¿Más diligencias contra Moreira?

PAULINO CÁRDENAS

Que se sepa en México no hay ninguna investigación contra Humberto Moreira. Pero hay indicios de que en España la Fiscalía Anticorrupción estaría solicitando nuevas diligencias al Juzgado de la Audiencia Nacional que lo investiga por presuntos delitos de blanqueo de capitales e integración en banda criminal, de acuerdo con fuentes judiciales. El pasado miércoles por la noche regresó sorpresivamente a México, luego de que le fue decretada la libertad provisional.

¿Por qué la Fiscalía Anticorrupción de España no apeló la libertad del político mexicano? Se dice que no apeló la libertad del ex gobernador de Coahuila y ex presidente del PRI porque, según las mismas fuentes judiciales, se hubiera facilitado que el investigado conociera otros aspectos de la causa que se guardan en secreto y que tiene que ver con otras personas vinculadas, lo cual ya es materia de nuevas investigaciones, trascendió ayer por la noche.

La detención de Moreira en el aeropuerto de Barajas fue a petición de las autoridades de Estados Unidos, donde se le investiga por esos delitos durante su paso como gobernador de Coahuila. La orden de aprehensión en contra del ex presidente del PRI fue girada por el juez Santiago Pedraz. Pero sorpresivamente el mismo juez decretó  la libertad provisional del político. Se sabe que para ello intervino el influyente ex magistrado Baltasar Garzón con quien Moreira había trabado amistad en México desde que el coahuilense era dirigente del PRI.

Su precipitada salida en secreto de España se dice que no alterará el curso de la investigación ni las actuaciones judiciales que llevará a cabo la Audiencia Nacional de España, según confirmaron fuentes de la Fiscalía de ese país. Por lo pronto en México no tiene de qué preocuparse ya que aquí tiene impunidad garantizada por la mafia del poder. Hay órdenes de que se le trate con respeto y con cariño.

Desde que pisó tierra mexicana quedó protegido por el sagrado manto de la impunidad priísta, y hasta podría ocupar un cargo público o de elección popular. Se dice que Peña Nieto le debe dos a Moreira. Se afirma que por eso el silencio cómplice. Aunque en México ha sido investigado por fraude y lavado de dinero, nunca ha sido encontrado culpable. De eso se jacta el ex gobernador de Coahuila.

Su ex tesorero, Héctor Javier Villarreal Hernández, se declaró culpable hace 3 años ante una Corte de los Estados Unidos por los delitos de lavado de dinero y conspiración. Y algunos secretos habría contado que las indagatorias siguieron. Sin embargo, a su regreso al país Moreira afirmó que no le han podido demostrar acusaciones ni en México ni en España. Pero en EU siguen indagando.

Moreira ha sido señalado de desfalcar las arcas del estado de Coahuila donde dejó una deuda multimillonaria de más de 34 mil millones de pesos como gobernador, cuando que al llegar la deuda estatal era de apenas 323 millones de pesos. Se ha sabido que apoyó la campaña de Peña Nieto desde que el mexiquense andaba en campaña, pese a que el ‘profesor’ quería lanzarse como candidato a la Presidencia con la ayuda de su madrina política, la maestra Elba Esther Gordillo.

La dirigente magisterial, tan influyente en ese entonces, lo ayudó con sus huestes primero a ser alcalde de Saltillo, y después gobernador de Coahuila. Ya encarrerado el ratón y con muchos recursos, quería lanzarse a ser candidato de su partido para la Presidencia de la República con la ayuda de la maestra. (Ver Escaparate, “Moreira quería ser Presidente” enero 20, 2016).

Pero el grupo Atlacomulco tenía ya a su prospecto para la ‘grande’ que era Peña Nieto. La Gordillo, quien ya había renunciado al PRI y había formado su propio partido, el Panal, andaba decepcionada del entonces presidente Felipe Calderón por algo que no le cumplió y de quien se alejó. Optó por hacerle la valona al priísmo, por lo que convenció a Moreira de esperar su turno para el 2018 y a cambio le propuso lanzarlo como dirigente del PRI.

Y así fue la negociación con los que querían a Peña en Los Pinos. Ya ungido como dirigente del PRI, Moreira exaltó a Peña como ‘la mejor opción’ partidista y lo apoyó ‘con todo’ hasta que fue elegido como abanderado del partido tricolor para alcanzar la presidencia de la República en el 2012. Peña Nieto tenía el apoyo nada más y nada menos que de Televisa.

Se dice que Peña le debería dos a Moreira: Una, porque le cedió el paso para que fuera presidente de México en el 2012. Y otra, porque le ayudó en su campaña con recursos para proyectar su imagen en todos los medios -además del Canal de la Estrellas-, sin el menor recato. Pero como dirigente del PRI duró poco.

Tuvo que renunciar porque el escándalo de la deuda que había dejado en Coahuila iba subiendo de tono. El asunto se comenzó a complicar más porque empezó a trascender que para justificar supuestas erogaciones de recursos estatales e incluso federales, se utilizaron facturas falsas. Eso obligó a que dimitiera para no contaminar el avance de Peña Nieto rumbo a Los Pinos.

Ese ‘hoy por mí, mañana por ti’ parece empezar a darse ahora, después de la detención de Humberto Moreira en España. Cobijado por el sagrado manto de la impunidad el ex dirigente del PRI no deberá preocuparse en México en donde no hay acusaciones en su contra. Habrá que esperar el curso que tomen las nuevas investigaciones que se llevan a cabo en España en su contra, con nuevos datos.

Por lo pronto anda feliz en México en donde fue recibido por su familia y gente del pueblo que alzó cartulinas acusándolo del desfalco del erario en Coahuila y con gritos de ¡Ratero! Tuvo que ser custodiado por policías para salir de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Manifestó que buscará un cargo público. Y tal vez acabe siendo el ‘tapado’ que andaba buscando Peña para ungirlo como su sucesor por el PRI en 2018, como se dice que era el plan original.

paulinocardenas.wordpress.com

@Paulinocomenta

Anuncios

Comentarios desactivados en ¿Más diligencias contra Moreira?

Archivado bajo Más diligencias contra Moreira

Los comentarios están cerrados.