El PRI al banquillo en 2016

PAULINO CÁRDENAS

No es novedad que el PRI ande sudando la gota gorda porque siente que no las trae todas consigo para las elecciones de 2016, ya que teme que los ciudadanos, que están hartos de ese partido, pudieran propinarle un revés electoral en los comicios de junio próximo que habrá en 13 entidades federativas, en donde en 12 de ellas se elegirá gobernador.

Su apuro es que el Instituto Nacional Electoral no le vaya a quitar el registro al Partido Verde Ecologista de México porque ha sido el testaferro electoral priísta, lo que en una de esas podría suceder, por tantas fechorías que han cometido sus dirigentes y todo ha quedado en la vil impunidad.

El propio INE, aunque todo mundo sabe que es un aliado de la mafia del poder -como le llama López Obrador a quienes ostentan por ahora el poder político a nivel federal-, prevé un escenario difícil para esas elecciones, que serán locales no federales.

Existe un riesgo, no solo de inseguridad, sino también de inconformidad social que ponen en riesgo la realización de los comicios, señaló en un mensaje a medios el consejero presidente, el discriminador de indígenas Lorenzo Córdova Vianello.

Aseguró que al igual que en las pasadas elecciones intermedias de junio, “hoy podemos decir que tuvimos un amago que se cernió sobre las elecciones que es una amenaza que no está exorcizada, y que es una responsabilidad de todos atender”.

Indicó que “los problemas siguen ahí y alimentan pulsiones que en el futuro es probable que se vuelvan a cernir contra las elecciones, ahí tenemos ese problema”. Recordó que prevalecen muchas “actitudes antidemocráticas” que siguen permeando en nuestra sociedad.

Por ello hizo un llamado a todos los actores políticos y a la sociedad a asumir su responsabilidad para la organización de los comicios que se habrán de realizar el próximo año en 13 entidades.

Consideró que existe el reto de reivindicar las elecciones como parte de las soluciones, ya que si bien los grandes problemas nacionales no se van a resolver por la vía electoral, sí abren la vía para que pacíficamente se resuelvan.

“No es que la vía electoral sea la única manera en la cual podemos empezar a plantear las soluciones, pero sin elecciones no hay futuro en un contexto democrático”, enfatizó. Habla Córdova como si no estuviera en entredicho la imparcialidad de los comicios.

Todo México sabe que por razones de complicidad manifiesta, el INE, su consejero presidente y un puñado de consejeros de ese instituto, están con el PRI.

Ha quedado más que demostrado con el caso del PVEM, partido el cual, pese a la infinidad de violaciones a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, que debieron ameritar la cancelación de su registro como fue solicitado al INE una y mil veces, solo se ha concretado a aplicarle multas.

Desde hace años que viene sucediendo eso; desde que era Instituto Federal Electoral y su dirigente Arturo Escobar, quien incluso ha sido acusado de delincuente electoral por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), lo que le ha motivado al fiscal electoral, Santiago Nieto Castillo, que la jauría de la mafia del poder se le haya ido a la yugular.

Se les olvida que para eso lo eligieron. Incluso por mayoría casi absoluta, incluido el voto del PRI. Lo que sucede es que tano el Verde como Escobar han realizado un sinfín de fechorías electorales que el INE ni por ahora la Fepade, han podido fincarle responsabilidad penal a quien fue su vocero y que como premio le dieron una senaduría y luego hasta una subsecretaría en Gobernación.

El colmo del cinismo y el valemadrismo. ¿Así es como las autoridades electorales van a actuar en los comicios de 2016, de 2017 en Coahuila, y las federales de 2018 cuando vengan las elecciones en las que deberá elegirse nuevo presidente de la República?

Hay muchas razones por las que hay preocupación en el PRI, en Los Pinos y en el INE, de que existe un riesgo no solo de inseguridad, sino también de inconformidad social que ponen en riesgo la realización de los comicios.

Otra gran razón de que el PRI podría recibir un descalabro en las elecciones 2016 de junio próximo, es por lo que dijo el astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela en el Congreso hace unos días, en donde dijo varias verdades.

“Del lado Ejecutivo, el pregonado derecho a la información administrativa es muy limitado, en la realidad nadie tiene acceso a la lectura de contratos millonarios ultrasecretos”, señaló. También manifestó ante los legisladores:

“La corrupción de políticos y empresarios ha aumentado descarada y escandalosamente (…) Hay mucha simulación. La impunidad está a la orden del día. Por ello, los mexicanos cada vez creemos menos en quienes nos gobiernan.

“Si estos no respetan las leyes que emanan de este sagrado recinto, ¿cómo esperar que los ciudadanos, que sufren de hambre y discriminación, también las respeten? El ejemplo siempre debe venir desde arriba”, lo que retumbó no solo en el Legislativo sino en todo México.

En síntesis, los grandes males son la corrupción e impunidad que propicia el sistema político en manos del PRI. Y ni hablar de la justicia que se aplica a conveniencia, de manera selectiva. En el ámbito electoral lo del PVEM y Arturo Escobar son claros ejemplos.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en El PRI al banquillo en 2016

Archivado bajo El PRI al banquillo en 2016

Los comentarios están cerrados.