pasado 10 de noviembre, el presidente ruso Vladimir Putin anunció que su país está en condiciones de enfrentar el desafío respondiendo a la carrera armamentista estadounidense. Esta decisión se anunció apenas tres días antes de que se produjeran por parte de grupos extremistas de ISIS, los atentados terroristas en París, que tuvieron una respuesta casi inmediata por parte de Francia.

Antes de iniciarse la cumbre del G-20 en Turquía, Putin y Barack Obama se reunieron durante 35 minutos a solas, solo acompañados por sus intérpretes, en un punto ciego. Tras bambalinas el mandatario de Rusia le habría entregado un recado a su homólogo norteamericano, de parte del Estado Mayor de Guerra ruso con el que se había reunido previamente. 

El presidente norteamericano Barack Obama propuso a su homólogo ruso Vladimir Putin, una solución política del conflicto, cuando en realidad el conflicto ha sido generado artificialmente desde hace años por la vía de las armas, las cuales han sido proporcionadas a grupos rebeldes sirios por Washington, por Israel, y por Gran Bretaña, para dividir a Siria con la ayuda de Arabia y que sea aniquilado el régimen del presidente de ese país, Bashar al-Assad.

En un discurso ante las dos cámaras del Parlamento reunidas en Versalles, el presidente de Francia, François Hollande, recalcó que su país no pretende contener al Estado Islámico, “sino destruirlo”. Añadió: El crimen contra gente inocente en París “refuerza nuestra determinación; no habrá tregua alguna”, enfatizó, y añadió que durante estas semanas continuarán los ataques de Francia contra el yihadismo en enclaves estratégicos sirios.

El presidente de Francia, reveló que los atentados del pasado viernes fueron planeados en Siria y organizados en Bélgica. Añadió que los organizadores de los atentados tuvieron cómplices en Francia. Anunció que pidió una reunión urgente con el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para aprobar una resolución contra el Estado Islámico (EI).

El problema ahora no solo son los ataques que seguirá realizando Francia contra Siria, sino las amenazas del Estado Islámico contra los aliados en su contra. Cada vez se aleja más un acuerdo de paz; se teme que no tardaría en iniciar la Tercera Guerra Mundial. Parece catastrofismo, pero… Solo hay que ver el ataque del domingo de la masacre francesa que hubo en Siria donde hubo decenas de niños muertos. Habría que recordar, ver o volver a ver, la serie Homeland…

Anuncios

Comentarios desactivados en Muchas naciones en la mira

Archivado bajo 1

Los comentarios están cerrados.