Chong y Videgaray deben irse

PAULINO CÁRDENAS

La vapuleada que desde hace tiempo le han venido dando al presidente Enrique Peña Nieto en los medios extranjeros es por culpa de sus dos principales funcionarios del gabinete, Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Gobernación, y Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, quienes al parecer y pese a todo, siguen siendo sus principales ‘alfiles’ para sucederlo en el 2018.

Pero el clamor popular es que ambos funcionarios deben irse, renunciar. Por dignidad y vergüenza. Porque de insistir en quedarse en el gabinete puede orillar a que las cosas emporen y que quien tenga que dimitir sea su jefe antes de que termine el sexenio. Las presiones de los indignados por esa situación, que son millones en el país y cuyo número va creciendo, puede motivar que suceda lo que nadie cree que pudiera suceder.

Porque son los que han propiciado los dos principales grandes males de esta administración: la inseguridad y la deplorable situación económica en la que se encuentra el país. Si bien hacia dentro el gobierno ha podido neutralizar el golpeteo en contra del mandatario y su gobierno pagando para que no le peguen, fuera del país el asunto es muy diferente. Las principales criticas de los medios extranjeros han sido en los ámbitos en los que son responsables los dos funcionarios.

Uno de los medios internacionales que ha venido criticando de manera insistente a Peña Nieto es el New York Times. El influyente diario norteamericano -cuyo socio mayoritario es Carlos Slim Helú-, señala que el mandatario mexicano le “lava la cara” a las verdades incómodas. Tan negro ve el panorama el NYT que añade que la reputación de Peña no podrá salvarse, ni aún reconociendo los errores de su administración. Y señala punzante:

“Parece bastante probable que será recordado más como un jefe de gobierno que evitó rendir cuentas, que como el líder transformador que muchos mexicanos creyeron haber elegido”, publicó el influyente medio en uno de sus editoriales del pasado lunes 4.

El periódico criticó las irregularidades en las investigaciones de la fuga de una prisión de máxima seguridad del narcotraficante Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán; la investigación sobre la ‘Casa Blanca’ y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Por su parte el diario británico The Financial Times, apuntó en su editorial de este miércoles que la recaptura del Chapo no va a hacer mucho para reducir la inseguridad en México. Subraya que a diferencia de la aprehensión del capo el año pasado, el presidente Peña Nieto “tiene esta vez tragado el orgullo nacionalista para permitir la extradición del señor Guzmán a Estados Unidos”.

La inseguridad en México, apunta, tiene muchas causas profundas. “Está alimentada por las armas que provienen de Estados Unidos y la demanda de drogas ilícitas. Sin embargo, su causa más importante es la corrupción y la impunidad que prevalecen en el país.

Son éstas las que hacen posible las operaciones de los cárteles criminales como el de Guzmán Loera. Señala que sus negocios se extienden más allá del narcotráfico e incluyen la extorsión, el secuestro, la trata de personas, el robo de petróleo y el envío masivo de hierro de contrabando a Asia.

“Mientras el estado de derecho en México siga siendo débil, tales operaciones continuarán floreciendo. Corregir esto es la verdadera misión que México debe lograr”, sostiene el diario británico. Y califica de ingenuo al Ejecutivo mexicano “al alardear una ‘misión cumplida’ cuando Guzmán Loera fue capturado.

Afirmó el diario británico que su último arresto “hará poco para detener el tráfico de drogas”. Mencionó que es probable que se haga poco daño a las operaciones del cártel de Sinaloa, ya que durante la estadía del Chapo en el Altiplano, antes de su segundo escape, las actividades del grupo criminal no se inmutaron.

Destaca, asimismo, que las reformas judiciales y policiales fueron prometidas por el presidente Peña Nieto hace años, “pero nunca tuvieron la misma prioridad que su gobierno dio a las medidas de más alto perfil”, tales como la histórica liberalización del sector energético o incluso la captura del Chapo. Todo lo anterior es del resorte de Osorio Chong.

Pero el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, no canta mal las rancheras. Desde el comienzo de la administración peñanietista no le ha atinado a ninguno de sus pronósticos y proyecciones de crecimiento. Ha sido, pues, igual que Osorio Chong, un fracaso como funcionario público. Son varios los dramas que Videgaray trae a cuestas y que también han sido motivo de críticas en medios extranjeros:

La caída en los ingresos petroleros, la imparable devaluación del peso frente al dólar, la salida de capitales, la carestía generalizada, el drama del estancamiento-país por el panorama tan complicado para México que traerá por consecuencia al menos otro megarecorte este año que acarreará el cierre de muchas empresas y el despido de empleados tanto del gobierno como de la iniciativa privada.

Además, el alza de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos motivará, entre otras cosas, el aumento en el costo del servicio de la deuda que en tres años el actual gobierno federal ha rebasado el récord histórico y que sin duda seguirá incrementándose de aquí al final del sexenio.

Con toda esa pesada carga Peña Nieto emprenderá una gira a partir de mañana a tierras árabes, para luego llegar a Davos el miércoles y participar en el Foro Económico Mundial en donde todavía el año pasado exaltó las supuestas bondades de sus reformas estructurales en ese. Habrá que ver con qué sale esta vez.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en Chong y Videgaray deben irse

Archivado bajo Chong y Videgaray deben irse

Los comentarios están cerrados.