Deben contratar a Sean y a Kate

PAULINO CÁRDENAS

Después de haber dado con la guarida del Chapo y haberlo entrevistado, se estima que el destacado actor y director de cine Sean Penn y la notable actriz Kate del Castillo, podrían hacer mejor papel de inteligencia e incluso como investigadores, que el Cisen, la PGR, el Ejército y la Marina juntos.

Lejos de eso, el gobierno ordenó a la PGR ‘investigarlos’ por haber entrevistado en secreto al Chapo Guzmán en México y no haberle avisado a las autoridades la ubicación de su guarida en Sinaloa. La acusación sería por encubrimiento y obstrucción de la justicia. ¡No manchen¡ dirían los jóvenes.

Contrario a ello, algún pícaro sugiere que bajo el hashtag #MiSeanCumplida sean recopiladas firmas a favor de que ambos actores sean no solo premiados sino contratados para investigar y resolver otros casos que el gobierno federal priísta ha dejado en el limbo, como el caso Ayotzinapa.

No es una idea tan loca: después de que ambos actores le hicieron la tarea a quienes dizque tenían la obligación de investigar -gringos y aztecas- en dónde estaba el capo sinaloense, en lugar de quererlos someter a interrogatorios como si fueran delincuentes, el Gobierno debería de extenderles un contrato como expertos en inteligencia e investigadores especiales.

Peña Nieto debería de reconocerle a ambos actores su habilidad para hacer lo que ni la DEA, ni la PGR, ni la ‘inteligencia’ del gobierno, ni el Ejército ni la Marina, juntos, pudieron hacer desde el día que escapó el Chapo del penal de Almoloya. En lugar de hacer corajes sería bueno tenerlos en un nicho para atender asuntos en los que no ha habido capacidad ni eficiencia operativa por parte de los mandos a cargo.

Lo que detonó el hallazgo del Chapo que acabó siendo casuístico fueron los intentos de entrevistar al capo por parte de Sean Penn con la ayuda de la actriz mexicana Kate del Castillo con quien el famoso criminal había tenido contacto hace tiempo. La DEA y Marina siguieron pistas de llamadas de celular, luego de que ambos lograron llegar a la guarida de Guzmán Loera.

Hubo una larga entrevista del actor y director cinematográfico de ocho horas con el Chapo a principios de octubre pasado en un lugar no revelado a donde llegaron después de viajar en avioneta y recorrer agrestes caminos en donde hubo un retén militar que los dejo seguir porque conocían a uno de los guías, supuestamente un hijo del Chapo.

Del lugar tuvieron luego que huir porque helicópteros militares rondaban la zona, y aunque no había forma de descender, por precaución optaron por seguir contactándose, pero de manera distante vía celular. Aunque se tomaron las precauciones debidas, fueron rastreadas algunas llamadas. Y ahí comenzó la búsqueda, que concluyó el pasado viernes en un motel de Los Mochis.

Al saber la noticia de la recaptura del Chapo, la revista Rolling Stone, que tenía los derechos de la entrevista de Penn con el capo, decidió publicarla el sábado, un día después de la reaprehensión. El reportaje le restó impacto al anuncio que hizo Peña Nieto en su cuenta de twitter que comenzaba con la frase aquella de George W. Bush cuando tropas de EU invadieron Irak: ‘Misión cumplida’.

Aunque se dice que en la entrevista hablaron del rodaje de una película, en realidad el contexto fue muy amplio que abarcó la problemática del narco en México y el por qué es un tema inacabable: la corrupción e impunidad son factores. La demanda en el consumo por parte de EU es otro. La tentación de los funcionarios a los cohechos es otro más.

Incluso hay partes del reportaje en la que el Chapo hace declaraciones que han sonado como una afrenta al gobierno de Peña Nieto, pero el mismo capo acotó que él no es gente de pleitos; que no le gusta amarrar navajas, y menos con el gobierno. Declara también que ha querido invertir en la industria petrolera pero que hay limitaciones a esa posibilidades porque su dinero no ha sido obtenido en forma limpia.

Si la propia PGR reconoció que luego de la captura del Chapo, los supuestos planes para filmar una película autobiográfica del capo sirvieron para dar con su captura ¿entonces? ¿No debe ser motivo para el que el gobierno de Peña Nieto lo agradezca?

Una vez que salió a la luz el reportaje en la revista Rolling Stones, el gobierno se indigna y ordena a sus textoservidores atacar a Penn y a Del Castillo, inventándoles cuento y medio. Incluso algunos cuestionaron al actor por entrevistar al capo, sin argumentos de peso y más bien por envidia. Sean logró lo que muchos hubiesen querido: una entrevista con el Chapo.

El actor y director de cine, con la ayuda de la actriz mexicana, hizo lo que logró Julio Scherer García con Ismael ‘El Mayo’ Zambada principal socio y compadre del líder del cártel de Sinaloa -o cártel del Pacífico como lo conocen en EU- Joaquín Guzmán Loera. Scherer fue al infierno a entrevistar al diablo.

Penn presentía: “No tengo la menor duda de que la DEA y el gobierno mexicano están vigilando nuestros movimientos”. Y tal parece que al final -tres meses después- así fue. El hallazgo del Chapo fue meramente circunstancial. Fue una ‘denuncia ciudadana’ la que alertó a los mandos destacados para la búsqueda del Chapo. No hubo ningún trabajo de inteligencia ni ‘arduo’ ni ‘profundo’ como declararon las autoridades mexicanas.

Y lo que publicó la revista Rolling Stone le echó a perder la fiesta a Peña Nieto. Por eso están citando en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada a Sean y a Kate . ¿No será para contratarlos y uno pensando mal?

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Deben contratar a Sean y a Kate

Archivado bajo Deben contratar a Sean y a Kate

Los comentarios están cerrados.