¿Moreira vinculado a Los Zetas?

PAULINO CÁRDENAS

Escándalo a la vista. Si es verdad que Humberto Moreira tuvo vínculos con el cártel de Los Zetas durante su mandato como gobernador de Coahuila, y quizá desde que fue alcalde de Saltillo, podrían quedar involucrados algunos políticos del Partido Revolucionario Institucional que figuraban en ese entonces como piezas fundamentales de la política mexicana y que al menos uno de ellos hoy es figura nacional.

La Justicia española investiga esos posibles vínculos y debe tener indicios bastante cercanos a la realidad desde el momento en que se filtró la noticia en el diario local digital El Español, de que los investigadores buscan las pruebas que demostrarían que el también ex presidente del PRI era un “subordinado” de Los Zetas. Eso implicaría un escándalo que involucraría a varias figuras políticas de renombre.

Como se sabe, Moreira fue detenido el viernes pasado en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, cuando llegaba procedente de México. Es acusado de los delitos de lavado de dinero supuestamente procedentes del narco, y por triangulación de fondos a través de cuentas bancarias en EU y España que comenzaron a indagar en esos dos países.

Según fuentes citadas por el diario local digital El Español, la razón por la que Los Zetas mataron en 2012 a su hijo José Eduardo Moreira, de 25 años, fue porque el ex gobernador de Coahuila “estaba moviendo dinero” sin el control de la organización criminal. Por traición pues.

Hoy viernes Moreira debe declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien tiene en sus manos la decisión de mantener en prisión al ex dirigente priista y ex gobernador de Coahuila, o dejarlo en libertad.

Hasta ahora los investigadores tienen ubicadas transferencias de hasta 200 mil euros que Moreira habría blanqueado en España, refiere el diario digital local. No obstante sus fuentes señalan que pese a los indicios de su relación con el grupo criminal, en este caso la operación de blanqueo, pudo ser para su propio beneficio.

La investigación contra Moreira inició tras una comunicación de autoridades estadunidenses según la cual un dirigente político mexicano podía estar blanqueando dinero en España.

El 30 de abril del año pasado el diario español informó que la Corte de San Antonio anunció un proceso contra el empresario Rolando González-Treviño, acusado por transferir fondos de cuentas del gobierno de Coahuila, cuando Moreira era gobernador.

El empresario pactó con la fiscalía estadunidense y se declaró culpable. En su confesión, señaló a Moreira como máximo responsable del saqueo público. Ahí comenzó el primer capitulo del infierno que comenzará a vivir el ex dirigente nacional del PRI.

Como publicamos en este espacio hace dos días bajo el título ‘Moreira quería ser Presidente’, fue la maestra Elba Esther Gordillo la que, con su entonces inaudito poder político que tenía, ayudó con sus huestes magisteriales para que Moreira, profesor también, ganara la alcaldía de Saltillo y luego la gubernatura de Coahuila.

Como gobernador saqueó las arcas e hipotecó al estado dejando una deuda monumental a quien sería su sucesor, que al final las misma maestra ayudó a que fuera su hermano Rubén Moreira. Su ambición llevó a Humberto pedirle a la maestra que lo ayudara para ser presidente de México en el 2012.

Pero en Toluca había planes diferentes. Ya tenían a su candidato, que era el gobernador Enrique Peña Nieto. La maestra medió para evitar un conflicto interno entre priístas. La dirigente del partido Beatriz Paredes Rangel, estaba por concluir su mandato. Y la dirigente magisterial le propuso al grupo Atlacomulco tratar de convencer a Moreira de dejarle el paso a Peña Nieto, y nombrarlo a él dirigente del PRI. A Moreira lo lanzarían para el 2018.

Se aceptó la propuesta de Elba Esther y mientras en una posada que organizó el gobierno del estado de México se daba a conocer que Moreira sería el nuevo dirigente del PRI, en Saltillo, en una cena, cuyo anfitrión fue Humberto Moreira, se hacía el ‘destape’ simultáneamente del gobernador de Coahuila.

Los presentes en el ‘destape’ del nuevo dirigente del PRI fueron los gobernadores de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz; de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores; de Colima, Mario Anguiano Moreno; de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong y de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla.

Y al cónclave se incorporó la maestra y madrina política de Moreira, Elba Esther Gordillo, quien de manera sigilosa había hecho el arreglo con el PRI, lo que sorprendió al mandatario panista Felipe Calderón quien preguntaba ¿Por qué Moreira que era un diablo si con Beatriz Paredes la llevaba muy bien?

Resulta obvio que a la influyente dirigente magisterial algo le negaron en Los Pinos, y por eso prefirió ayudar a Enrique Peña Nieto, aunque después, al llegar a la presidencia de la Republica, la encarceló ¿Por qué la encarceló? ¿De veras fue por oponerse a la reforma educativa? Pero esa es otra historia.

Por lo pronto, si se corrobora que Humberto Moreira estaba “subordinado” a Los Zetas durante su mandato en el gobierno de Coahuila y alguna traición cometió, -por lo que habrían ejecutado a su hijo mayor por lo tuvo que huir de México y refugiarse en Barcelona con su esposa y sus dos hijas-, el escándalo sería mayúsculo. E insistimos:

Si la Policía española en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción, llegan a confirmar que Moreira tenía vínculos estrechos con el cártel de Los Zetas, el escándalo podría alcanzar a salpicar al presidente Enrique Peña Nieto a quien, se afirma, el coahuilense ayudó con recursos para su campaña rumbo a Los Pinos.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

 

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Moreira vinculado a Los Zetas?

Archivado bajo ¿Moreira vinculado a Los Zetas?

Los comentarios están cerrados.