Veracruz y su orangután priísta

PAULINO CÁRDENAS

En Veracruz finge com gobernador un orangután priísta. Aplica la ‘ley del garrote’ como en los gorilatos de antaño que con la fuerza de las armas actuaban en Chile, en Argentina y en otros lares centro y sudamericanos. Su nombre es lo de menos. Todo mundo lo conoce. Su más reciente gracia es que ordenó reprimir a un centenar de pensionados y jubilados que por tercer día consecutivo intentaron bloquear diversas calles del centro histórico de Xalapa para exigir a su gobierno el pago de sus prestaciones, retroactivo salarial y sus dos quincenas de diciembre.

El mandatario, de tan mala fama pública y odiado por los veracruzanos, mandó a los elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Estatal a replegar a los manifestantes quienes no pararán de protestar contra esa violación a sus derechos laborales establecidos en la ley, lo que podría acabar de encender la mecha en ese estado, de por sí en un tris de estallar por diversos motivos, entre ellos por la voracidad del gobernantes y por su peculiar estilo gorilesco de gobernar.

En esa entidad federativa subyace un clima de tensión por los abusos del gobierno; por no entregar cuentas claras de dineros del erarios dizque invertidos en eventos deportivos y culturales. El gobernador de Veracruz y su esposa han hecho de la nómina del estado un negocio familiar, incluyendo en ella a parientes cercanos que ostentan puestos de gran relevancia y poder en áreas de comunicación, cultura y finanzas de la entidad.

Hay dinero para eventos de los que no se han entregado cuentas claras, como los llamados “Juegos del Hambre” -los pasados Juegos Centroamericanos del año pasado- que tuvieron un costo de más de 3 mil millones de pesos; las Fiestas de la Candelaria que tuvieron un gasto de 9 millones de pesos; el Carnaval de Veracruz, con un costo unitario de más de 17 millones de pesos, y la Cumbre del Tajín que superó los 45 millones de pesos.

Eso sin tomar en cuenta los despilfarros de la administración estatal que han cobrado fama porque salen de la chistera del ‘mago Duarte’, quien no hay que olvidar que fue secretario de Finanzas de su antecesor ‘y sabe cómo hacerlo’ que es desaparecer recursos o justificar que se gastaron en la compra de bienes y servicios con facturas que luego no aparecen, como lo ha venido señalando la Auditoría Superior de la Federación, que incluso solicitó la PGR su intervención para que aclarara el destino de más de 2 mil 100 millones de pesos del erario federal.

De hecho el diputado federal del PAN, Miguel Ángel Yunes Linares, presentó a finales de octubre pasado en Xalapa, una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el actual gobernador y el anterior, entre otras acusaciones, por el desvío de 9 mil millones de pesos que debieron destinarse a educación durante sus administraciones. La PGR se ha hecho guaje. Y el Congreso por lo consiguiente.

El gober pernicioso es como Arturo Escobar: tiene padrinos de lujo en la mafia del poder. Como se recordará en enero de 2010 detuvieron en el aeropuerto de Toluca a dos empleados del gobierno de Veracruz, por transportar en un avión de la administración estatal, dos maletas con 25 millones de pesos en efectivo.

Se dijo entonces que ese dinero supuestamente estaba destinado a pagar producción publicitaria y promoción de eventos como la Cumbre Tajín, el Carnaval de Veracruz y las Fiestas de la Candelaria. Otra versión habló de que fue para ‘apoyar’ la campaña de Peña Nieto quien desde que era gobernador del estado de México, manifestó su aspiración para llegar a Los Pinos.

Quizá por eso tiene inmunidad presidencial el que manda en Veracruz como orangután sudamericano del siglo pasado. O quien sabe dicen algunos. Porque con eso de la sucesión en la que quería meter las manos -como su antecesor con él, el ahora flamante cónsul en Barcelona- (¡vaya regalazo!), pero los dos que deciden quién va como candidato y quien no va, no quisieron que el gober pernicioso metiera sus manitas en la sucesión. Y se lo hicieron saber a Peña Nieto. Y a Manlio Fabio.

Como se sabe, el año próximo elegirán gobernador de Veracruz cuyo periodo durará dos años para empatar los tiempos con la elección presidencial. Más adelante vendría la selección para los comicios de la gubernatura de seis años. Al parecer ni en una ni en otra quisieron que el gober pernicioso influyera. El mandatario federal viajó a Veracruz para decirle al mandatario -que goza aplicando la ‘ley del garrote’-, que no metiera las manos en el proceso que se avecina.

Tanto el actual como el anterior gobernador de Veracruz han dejado en ruinas el poco prestigio que le quedaba al PRI en la entidad que ha sido tradicional bastión, junto con el estado de México, para allegarle votos al candidato tricolor en elección presidencial. Eso era en los mejores tiempos. Pero ahora, la mafia del poder como le llama López Obrador a los que ostentan el mando político federal, anda en la cuerda floja con miras a las elecciones que se avecinan, en 2016 y en 2018.

La razón es clara: el ‘nuevo’ PRI resultó un fiasco. Cuanto candidato pone y gana, se dedica a saquear al erario estatal y federal y a inventar, como el gober pernicioso de Veracruz, en asuntos que nada le dejan de bueno al estado y que solo son para andar proyectando su figura. Por todo eso, y mucho mas, es que los veracruzanos ya no quieren saber de más priísmo, por más que les quieran dorar la píldora.

Más aún con su aliado, el Partido Verde Ecologista y sus dirigentes, Emilio González a quien todavía apodan el ‘Niño Verde’, con una trayectoria nefasta, y Arturo Escobar, señalado como delincuente electoral por la Fepade por pasarse por aquellos la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales cuantas veces ha querido, defendido por la afamada mafia del poder.

Ojalá alguna instancia internacional anticorrupción decidiera emplazar al gobierno mexicano a retirarle el registro. Tal vez pudiera ser el Consejo Nacional Ciudadano. De no presionar para que eso suceda esa necedad podría ser el Waterloo priísta en 2018… o antes.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Veracruz y su orangután priísta

Archivado bajo Veracruz y su orangután priísta

Los comentarios están cerrados.